Fue sentenciado por el delito de secuestro (Foto: EFE)
Fue sentenciado por el delito de secuestro (Foto: EFE)

El narcotraficante Servando Gómez Martínez "La Tuta", fundador y líder del Cártel de Los Caballeros Templarios, fue sentenciado a 55 años de prisión por el secuestro de un empresario, informó este lunes la Fiscalía General del estado de Michoacán.

Las autoridades confirmaron que el Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE) condenó a "La Tuta" por un secuestro que se llevó a cabo en Uruapan, en agosto de 2011.

Según informaron, se acreditó "su plena responsabilidad en el secuestro", pues el capo fue hallado culpable de haber ordenado el crimen, aunque después la víctima fue rescatado sana y salva por la Fiscalía General del Estado.

Actualmente, Gómez Martínez se encuentra recluido en el penal federal de máxima seguridad de El Altiplano, en el Estado de México, donde se enfrenta a procesos judiciales por los delitos de delincuencia organizada y narcotráfico. 

"La Tuta" fue capturado el 27 de febrero de 2015 en un barrio pobre de Morelia, por un grupo especial de la Policía Federal y del Ejército que le siguió la pista desde mayo de 2013, cuando las autoridades iniciaron una ofensiva contra los grupos de narcotráfico que operaban en el estado.

Por todos esos años, Servando Gómez fue uno de los delincuentes más buscados en el país, pues fue acusado por la extinta Procuraduría General de la República (PGR) de ser uno de los fundadores de La Familia Michoacana (2004), que después dio paso al grupo de Los Caballeros Templarios.

De acuerdo con las autoridades, con ese cártel "La Tuta" controlaba la producción y tráfico de drogas, extorsiones, secuestros y homicidios.

“La Tuta” comenzó en el narcotráfico en 2001. Antes, se desempeñaba como profesor (Foto: Especial)
“La Tuta” comenzó en el narcotráfico en 2001. Antes, se desempeñaba como profesor (Foto: Especial)

A Servando Gómez se le vinculó con la cúpula de poder del estado de Michoacán. En julio de 2014, un video capturó una conversación que tuvieron el líder de Los Caballeros Templarios y Rodrigo Vallejo Mora, hijo del ex gobernador del estado.

Otro político que fue vinculado a este narcotraficante e incluso pasó cuatro años en prisión, fue el gobernador interino, Jesús Reyna García.

"La Tuta" o "El Profe", como también se conoce, nació el 6 de febrero de 1966 en Arteaga, Michoacán. Antes de dedicarse a la actividad delictiva, se recibió de maestro y trabajó como profesor de primaria.

Su salto a las actividades delictivas es misterioso y poco claro. En su libro Historia del narcotráfico en México (2013), Guillermo Valdés, ex director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) afirma que su incursión se remonta a 2001.

“La Tuta” permitió que La Familia Michoacana cobrara poder en otros estados del país (Foto: Archivo)
“La Tuta” permitió que La Familia Michoacana cobrara poder en otros estados del país (Foto: Archivo)

Ese año "La Tuta", "El Chayo", y otros líderes regionales como Enrique Plancarte Solís "El Kike" y Jesús Méndez Vargas "El Chango" fundaron el grupo criminal de "La Empresa", que en sus primeros años operó en alianza con el Cartel del Golfo.

La Empresa rompió con sus socios en 2006 y en ese momento cambió su nombre por "La Familia Michoacana" y se alió con el Cártel de Sinaloa para expulsar a Los Zetas de su región.

Guillermo Valdés afirma que "La Tuta" fue clave para posicionar a "La Familia" en el territorio michoacano por su experiencia previa como maestro en comunidades rurales del estado.

De la mano de este personaje, el poder y presencia del cártel se extendió de Michoacán hacia el Estado de México, Baja California, Tamaulipas, Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Colima, Querétaro y Chiapas.