Según los propietarios de los canes, fueron amenazados con llevar a los perros al antirrábico (Video: Facebook @PeludosDesamparados)

Indignación, burlas y mucha polémica. Eso es lo que ha generado un video viral que un hombre grabó para denunciar que habían detenido a su esposa y a sus dos perros por jugar en una fuente de Ciudad de México.

La pareja paseaba a sus mascotas en la plaza Río de Janeiro, en la colonia Roma, cuando uno de los canes, de raza golden, se escapó y corrió a la fuente a mojarse. Al verlo, dos agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se acercaron y arrestaron a la mujer por infringir el artículo 24 de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, fracción II, que protege la "tranquilidad de las personas".

Tanto la mujer como los dos perros tuvieron que subir al coche patrulla para ser trasladados a la comisaría de la delegación Cuauhtémoc. El hombre pidió a los agentes que le dejaran a sus mascotas, pero ellos le respondieron que llevarían a los canes al antirrábico, según explicó en Facebook.

"Hola gente de Facebook para que vean nada más y compartan este video, aquí con el policía Lara. Nos quieren llevar porque su perro se le soltó y se le metió a la fuente sin querer. Ellos nos quieren llevar sin ni siquiera darnos una advertencia como suele pasar en este caso", dijo en el video el esposo de la detenida.

Según sus propietarios, el golden se soltó y corrió a jugar a la fuente por el calor que ha hecho en la ciudad estos días (Foto: Facebook @PeludosDesamparados)
Según sus propietarios, el golden se soltó y corrió a jugar a la fuente por el calor que ha hecho en la ciudad estos días (Foto: Facebook @PeludosDesamparados)

Además, cuando quiso subirse con su mujer a la patrulla, le dijeron que el auto policial no era un servicio de "taxi", y que sólo podía viajar la persona que había cometido la falta.

La mujer permaneció trece horas sin derecho a fianza en el Torito, nombre con el que se conoce al Centro de Sanciones Administrativas y de Integración Social. La jueza no le permitió abonar una multa de 1.900 pesos para salir en libertad.

Su esposo denunció que hasta pasadas tres horas no le devolvieron a sus mascotas. Explicó que los querían llevar al antirrábico porque uno de los canes "se le quedó viendo al policía", y que como no le dejaba de mirar les habían dicho que "iban a detonar al animal" porque "era una amenaza para su integridad física".

El video generó todo tipo de comentarios en redes sociales, desde personas que apoyaban a la pareja y pensaban que no merecían recibir ese trato solamente por cometer una falta menor, hasta usuarios que opinaban que eran autores de un delito y que era justo que les sancionaran.

Según el artículo 24 de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, fracción II "poseer animales sin adoptar las medidas de higiene necesarias que impidan hedores o la presencia de plagas que ocasiones cualquier molestia a los vecinos" es motivo de sanción.

Las fracciones establecidas en tales casos se castigan con una "multa por el equivalente de 1 a 10 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México Vigente" o con un arresto "de entre 6 a 12 horas".