El CJNG le quitó territorio a Los Zetas en Veracruz, según reportes (Foto: Cuartoscuro)
El CJNG le quitó territorio a Los Zetas en Veracruz, según reportes (Foto: Cuartoscuro)

La noche del viernes varios encapuchados irrumpieron en un salón de fiestas en el municipio de Minatitlán. La gente comía, bebía y un grupo de mujeres bailaban en la pista cuando los encapuchados "llegaron disparando contra todos". El saldo fue de 14 muertos.

"A los que estaban agachados les decían que voltearan a ver, y a los muertos les volvían a disparar, te decían que los miraras, lo hacías y te gritaban que voltearas, fue algo espantoso, horrible, nunca en mi vida había visto tanto odio, tanta maldad en los corazones de los hombres, que Dios los perdone, pero que la justicia del hombre haga su trabajo", narró una de las personas que presenciaron la masacre, considerada como una de las peores que se recuerden en Veracruz.

Jorge Winckler, titular de la Fiscalía General del Estado, dijo que posiblemente se trató de una venganza entre dos grupos delictivos que pelean por el control de la venta de drogas (células de Los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación).

Fuerzas federales y estatales lanzaron un operativo de búsqueda de los responsables mediante puestos de revisión y filtros de seguridad en puntos aledaños al lugar (Foto: Archivo)
Fuerzas federales y estatales lanzaron un operativo de búsqueda de los responsables mediante puestos de revisión y filtros de seguridad en puntos aledaños al lugar (Foto: Archivo)

En enero de 2019, con apenas mes y medio en el cargo, el gobernador de la entidad, Cuitláhuac García Jiménez, utilizó los foros de la Guardia Nacional para sincerarse sobre la situación que actualmente se vive en Veracruz.

"La realidad es que somos zona de trasiego de droga y no tenemos capacidad operativa para combatir el narcotráfico", admitió en una audiencia pública realizada en el palacio legislativo de San Lázaro.

García Jiménez aceptó algo que ya se percibía desde hace tiempo: Veracruz ya no le pertenece a las autoridades. Pero también dijo que eran seis organizaciones, específicamente, las responsables.

Aunque no los mencionó por su nombre, se refería al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), los Zetas, Sangre Nueva Grupo Zeta, Grupo Sombra, Cártel del Noreste y Cártel del Siglo.

Familiares de las víctimas observan, desde el cordón policial, hacia el sitio donde un grupo armado ingreso a una fiesta y asesinó a 13 personas (Foto: EFE)
Familiares de las víctimas observan, desde el cordón policial, hacia el sitio donde un grupo armado ingreso a una fiesta y asesinó a 13 personas (Foto: EFE)

Un ejemplo de esta incapacidad para detener la violencia, admitida incluso por los mismos gobernantes, quedó demostrado en marzo pasado, cuando el CJNG quemó varios vehículos y tráileres en la carretera Córdoba-Veracruz.

Aquellos actos vandálicos alarmaron a la población en los cuatro días que duraron. Según explicó el CJNG en mantas que aparecieron colgadas por todo el estado, el motivo fue la supuesta ejecución extrajudicial de tres de sus miembros en Misantla y el decomiso de dos de sus propiedades en Veracruz.

Con aquel operativo policial, encabezado por el titular de la SSP, Hugo Gutiérrez, y el director general de la Fuerza Civil (FC), Jorge Luis Pescador Tirado, las autoridades terminaron encendiendo los ánimos de la organización criminal y en los días siguientes la venganza se materializó en dos ataques contra las comandancias policíacas de Tierra Blanca y Jaltipán.

De esta manera los criminales demostraron ser más temerarios, y la policía menos eficaz. Aquellas mantas colgadas por miembros del CJNG tenían escrita una contundente advertencia: "Pónganse bien vergas, porque nos vamos a morir muchos".

En 140 días del gobierno de Cuitláhuac García han ocurrido más de 700 homicidios dolosos, de acuerdo con cifras oficiales de la Fiscalía General del Estado. Un promedio de casi 5 asesinatos por día.

Tan solo en la estadística delincuencial del 1 al 7 de abril, en Veracruz hubo 43 homicidios, siete secuestros, 112 robos de vehículos, 142 robos a comercio, entre otros delitos.

La guerra entre el CJNG y los Zetas en Veracruz

Los ataques que tuvieron en vilo al municipio de Torre Blanca (Foto: Archivo)
Los ataques que tuvieron en vilo al municipio de Torre Blanca (Foto: Archivo)

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) empezó a germinar en 2010 como resultado de una serie de muertes, capturas y luchas con cárteles más antiguos; principalmente el de Sinaloa y el Cártel del Milenio.

Después de consolidarse como nueva organización criminal, una de las primera misiones que el cártel se impuso fue combatir a Los Zetas en el estado de Veracruz, un territorio que habían dominado por largo tiempo

Lo hizo a través de la creación de Los Matazetas, a quienes varios expertos describen como un equivalente del CJNG o una célula especial de la organización.

Este grupo reclamó la autoría de la masacre de 35 personas en Veracruz en 2011, y un mes después las autoridades descubrieron los cuerpos de otras 30 presuntas víctimas de Los Matazetas.

A partir de ese momento se desataron una serie de conflictos entre ambas organizaciones que continua hasta el día de hoy. Las dos buscan apoderarse del los puertos del Pacífico mexicano y el Golfo de México; clave en la producción de drogas sintéticas.

Según reportes de las autoridades, en la actualidad el CJNG controla cerca de 212 municipios en el territorio veracruzano (aproximadamente el 70 por ciento), mientras que el remanente de los Zetas controla algunas regiones del sur de la entidad y de la zona montañosa.