Estados Unidos se comprometió a establecer una asociación con los países que albergan los grandes bosques del mundo

Washington remarcó la importancia de proteger los pulmones ecológicos del planeta para la regulación del clima

Vista general de un área selvática en la Amazonia, en Brasil (Foto: EFE/ Marcelo Sayão)
Vista general de un área selvática en la Amazonia, en Brasil (Foto: EFE/ Marcelo Sayão)

Estados Unidos se comprometió a establecer una asociación con los países que albergan los grandes bosques del mundo, como la Amazonia, para proteger esos entornos esenciales para la regulación del clima, según lo declarado este lunes en Congo por un enviado del gobierno norteamericano.

“El gobierno estadounidense se compromete a trabajar con los países que albergan [los] bosques importantes”, anunció este lunes ante la prensa Jonathan Pershing, enviado especial adjunto para el clima del presidente estadounidense, Joe Biden, en Brazzaville, capital de Congo.

Pershing mencionó la Amazonia, Indonesia y la Cuenca del Congo, reconocido como el segundo pulmón ecológico del planeta con sus 220 millones de hectáreas de bosques, el 57% de los cuales se encuentran en República Democrática del Congo y, el 10%, en Congo.

“Aquí, en la cuenca del Congo, hay que asegurarse de que no nos dirigimos hacia la deforestación masiva. Porque aquí, el bosque representa un tesoro”, subrayó Pershing.

Jonathan Pershing  (Foto: REUTERS/Jim Bourg)
Jonathan Pershing (Foto: REUTERS/Jim Bourg)

En un comunicado, la embajada estadounidense lamentó la deforestación en la Amazonia. “Es imperativo para el futuro de nuestro planeta que no permitamos que lo mismo ocurra en el Congo”, comentó la legación.

Antes de Brazzaville, Pershing había visitado Sudáfrica y Namibia. El lunes a última hora de la tarde llegó a Kinshasa, capital de República Democrática del Congo y, desde allí, debía viajar Dakar (Senegal), última etapa de su gira.

Por su parte, según los resultados de una auditoría del Tribunal de Cuentas europeo publicada este lunes, Bruselas no adoptó entre 2014 y 2020 medidas lo bastante “contundentes” para proteger los bosques europeos, sumideros de carbono que ayudan a reducir los efectos del cambio climático.

En particular, se podría hacer más para combatir la tala ilegal y mejorar la orientación de las medidas forestales de desarrollo rural hacia la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático, indica el informe.

Los auditores han estudiado en particular el impacto de la estrategia forestal de la UE para 2014-2020 y de las principales políticas europeas en este ámbito.

La Amazonia perdió un área equivalente a Chile en 36 años (EFE/Joédson Alves)
La Amazonia perdió un área equivalente a Chile en 36 años (EFE/Joédson Alves)

Según señalan, aunque la masa forestal de la UE ha aumentado en los últimos 30 años, el estado de los bosques está deteriorándose.

Las políticas sobre biodiversidad y cambio climático, tienen “un impacto limitado”, consideran los auditores, que critican también que la financiación europea destinada a las zonas forestales sea “mucho menor que la destinada a la agricultura, pese a que la superficie cubierta por los bosques y la destinada a la agricultura son casi iguales”.

Los fondos europeos que se destinan a la silvicultura representan menos del 1% del presupuesto de la PAC, y se centran en el apoyo a las medidas de conservación y las ayudas a la plantación y restauración de bosques.

(Con información de AFP y EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR