El elenco de “El diablo viste a la moda” reveló secretos de la exitosa película a 15 años de su estreno

Anne Hathaway consiguió el papel principal gracias al desinterés de Rachel McAdams, que rechazó tres veces el protagónico. Y Meryl Streep sufrió su papel de la tiránica editora Miranda Priestly

El elenco de "El diablo viste a la moda" se reunió a 15 años del estreno de la película dirigida por David Frankel
El elenco de "El diablo viste a la moda" se reunió a 15 años del estreno de la película dirigida por David Frankel

Para un especial de la revista Entertainment Weekly para conmemorar el 15° aniversario del estreno “El Diablo viste a la moda”, sus protagonistas Meryl Streep, Anne Hathaway, Emily Blunt, Stanley Tucci y otros actores se reunieron vía Zoom y hablaron un poco sobre la icónica película y revelaron algunos detalles que se desconocían sobre el exitoso filme.

En diálogo con la publicación, los actores señalaron que Nate, el personaje interpretado por Adrian Grenier, es el verdadero villano de la historia. Hay que recordar que Grenier es un chef que deja a Andy (Hathaway) porque siente que ella está muy enfocada en su trabajo.

Grenier reconoció que no se dio cuenta que su personaje no era tan bueno como él pensaba durante el rodaje de la producción, que se estrenó en 2006. “Debo admitir que no vi algunas de las sutilezas y los matices de este personaje y lo que representaba en la película hasta que la sabiduría de las masas se puso en línea y comenzó a presionar contra el personaje. No se me había ocurrido hasta que empecé a pensar realmente en ello, y tal vez fue porque yo era tan inmaduro como Nate en ese momento”, reflexionó.

La guionista Aline Brosh McKenna, por otro parte, contó que la película iba a tener originalmente un final diferente, “más convencional” en el que se vería a la pareja huir juntos hacia el atardecer, en lugar de la escena más abierta que finalmente se vio.

Para las escenas de la cintura para arriba, las actrices combinaban su looks súper glamourosos con botas UGGs para permanecer cómodas. Mientras que Anne Hathaway corría en tacones por todos lados porque la ayudaban a mantener una buena postura.

Una secuela no está en los planes del director ni de los protagonistas. El director argumentó que no tendría caso porque la historia ya está contada y en realidad no hay nada más que agregar. Pero también dijeron “nunca digas nunca”.

Escena de "El diablo viste a la moda"
Escena de "El diablo viste a la moda"

También se confirmó que Anne Hathaway estuvo muy lejos de ser considerada realmente para el papel de Andy Sachs, la periodista que es contratada como asistente de la tiránica editora Miranda Priestly, interpretada por Meryl Streep. Aunque a día de hoy cueste imaginar a otra actriz en el rol, Hathaway estaba última en la lista.

20th Century Fox deseaba a una actriz de prestigio, y la carrera de Hathaway no les parecía que diera el perfil. Le ofrecieron el papel a Scarlett Johansson, Natalie Portman, Kate Hudson, Kirsten Dunst y, muy especialmente, a Rachel McAdams.

Mientras que un millón de actrices habrían matado por el papel de Andy Sachs en la taquillera “El diablo se viste a la moda”, el director de la película, David Frankel, reveló que McAdams no tenía ningún interés y rechazó el papel principal en tres oportunidades para que el estudio se diera por vencido. “Estaban decididos a que fuera ella; y ella estaba decidida a no interpretar el papel”, aseguró Frankel.

Incluso cuando Hathaway persiguió incansablemente ser elegida como la protagonista, Frankel, de 62 años, recordó que McAdams, quien acababa de protagonizar “Mean Girls” y “The Notebook”, era la mejor opción del estudio. ”Empezamos a negociar con Annie para hacer un trato, y eso no fue bien con el estudio”, dijo el cineasta a Entertainment Weekly.

Pero Hathaway estaba haciendo todo lo posible por su parte para conseguir el trabajo, “Recuerdo cómo se sentó en mi oficina y me explicó por qué deseaba hacer este papel”, recordó la productora Elizabeth Gabler, entonces presidenta de Fox 2000 Pictures, en conversación con el citado medio. “Annie nunca se rindió. No paró de postularse, me llamaba, vino a la oficina de Carla Hacken [ejecutiva de Fox] y escribió Contrátame en la arena de su jardín zen”.

La última palabra finalmente la tuvo la otra protagonista de la película: Meryl Streep. Es Frankel quien contó que Streep tuvo una reunión con Hathaway después de haber visto “Brokeback Mountain y quedar entusiasmada con su actuación en el breve papel que tiene en el filme de Ang Lee.

“Llamó por teléfono a Tom Rothman, de Fox, y le dijo: ‘Esta muchacha es genial, creo que trabajaremos muy bien juntas’”, relató Frankel. Por su parte, Hathaway rememoró muy emocionada el momento en que se enteró de que había conseguido el papel: “Empecé a gritar y correr por todo mi apartamento. Había unos amigos míos de visita y entré en el salón de un salto gritando que iba a estar en ‘El diablo se viste a la moda’”.

Escena de "El diablo viste a la moda", con Miranda Priestly (Meryl Streep) y Andrea "Andy" Sachs (Anne Hathaway)
Escena de "El diablo viste a la moda", con Miranda Priestly (Meryl Streep) y Andrea "Andy" Sachs (Anne Hathaway)

El tiempo de Streep interpretando a Miranda Priestly fue un tormento para la estrella de Hollywood. Para el papel de la dominante e intimidante editora, las tres veces ganadora del Oscar, 71, dijo que intentó recurrir a todo tipo de técnicas para que su interpretación fuese lo más creíble, pero igual le costó mucho pese a sus años delante de las cámaras. “¡Fue horrible! Me sentía miserable en mi remolque. Podía escucharlos a todos reír”, dijo Streep. “¡Estaba tan deprimida! Dije, ‘¡Bueno, es el precio que pagas por ser la jefa!’”.

SEGUIR LEYENDO: