La youtuber Maire Wink acusó a Ricardo Ponce de crear una secta y abusar sexualmente de mujeres

La influencer destapó cómo el conferencista manipula a sus víctimas y abusa de ellas en su momento más vulnerable

Maire Wink publicó un video que dura más de 50 minutos en donde presenta pruebas y testimonios de los abusos de Ricardo Ponce (Foto: Captura de pantalla YouTube Instagram / @ricardoponce)
Maire Wink publicó un video que dura más de 50 minutos en donde presenta pruebas y testimonios de los abusos de Ricardo Ponce (Foto: Captura de pantalla YouTube Instagram / @ricardoponce)

Este sábado 29 de mayo, la youtuber Maire Wink se volvió tendencia en redes sociales creando el hashtag #RicardoPonceAbusador por denunciar al conferencista Ricardo Ponce Herrera de haber creado una secta sexual, en la cual manipula a las mujeres para abusar sexualmente de ellas.

En el video publicado por Maire, ella explica que realizó su denuncia pública porque se hace responsable de aquellas personas que hayan caído en la secta por haberlo recomendado a través de sus historias de Instagram sin tener conocimiento de lo que había detrás de sus conferencias, webinars y discursos.

“Caí en lo que yo considero un culto sexual disfrazado de sanación espiritual”, comenzó su relato.

Maire aseguró que existen muchas otras personas que han sido víctima de la manipulación de Ricardo Ponce (Foto: Instagram / @ricardoponce)
Maire aseguró que existen muchas otras personas que han sido víctima de la manipulación de Ricardo Ponce (Foto: Instagram / @ricardoponce)

La youtuber explicó cómo fue su experiencia en uno de los retiros de Ricado Ponce, quien se hace llamar el creador de la auto sanación y asegura tener altos conocimientos acerca de la energía sexual de los seres humanos.

A esta experiencia fue invitada por el mismo denunciado, pues ella asegura que no hubiera comprado una entrada por su cuenta, pues cada entrada VIP asciende hasta 71 mil pesos mexicanos, siendo de 55 mil pesos la menos costosa.

En el retiro que se llevó a cabo en enero en Bacalar, Quintana Roo, el acusado comenzó a insinuarse Maire aprovechando la manipulación por la que ya había atravesado, hasta lograr que aceptara tener un de encuentro sexual con él. Lamentablemente, la youtuber no es la única que vivió una experiencia de ese tipo, sino otra joven que participó en el retiro también relató cómo Ponce la obligó a tener relaciones con él.

La youtuber mostró varios segundos del webinar de Ponce, en donde toca a una de las asistentes (Foto: Captura de pantalla YouTube / Maire Wink)
La youtuber mostró varios segundos del webinar de Ponce, en donde toca a una de las asistentes (Foto: Captura de pantalla YouTube / Maire Wink)

Maire Wink explicó en los 50 minutos del video, que sus testimonios no sólo se limitan a ella y al de la otra joven, sino que reunió la experiencia de otras 4 personas, entre ellas una trabajadora del conferencista.

Además presentó imágenes de sus coloquios, en donde toquetea a una asistente para ejemplificar cómo una mujer sufre por tener una herida en su “chacra sexual”.

Ella decidió confrontar a Ponce, al igual que algunas de sus víctimas, pero su respuesta continuó basándose en su discurso sobre heridas, rechazo y energía.

Entre lágrimas, Maire dijo que tiene cocimiento de que la mayoría de las personas que presentó en su video tienen secuelas psicológicas debido al abuso del conferencista, al igual que ella.

“Ni siquiera entendía por qué estaba deprimida, y ya con el tiempo entendí que, para empezar, sentí que fui parte de algo muy sucio y muy barato, y también afrontar el hecho de que las mujeres, históricamente, hemos sido usadas como ganado sexual y eso sigue pasando en pleno 2021, y yo había sido parte de eso”, expresó Maire.

Maire Wink mostró las capturas de pantalla de la respuesta que obtuvo del conferencista al confrontarlo (Foto: Captura de pantalla)
Maire Wink mostró las capturas de pantalla de la respuesta que obtuvo del conferencista al confrontarlo (Foto: Captura de pantalla)

La influencer compartió que dejó su canal de YouTube debido a lo perturbada que se siente y ha tenido que afrontar estos meses junto a ayuda psicológica y jurídica, porque no sabe que consecuencias pueda tener el hecho de estar denunciándolo públicamente.

La trabajadora que presentó su testimonio, inició un proceso legal en contra de Ponce en la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales de Quintana Roo, pero él la contrademandó asegurando que le había pedido USD 10 mil para guardar su silencio.

Maire Wink se ofreció a pagar el proceso legal de las primeras cinco personas que quieran denunciar ante las autoridades, aunque también alentó a aquellas personas que no quieran iniciar una demanda a denunciarlo a través de las redes sociales.

SEGUIR LEYENDO: