“Keeping up with the Sussexes”: duras críticas a Meghan Markle y el príncipe Harry por su proyecto de reality show

Según The Sun, el formato que hizo famosos a los Kardashian es el elegido por la pareja real, que sería filmada durante tres meses para un programa de Netflix centrado en el trabajo caritativo

El príncipe Harry y Meghan Markle protagonizarán su propio reality show en Netflix
El príncipe Harry y Meghan Markle protagonizarán su propio reality show en Netflix

El príncipe Harry, de 36 años, y Meghan Markle, de 39, acordaron filmar un reality show de su vida para Netflix, y ahora la pareja está siendo tachada de “hipócrita” dadas sus reiteradas demandas de privacidad. Inicialmente se esperaba que el duque y la duquesa de Sussex solo permanecieran detrás de la cámara durante su contrato de varios años con la plataforma de streaming, pero una fuente le dijo a The Sun que Markle quiere que el mundo vea quién es ella.

La pareja real permitirá que las cámaras de Netflix los sigan durante tres meses en una serie documental sobre su nueva vida en Hollywood y lejos del Palacio de Buckingham, según el reporte del periódico británico.

Otra fuente insistió en que la serie documental se centrará principalmente en su “filantropía más que en lo que hacen a puertas cerradas”, y no está claro si se permitirán cámaras en su nueva mansión de 14 millones de dólares.

“Pero seguirá siendo una visión fascinante y Meghan espera que los espectadores puedan ver a su verdadera personalidad”, dijo una fuente a The Sun.

Sin embargo, los expertos reales apuntaron duramente a la pareja que alegó que parte de su retirada de la familia real y posterior mudanza fue comenzar una nueva vida fuera del Reino Unido y lejos de la prensa. “Nos dijeron que habían ido a California en busca de mayor privacidad, por lo que todo parece bastante hipócrita”, dijo a The Sun Ingrid Seward, editora de Majesty Magazine. “Es extraordinario. Esto es exactamente lo que dijeron que no harían”.

El ex ministro de gobierno Norman Baker acusó a la pareja de “claramente explotar” sus vínculos con el Palacio de Buckingham a pesar de dejar la responsabilidad de los deberes reales. “Seamos francos sobre esto, Netflix no le ofrecería un gran trato a Harry debido a sus interesantes puntos de vista”, dijo Baker a “Good Morning Britain” el lunes. “Le están ofreciendo el trato debido a sus conexiones con la familia real, que por lo tanto está explotando” su posición de poder, dijo, pidiendo a la abuela de Harry, la reina Isabel II, que les retire los títulos reales de Sussex.

El presentador del programa, la ex estrella de “America’s Got Talent”, Piers Morgan, culpó a la ex estrella de “Suits”. “Se llevó a nuestro príncipe y ahora la Sra. Privacidad está haciendo un documental de USD 150 millones donde se filmará cada parte de sus vidas?” se preguntó durante la emisión de este lunes.

Netflix le dijo a The Sun que los Sussex tienen “varios proyectos en desarrollo, incluida una innovadora serie documental sobre la naturaleza y una serie animada que celebra a las mujeres inspiradoras”. “Pero no estamos revelando nada de la lista de programación en este momento”, dijo el servicio de transmisión.

El lucrativo acuerdo ya parece haber ayudado a la pareja a romper aún más los lazos con la familia real, ya que se anunció que reembolsaron a los contribuyentes en su totalidad los 2,4 millones de libras esterlinas utilizados para renovar su casa en Windsor, Frogmore Cottage.

infobae-image

La semana pasada, el duque y la duquesa de Sussex fueron acusados de "cruzar la línea'' después de un golpe ligeramente velado contra Donald Trump cuando instaron a los estadounidenses a salir a votar en las próximas elecciones. En la intervención más destacada de la pareja, Harry instó a los votantes a “rechazar el discurso de odio, la desinformación y la negatividad en línea”.

En una aparición en televisión para marcar la lista de las 100 personas más influyentes de la revista Time, Meghan, que no ha ocultado su antipatía hacia Trump, describió la votación de noviembre como la elección más importante de su vida. Mientras tanto, Harry se quejó de que nunca había podido ejercer su derecho democrático al voto debido a la convención de que, como miembro de la familia real británica, debía permanecer políticamente neutral.

Al ser consultado por los dichos del matrimonio, Trump no dudó en hablar de Meghan Markle en la Casa Blanca. “No soy fan de ella. Le deseo mucha suerte a Harry porque va a necesitarla”, dijo el mandatario.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La intervención electoral del príncipe Harry y Meghan Markle en EEUU violó los términos del Megxit con la reina Isabel II

MAS NOTICIAS