El avance final de Mulán

La nueva era del movimiento MeToo no solamente trajo consecuencias al mundo real, sino que ahora se representarán en el mundo de las películas. Uno de los ejemplos que llegará a la pantalla grande en marzo, es Mulán.

En el remake del filme se hicieron cambios decisivos como el no hacer del filme un musical, no tener al personaje del pequeño dragón, Mushu, y tampoco al del Capitán Li Shang. Éste último, además de ser uno de los personajes centrales, recientemente fue catalogado como un ícono bisexual por la relación con “Ping” el personaje que la heroína china pretende ser.

Las decisiones de deshacerse de un personaje como este causaron la indignación de los fanáticos de la película animada, y de la comunidad LGBTQ, sin embargo estas resoluciones no fueron tomadas a la ligera.

Según una entrevista del productor Jason Reed con el portal de entretenimiento Collider, el personaje fue dividido en dos personas para evitar una relación amorosa de Mulán con un hombre con mayor rango, y por ende, más poder.

(Foto: Cortesía YouTube/ Cartoon Movies)
(Foto: Cortesía YouTube/ Cartoon Movies)

“Dividimos a Li Shang en dos personajes. Uno se convirtió en el Comandante Tung, (interpretado por Donnie Yen), quien sirve como su padre sustituto y mentor en el transcurso de la película. El otro es Honghui (interpretado por Yoson An), quien es igual a Mulán en el escuadrón”, explicó.

Los creadores de esta nueva versión pusieron atención al movimiento que busca acabar con los abusos hacia la mujer, fue por eso que se dieron cuenta que la dinámica de poder en la animación pudo llegar a ser desagradable.

“Creo que particularmente en el momento del movimiento #MeToo, tener un oficial al mando quien también es el interés sexual y amoroso, fue muy incómodo y no pensamos que fuera apropiado”, ahondó.

Para crear la dinámica entre Chen Honghui y Hua Mulán, Reed y su equipo se inspiraron en la cinta de 1998 para moldear esta nueva relación.

(Foto: Mulan/Disney)
(Foto: Mulan/Disney)

Comienzan con el pie equivocado, de verdad. A medida que avanzan juntos en el entrenamiento, tienen una especie de vínculo del que no hablan porque reconocen el espíritu guerrero del otro. Así es como construyen su amistad para empezar, a través de la capacitación y el reconocimiento mutuo”, declaró el productor.

Reed explicó que a su parecer, este remake es una combinación entre el poema original y la película animada, por lo que sus personajes, incluyendo a Honghui son el resultado de esta mezcla.

“Veo esta película como una variación diferente de la versión animada y la historia original de ‘La balada de Mulán’. De alguna manera tomé un ángulo diferente del personaje de Li Shang. Realmente no puedo decir mucho sobre cómo se verá, pero hay una capa multidimensional para él y el público podrá ver eso cuando vean la película”, aseveró.

Los avances que han salido a la luz, confirman el pensamiento de Reed, ya que la influencia en las imágenes del filme, que está programado estrenarse el 27 de marzo, siguen más la narrativa de la “Balada de Mulán”, un poema que narra la historia de la guerrera.

(Foto: Disney/Mulan)
(Foto: Disney/Mulan)

Las diferencias que más resaltan de esta nueva aventura es que Mulán no será hija única, además de que la guerrera tendrá un poco más de entrenamiento en las artes marciales.

A pesar de las diferencias tan notables, el director, Niki Caro, se encargó de dejar algunas referencias visuales a la primera película que hizo Disney.

La escena de maquillaje antes de conocer a la casamentera, así como la peineta que utiliza en su cabello, son casi idénticas que la animación. También el reflejo que ve en la espada, la forma de prepararse para una batalla uno a uno y el entrenamiento que los soldados tienen en conjunto, también hacen referencia a la película estrenada hace un par de décadas. Además de la frase “haremos hombres de cada uno de ustedes”, mencionada por un miembro del ejército chino.

MÁS SOBRE ESTE TEMA