Lady Diana Spencer y Sarah Ferguson, duquesa de York, durante un partido de polo en Windsor (Foto de Alan Davidson/ Shutterstock)
Lady Diana Spencer y Sarah Ferguson, duquesa de York, durante un partido de polo en Windsor (Foto de Alan Davidson/ Shutterstock)

Uno de los secretos más oscuros de la familia real británica fue revelado por un documental cuyo título parece sacado de un viejo cuento para asustar niños: La madrastra “malvada” de la princesa Diana. Sue Howe, ex asistente de Raine Spencer, esposa del padre de Lady Di, es quien lo cuenta. Según su versión, la duquesa se molestó tanto con la mujer que la tiró por las escaleras.

Howe relata el hecho en el documental estrenado el lunes 21 de octubre en el Smithsonian Channel: “Estaba muy lastimada y terriblemente molesta”, afirmó con respecto a cómo se sentía la pareja de John Spencer. La pelea sucedió en 1989, cuando Diana se quedaba en Althorp, Northamptonshire, Inglaterra, su anterior hogar antes de mudarse al Palacio de Kensington con el Príncipe de Gales.

La agresión fue solo uno de los episodios de la tormentosa relación entre ellas, que comenzó cuando Raine y John Spencer contrajeron nupcias en 1975.

La princesa Diana el día de su boda con Carlos (Foto: Archivo)
La princesa Diana el día de su boda con Carlos (Foto: Archivo)

Según declaraciones hechas por el biógrafo real Penny Junior, los hijos del lord estaban muy acostumbrados a tenerlo sólo para ellos después de que él se divorciara de su madre, Frances Shand, en 1969. Esto provocó celos y descontento cuando una nueva mujer llegó a su vida.

Diana y sus hermanos apodaron a su madrastra Acid Raine, porque ella les daba un trato rígido. Por ejemplo, hacía modificaciones al lugar en que vivían sin consultarles. “Raine no era sensible sobre la forma en cómo manejaba sus asuntos, como cambiar la forma en la que lucía Althorp (su hogar), porque no tenía ningún vínculo sentimental con el inmueble”, agregó Penny Junior.

Vendió antigüedades para financiar renovaciones en la casa y la decoró a su gusto, a pesar de que no les agradaba a Diana ni a sus hermanos.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Otro de los momentos que causó conflicto entre Raine y la familia Spencer fue cuando después de que su padre tuviera un derrame cerebral, ella no permitió a sus hijos visitarlo en el hospital. Según dijo, lo hacía porque él necesitaba paz y descanso. Pero la reprimenda de Lady Di vendría luego.

Cuando John Spencer se recuperó, asistió a la boda de Diana con el príncipe Carlos y la llevó del brazo por el pasillo principal de la Catedral de San Pablo. Mientas que a su madrastra la colocó en un asiento en la parte posterior del lugar.

Durante años las fricciones entre ambas mujeres continuó. “Fue una guerra bastante plena”, dijo Junior. Y agregó que cuando las cosas iban mal en el matrimonio de la Princesa de Gales, su enojo y frustración se vio proyectada en sus discusiones con Raine.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

En 1992, lord John Spencer falleció. Entonces, Diana y sus hermanos la corrieron de su casa, y ella se mudó a Londres. Pero unos años después la actitud de ambas cambió.

Lady Di, ya divorciada del príncipe Carlos, se quiso reunir con Raine, quien ya se había vuelto a casar. Almorzaron juntas y la hija del lord Spencer le agradeció a su madrastra haberle dado años de felicidad a su padre.

Desde ese día, las reuniones entre ambas fueron más constantes. Los paparazzi las captaban juntas en Londres con algo que parecía una gran amistad.

Sin embargo, Paul Burrel, ex mayordomo de la familia, le dijo a The Post que su cercanía se podía deber a que Diana estaba molesta con su madre Shand Kydd, por lo que quería que las cámaras la captaran con la última esposa de su padre.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Pero su relación continuó hasta el 31 de agosto de 1997, día en que murió Lady Di.

“Ella (Raine) lloró y me cogió de la mano y dijo: ‘¿Qué vamos a hacer ahora?’. Ella estaba devastada", contó Burrel. La madrastra, al menos en parte reivindicada, falleció 19 años después.

MÁS SOBRE ESTE TEMA