Doug Ridley recuerda haber visto la primera película de "Star Wars" cuando se estrenó en 1977 y haber acumulado todos los juguetes que pudo convencer a sus padres de que le compraran.

Ahora con 47 años, el abogado de defensa penal a menudo se pone un uniforme de stormtrooper con su club de fans y planea ser uno de los primeros visitantes de Star Wars: Galaxy's Edge cuando la atracción abra en Disneyland el 31 de mayo. No será barato. Además de reservar dos habitaciones de US$800 por noche en un hotel Disney en Anaheim, California, ese fin de semana, planea gastar mucho más en sables de luz y droides para armar, con lo que probablemente romperá su presupuesto anual de viajes.

"El año pasado fuimos a Irlanda por el verano", bromea Ridley. "Este año vamos a Galaxy's Edge por el fin de semana".

Ridley representa un grupo demográfico potencialmente lucrativo: los fanáticos mayores y más adinerados que los típicos padres jóvenes que empujan coches hacia las fotografías con Cenicienta. Con dinero para gastar y tiempo para viajar todo el año, ayudarán a que la inversión de Disney en Star Wars sea un éxito aún mayor.

Disney y otros operadores de parques temáticos han buscado ampliar sus bases de clientes en los últimos años, creando atracciones y eventos que atraen a adultos y padres sin sus hijos. Esto ha aumentado la asistencia fuera de los periodos pico de vacaciones de primavera y verano, asegura Bobby Palta, investigador de la industria para CBRE Group Inc.

En Anaheim, Disney amplió su festival anual de comida y vino en el parque California Adventure por casi dos semanas en marzo y abril. Se han agregado opciones de restaurantes más exclusivos en los parques y en un centro comercial adyacente de Disney. Las boletas de US$99 para un evento nocturno, 90s Nite, se agotaron en marzo, con apariciones especiales y música hasta la 1 am.

Los cambios reflejan lo que está ocurriendo más ampliamente en el área, según Jay Burress, jefe de la oficina de turismo de Anaheim. "Durante años, este era conocido como un lugar para cadenas de restaurantes donde las familias comen", asegura. Ahora, gracias a los cambios que están haciendo Disney y otros, "es atractivo para un público diferente, un público nuevo en muchos sentidos, lo cual es fantástico para nosotros".

Aunque Disney no comparte información sobre los visitantes del parque, los datos de la oficina de turismo ilustran los cambios. El ingreso promedio de los 24 millones de visitantes a Anaheim ha aumentado: 47% ganaba más de US$100.000 el año pasado, en comparación con 40% en 2012. Más de la mitad viajaba sin hijos, un cambio respecto a hace cinco años, cuando las familias constituían la mayor parte de las visitas.

Los clientes mayores son "fenomenales", afirma Dara Maleki, quien ha recibido a fanáticos de eventos anteriores de Star Wars en sus restaurantes de Pizza Press cerca de Disneyland y Walt Disney World en Orlando, Florida. "Cambian el juego drásticamente. Son exitosos en su carrera. Tienen ingresos para gastar y ahora tienen un lugar para entusiasmarse mucho".

La nueva tierra de Star Wars y una atracción similar que se inaugurará el 29 de agosto en los estudios Disney's Hollywood Studios en Orlando marcan la expansión más grande de los parques administrados por Walt Disney Co. Y aunque las últimas películas de "Star Wars" de la compañía han 'Rise of Skywalker' Heartens Star Wars Faithful After Tough Year"/>tropezado un poco, hay todos los indicios de que los fanáticos acudirán a las nuevas atracciones. Las reservas para las primeras tres semanas en Galaxy's Edge en Disneyland se agotaron en una hora y 45 minutos.

Los complejos turísticos, el negocio más grande de Disney por ingresos, han ido creciendo en importancia para el gigante del entretenimiento con sede en Burbank, California, ya que su división más rentable, la televisión, lucha contra la disminución de la audiencia. La compañía invirtió US$3.880 millones en sus parques el año pasado, un aumento de 22% con respecto al año anterior. La asistencia aumentó 4%, mientras que el gasto de los visitantes aumentó aún más a 6%, en parte debido al aumento de los precios de los boletos y las tarifas de las habitaciones.

Galaxy's Edge tendrá elementos para los fanáticos de todas las edades. Habrá un viaje simulado en la nave espacial Millennium Falcon, y más adelante Disney abrirá una atracción interactiva que imita una batalla entre la Primera Orden y la resistencia.

Entre atracciones, los invitados podrán pasear por un pasaje comercial en un planeta ficticio e interactuar con los empleados de Disney en trajes de Star Wars. La compañía ha prohibido los coches de bebé por encima de cierto tamaño en los parques debido a las multitudes anticipadas.

Por primera vez en Disneyland, la Cantina de Oga en Galaxy's Edge servirá alcohol, incluido un cóctel artesanal Jedi Mind Trick y Bad Motivator IPA, una señal de que la compañía reconoce la importancia de los visitantes adultos.

Algunos fanáticos están planeando varias excursiones a Galaxy's Edge. Aaron Pulkka, exdiseñador de parques de Disney y ahora jefe de producción de la compañía de entretenimiento interactivo Two Bit Circus, planea dos viajes este año, uno el próximo mes con su hija de 24 años y otra visita de una semana en otoño con amigos.

"Tengo 50 años, pero estoy tan emocionado como cuando era un niño", dice.

Fuente: Bloomberg