Tras las declaraciones de Uma Thurman sobre el grave accidente que sufrió filmando una escena de alto riesgo en Kill Bill: Vol. 2, Quentin Tarantino se hizo responsable de lo ocurrido y aseguró que es "uno de los mayores remordimientos de su vida".

Tras las críticas suscitadas por sus colegas en Hollywood en los últimos días por este episodio, Tarantino dio su versión de los hechos.

"Le dije que estaría bien. Le dije que la carretera era toda recta. Le dije que sería seguro. Y no lo era. Estaba equivocado. No la obligué a subirse al coche. Se subió porque confió en mí. Y me creyó", declaró Tarantino en una extensa entrevista con Deadline.

"Fue simplemente horrible", manifestó el cineasta sobre el momento del siniestro.

Añadió que él comprobó el recorrido que iba a hacer en el vehículo Thurman, pero que finalmente se hizo en el sentido contrario al que él había revisado. Según el realizador, nadie del equipo pensó en usar un experto para esa escena que se filmó en México.

En el extenso reportaje para el New York Times en el que Thurman se animó a contar los acosos sexuales que sufrió a manos del productor Harvey Weinstein, la estrella de Pulp Fiction también contó cómo fue el accidente.

La actriz explicó que no se sentía cómoda con la idea de rodar ella esa escena y por eso pidió un especialista de acción, pero aseguró que Tarantino la presionó para que lo hiciera asegurándole que no había peligro.

En el video se ve a Thurman conduciendo el coche hasta chocar con un árbol, un clip que la productora Miramax, por miedo a represalias legales, había impedido ver a la intérprete.

"Quentin y yo tuvimos una seria pelea y lo acusé de haber intentado matarme", dijo.

Horas antes de que se conociera la entrevista con Tarantino, Thurman publicó un mensaje en su cuenta de Instagram en el que disculpó al cineasta por lo sucedido.

"Quentin Tarantino se arrepintió profundamente y continúa arrepentido por este lamentable suceso", comentó la actriz, quien desveló además que fue el realizador quien le facilitó el metraje del accidente.

"Lo hizo con todo el conocimiento de que le podría causar daño a él, y estoy orgullosa de él por hacer lo correcto y por su valentía", indicó.

No obstante, Thurman acusó expresamente a los productores Lawrence Bender, E. Bennett Walsh y Harvey Weinstein de "mentir, destruir pruebas y continuar mintiendo" sobre el accidente.

LEA MÁS: