Un asistente de producción que trabaja en la grabación de House of Cards denunció a CNN que sufrió un ataque sexual de Kevin Spacey durante una de las primeras temporadas de la exitosa serie de Netflix. En total la cadena de noticias habló con ocho personas —que solicitaron la reserva de sus nombres— describieron un ambiente de trabajo "tóxico" debido a la conducta "depredadora" de la estrella.

Ese compartamiento, dijeron a CNN, "incluyó toqueteo sin consentimiento y comentarios groseros, y apuntó a empleados de la producción en general jóvenes y de sexo masculino".

La denuncia se suma a la del actor Anthony Rapp, quien reveló los avances sexuales de Spacey contra él cuando tenía 14 años, durante una fiesta en 1986. La estrella dijo no recordar el episodio y agregó que si se había comportado de esa manera, le debía a Rapp "mis disculpas más sinceras". El representante de Spacey agregó luego que el ganador de dos Oscar buscaba tratamiento.

El ambiente de trabajo en el set de “House of Cards” era “tóxico”, según nuevos testimonios. (AFP)
El ambiente de trabajo en el set de “House of Cards” era “tóxico”, según nuevos testimonios. (AFP)

Mientras se cancelaba la producción de la sexta temporada de la serie, en un momento en que la estrella —y también productor ejecutivo— no estaba en rodaje, CNN describió el ataque al nuevo denunciante, que debía manejar para buscar a Spacey a 40 minutos de la locación.

El hombre que reveló los hechos "dijo que cuando él y Spacey estaban a apenas minutos del set y mientras el automóvil estaba en movimiento, Spacey, que manejaba, puso sus manos bajo los pantalones del asistente de producción". El toqueteo "no fue consentido", aclaró a CNN.

"Quedé en shock", agregó. "Era un hombre en una posición muy poderosa en el show, y yo era un soldado de bajo rango".

En medio del escándalo, se suspendió la producción de la sexta temporada de “House of Cards”. (AP)
En medio del escándalo, se suspendió la producción de la sexta temporada de “House of Cards”. (AP)

Una vez en el lugar, ayudó a Spacey a sacar sus cosas del auto y llevarlas hasta su tráiler. Pero allí, mientras las acomodaba, "Spacey lo arrinconó, le impidió la salida e hizo contacto inapropiado con él", según CNN.

"Le dije: 'Creo que esto no me gusta, no me siento cómodo'", recordó el hombre. Entonces el actor se mostró "visiblemente conmocionado" y se fue en el auto. No regresó en todo el día.

"El presunto ataque sexual sucedió meses después de que el asistente de producción se hubiera —dijo a CNN— quejado ante un supervisor de que Spacey lo acosaba sexualmente. La solución del supervisor fue impedir que el asistente se quedara a solas con Spacey mientras estuvieran en el set".

Como el acoso no se repitió, el asistente no temió ir a buscar a Spacey.

"No tengo dudas de que este tipo de conducta depredadora era rutinaria para él, y que mi experiencia fue una de muchas, y que Kevin tenía pocos escrúpulos, si acaso alguno, en explotar su estatus y su posición", dijo. "Era un ambiente tóxico para los hombres jóvenes que tenían que interactuar con él de cualquier forma, en el equipo, en el elenco".

CNN habló con otras personas que trabajaron en la creación de la exitosa serie de Netflix, "y todos sostuvieron la idea de que el set podía ser tóxico".

Un integrante del equipo que trabajó las seis temporadas dijo a la cadena que Spacey solía acosarlo. "Me tocaba de maneras extrañas", dijo. "Se acercaba y me hacía masajes en los hombros desde atrás, o me rodeaba con los brazos, o me tocaba el abdomen de maneras extrañas, que no son apropiadas en la conversación cotidiana normal".

Una mujer de la producción confirmó a CNN: "Se sabía perfectamente que Kevin actuaba de forma inapropiada, y los varones con los que trabajé se quejaban de que se sentían incómodos". Denunció que vio al actor acercarse a "un grupo de personas" para saludar, y tras estrecharles la mano "se las empujaba hacia su entrepierna".

En una ocasión un operador de cámara se agachó y el pantalón le quedó un poco bajo: "Lindo culo", comentó Spacey. Según otro miembro del equipo de producción de House of Cards, la estrella solía decirles groserías de ese estilo.

Mientras Netflix envió un representante al set para interiorizarse sobre la situación, la empresa productora MRC implementó "una línea telefónica anónima para denuncias, con consejeros de crisis y asesores legales sobre acoso sexual para el equipo".

LEA MÁS: