La Conferencia Episcopal de EEUU se pronunció sobre la decisión de Tribunal Supremo: “Es un día histórico”

A través de un comunicado, la organización de los obispos estadounidenses celebró el fin de una “ley injusta” que rigió en el país durante casi cincuenta años, en referencia al fallo Roe vs Wade, que habilitaba la práctica del aborto

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), José H. Gómez (EFE/Rodolfo de Luna)
El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), José H. Gómez (EFE/Rodolfo de Luna)

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos emitió un comunicado tras la sentencia del Tribunal Supremo que revocó el fallo Roe vs. Wade que habilitaba la práctica del aborto en el país. “Estados Unidos fue fundado sobre la verdad de que todos los hombres y mujeres son creados iguales”, expresaron en el texto.

“Este es un día histórico en la vida de nuestro país, que conmueve nuestros pensamientos, emociones y oraciones”, señaló el Conferencia Episcopal de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés).

Y añadió: “Durante casi cincuenta años, Estados Unidos ha impuesto una ley injusta que ha permitido que algunos decidan si otros pueden vivir o morir; esta política ha resultado en la muerte de decenas de millones de niños no nacidos, generaciones a las que se les negó el derecho incluso a nacer”.

El viernes, en una decisión de 6 jueces contra 3, la Corte Suprema anuló el fallo de Roe vs. Wade, defendiendo que la Constitución de Estados Unidos “no hace referencia al aborto” y “tal derecho no está protegido implícitamente por ninguna disposición constitucional”. Con la decisión de la Corte Suprema, la legalidad del aborto dependerá de la legislación de cada estado en el país.

La conservadora Corte Suprema de Estados Unidos puso fin el viernes a una sentencia que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres estadounidenses al aborto
La conservadora Corte Suprema de Estados Unidos puso fin el viernes a una sentencia que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres estadounidenses al aborto

“Esta política —continúa el comunicado— ha resultado en la muerte de decenas de millones de niños no nacidos, generaciones a las que se les negó el derecho incluso a nacer”.

Además, los obispos indicaron que el “primer pensamiento” está con los pequeños cuyas vidas han sido arrebatadas desde 1973. “Lamentamos su pérdida y encomendamos sus almas a Dios, quien los amó desde antes de todas las edades y los amará por toda la eternidad”, sigue el escrito, que lleva la firma del Monseñor José Gómez, arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia Episcopal, y del Monseñor William Lori, arzobispo de Baltimore y presidente del Comité de Actividades Provida de la USCCB.

Igualmente, los obispos expresan su cercanía “con cada mujer y hombre que ha sufrido gravemente por el aborto... rezamos por su curación y prometemos nuestra compasión y apoyo continuos. Como Iglesia, debemos servir a quienes enfrentan embarazos difíciles y rodearlos de amor”.

Finalmente, llaman a “comenzar el trabajo de construir una América post-Roe”, y se comprometen en tanto líderes religiosos a continuar el “gran plan de dios”.

IMAGEN DE ARCHIVO. Estudiantes y otras personas se manifiestasn en favor de los derechos de aborto en Nueva York (REUTERS/Mike Segar)
IMAGEN DE ARCHIVO. Estudiantes y otras personas se manifiestasn en favor de los derechos de aborto en Nueva York (REUTERS/Mike Segar)

Más temprano, y en una declaración menos contundente, la Pontificia Academia para la Vida afirmó, en nombre del Vaticano, que la decisión del Tribunal Supremo es una cuestión que “interpela al mundo entero” y que es necesario reabrir un debate sobre la protección de la vida en una sociedad.

”El dictamen del Tribunal muestra cómo la cuestión del aborto sigue suscitando un acalorado debate. El hecho de que un gran país con una larga tradición democrática haya cambiado su posición sobre esta cuestión también interpela al mundo entero”, afirmó la Pontificia Academia en una nota.

”La protección y defensa de la vida humana no es una cuestión que pueda quedar confinada al ejercicio de los derechos individuales, sino que es un asunto de amplio calado social”, añadió.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue uno de los que se expresó en sentido contrario a la Iglesia y afirmó que es un “día triste para la Corte y el país”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el viernes que es un "día triste" para su país
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el viernes que es un "día triste" para su país

“La salud y la vida de las mujeres ahora están en peligro”, remarcó Biden en un discurso en la Casa Blanca en el que no aceptó preguntas, y declaró que la acción del tribunal es un “error trágico” y el resultado de una “ideología extremista”.

Biden instó a proseguir la lucha de manera “pacífica” y a defender “en las urnas” el derecho al aborto y todas las demás “libertades personales”, ya que se acercan las elecciones legislativas de mitad de mandato que se anuncian complicadas para los demócratas.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR