EEUU: el Departamento de Justicia demandó a Texas por discriminar a los votantes afroamericanos y latinos

Según alega, los mapas de redistribución de distritos discriminan a la población que ha impulsado el boom demográfico del estado. La Ley de derechos de voto prohíbe diluir el poder de voto de las minorías distribuyéndolos entre distritos

El caso es la primera acción legal que impugna los mapas estatales del Departamento de Justicia de Biden durante este ciclo de redistribución de distritos
El caso es la primera acción legal que impugna los mapas estatales del Departamento de Justicia de Biden durante este ciclo de redistribución de distritos

El Departamento de Justicia de EEUU demandó a Texas por nuevos mapas de redistribución de distritos el lunes, diciendo que los planes discriminan a los votantes afroamericanos y latinos que han impulsado el boom demográfico del estado.

La demanda, presentada en el Distrito Oeste de Texas, afirma que el estado controlado por los republicanos violó parte de la Ley de Derechos Electorales al elaborar nuevos mapas para su delegación congresional y la legislatura estatal. El caso es la primera acción legal que impugna los mapas estatales del Departamento de Justicia de Biden durante este ciclo de redistribución de distritos.

La demanda señala que la gran mayoría del crecimiento de la población de Texas durante la última década provino de personas negras, latinas y asiáticas, pero los nuevos mapas que dibujaron los republicanos estatales no le dan a ninguna de estas comunidades nuevas oportunidades para elegir a sus propios representantes.

En cambio, los mapas agrupan a las comunidades negras y latinas en distritos de formas extrañas (uno del área de Dallas se conoce como forma de “caballito de mar”) al tiempo que preservan asientos seguros para los republicanos blancos.

La demanda señala que la gran mayoría del crecimiento de la población de Texas durante la última década provino de personas negras, latinas y asiáticas (REUTERS/Callaghan O'Hare/File Photo)
La demanda señala que la gran mayoría del crecimiento de la población de Texas durante la última década provino de personas negras, latinas y asiáticas (REUTERS/Callaghan O'Hare/File Photo)

Esta no es la primera vez que Texas ha actuado para minimizar los derechos de voto de sus ciudadanos minoritarios”, dijo la Fiscal General Adjunta Vanita Gupta durante una conferencia de prensa con el Fiscal General Merrick Garland. “Década tras década, los tribunales han encontrado que Texas ha promulgado planes de redistribución de distritos que diluyen deliberadamente la fuerza de voto de los votantes latinos y afroamericanos y que violan la Ley de Derechos Electorales”.

La demanda cita varios distritos del Congreso donde los republicanos trazaron líneas tortuosas para reducir la proporción de votantes afromericanos y latinos en los distritos electorales de su partido.

En el competitivo distrito 23 del oeste de Texas, el mapa recortó áreas cercanas a El Paso y San Antonio para reducir la proporción de residentes latinos en edad de votar en un 9%. En el área de Dallas, sacó a los residentes afroamericanos y latinos de los suburbios del noroeste del distrito de la representante Beth Van Duyne, quien ganó por poco su reelección contra una candidata latina negra demócrata el año pasado. En el área de Houston, donde la proporción de la población blanca está disminuyendo, el mapa mantuvo seis de los 10 distritos de la Cámara como distritos de mayoría blanca o pluralidad.

Texas ha tenido que defender sus mapas en la corte después de cada proceso de redistribución de distritos desde que entró en vigencia la Ley de Derechos Electorales en 1965, pero esta será la primera desde que un fallo de la Corte Suprema de los EE. UU. en 2013 anuló una disposición de la Ley de Derechos Electorales que requería que Texas y otros estados con antecedentes de discriminación racial para que el Departamento de Justicia apruebe los mapas.

Los mapas agrupan a las comunidades negras y latinas en distritos de formas extrañas (REUTERS/Callaghan O'Hare/File Photo)
Los mapas agrupan a las comunidades negras y latinas en distritos de formas extrañas (REUTERS/Callaghan O'Hare/File Photo)

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, condenó el litigio como una intrusión de la administración demócrata. “La absurda demanda del Departamento de Justicia contra nuestro estado es la última táctica de la Administración Biden para controlar a los votantes de Texas”, tuiteó Paton. “Estoy seguro de que las decisiones de redistribución de distritos de nuestra legislatura serán legítimas, y este absurdo intento de influir en la democracia fracasará”.

La demanda también se desarrollará durante un panorama legal modificado para la redistribución de distritos. La Corte Suprema de EE. UU. dictaminó en 2019 que no arbitrará disputas partidistas sobre manipulación de mapas dibujados para beneficiar a un partido político.

Sin embargo, los tribunales federales siguen abiertos a reclamos de manipulación racial. La sección 2 de la Ley de derechos de voto prohíbe a los cartógrafos diluir el poder de voto de las minorías distribuyéndolos entre distritos e impidiéndoles elegir a sus propios candidatos.

Eso es lo que la demanda alega que hicieron los republicanos de Texas. “La Legislatura se negó a reconocer el creciente electorado minoritario del estado”, alega la demanda. “Aunque la delegación del Congreso de Texas se expandió de 36 a 38 escaños, Texas diseñó los dos nuevos escaños para que tuvieran mayorías de voto anglos”.

Con información de AP

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR