Wall Street se sacude la volatilidad provocada por la cepa Ómicron y la inflación: todos los índices cerraron con ganancias

El parqué neoyorquino remontó por segundo día tras las ventas de pánico de las jornadas anteriores causadas por el temor a la nueva cepa de coronavirus y las perspectivas de cambio en política monetaria

Un economista trabaja en la Bolsa de Nueva York (Foto: EFE/Justin Lane)
Un economista trabaja en la Bolsa de Nueva York (Foto: EFE/Justin Lane)

Wall Street cerró este jueves en verde, segundo día en que recuperó terreno tras la volatilidad desatada por la variante ómicron del coronavirus. Los tres índices estadounidenses avanzaron y los inversores se decantaron por el valor en lugar del crecimiento. Las pequeñas empresas y los transportes, sensibles al ciclo económico, tuvieron un desempeño superior al conjunto del mercado.

De los tres índices principales, el Dow Jones fue el que más ganó, y Boeing Co. fue el valor que más impulsó al Promedio Industrial.

El Dow Jones sumaba 1,8% 575,03 puntos, hasta los 34.597,07, mientras que selectivo S&P 500 avanzaba un 1,4% o 56,26 unidades, hasta 4.569,40. El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las tecnológicas de mayor capitalización, ganaba un 0,8% o 127,27 enteros, hasta 15.381,32.

El S&P 500 estuvo 29 días seguidos sin una variación del 1%, ni al alza ni a la baja, pero ómicron llega y en cinco días hemos tenido esta ráfaga de volatilidad”, dijo Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de LPL Financial.

Después de la peor caída de dos días en más de un año, finalmente estamos viendo un poco de rebote”, añadió Detrick. “Los compradores están empezando a picar después de la reciente debilidad y empujaron las acciones al alza, pero la incertidumbre de ómicron sigue ahí”.

Mientras los gobiernos del mundo se apresuran a determinar cómo responder a la emergente variante ómicron del COVID-19, Estados Unidos se dispone a exigir a las compañías privadas de seguros médicos que proporcionen pruebas a domicilio, una política que se espera que entre en vigor el 15 de enero.

La variante ómicron ha puesto nerviosos a los mercados durante aproximadamente una semana, afectando especialmente a los valores relacionados con los viajes, ya que se han promulgado un mosaico de nuevas restricciones en todo el mundo, pero las empresas se recuperaron en la sesión del jueves.

Los índices S&P 1500 Airlines y Hotel and Restaurants terminaron la sesión con una fuerte subida.

Los datos sobre las solicitudes de subsidio de desempleo y los despidos previstos demostraron una vez más que los empresarios son cada vez más reacios a despedir en un mercado laboral ajustado, resultado del auge de la demanda que choca con la escasez de trabajadores y la baja participación en el mercado laboral.

La escasez de mano de obra, combinada con las persistentes limitaciones de la cadena de suministro, ha contribuido a borrar la palabra “transitoria” del vocabulario sobre la inflación de la Reserva Federal, ya que los salarios y los precios siguen subiendo, lo que podría traducirse en una subida de las tasas antes y más rápido de lo que muchos esperaban.

Los agentes en el mercado dirigen ahora su mirada hacia el esperado informe de empleo del Departamento de Trabajo de noviembre, que se espera para el viernes.

Somos optimistas de que tendremos otra cifra sólida, lo que sugiere que la economía sigue teniendo una base muy firme”, añadió Detrick. “Estamos atentos al crecimiento de los salarios por si hay algún indicio de posible preocupació inflacionista”.

(Con información de EFE y Reuters)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR