La producción industrial de Estados Unidos creció un 1,6% en octubre pese a los problemas en las cadenas de suministro globales

Un informe de la Fed también destacó el repunte en la tasa de utilización de la capacidad industrial en EEUU, que se ubicó en el mayor nivel desde diciembre de 2019

Un trabajador escanea un panel solar en una fábrica en Walbridge, Ohio, Estados Unidos (Foto: REUTERS/Dane Rhys)
Un trabajador escanea un panel solar en una fábrica en Walbridge, Ohio, Estados Unidos (Foto: REUTERS/Dane Rhys)

La producción industrial de Estados Unidos aumentó un 1,6% en octubre y la tasa de utilización de la capacidad industrial se situó en máximos desde el inicio de la pandemia, en una señal de la recuperación de la economía del país pese a los problemas en las cadenas de suministro globales.

Así lo indicó el informe de la Reserva Federal (Fed), divulgado este martes, que apuntó que “casi la mitad de la subida de octubre reflejó la recuperación tras el paso del huracán Ida”, que ocasionó importantes daños en el noreste de Estados Unidos.

El alza del mes pasado se produjo tras el descenso del 1,3% en septiembre, y estuvo aupado por el incremento del 1,2% en el sector de las manufacturas y del 4,1% de la producción minera, que incluye la perforación petrolera.

Otro de los elementos positivos del informe es el repunte en la tasa de utilización de la capacidad industrial en EEUU, que pasó del 75,2% en septiembre al 76,4% en octubre, y se ubicó en el mayor nivel desde diciembre de 2019. No obstante, este indicador aún se encuentra por debajo de la media histórica, cuyo promedio entre 1972 y 2012 fue del 79,6 por ciento.

El dato mostró una notable mejoría, especialmente en el sector automotriz, que pasó del 85,5% de septiembre al 94,9% en octubre.

“La producción automotriz en EEUU está registrando un gradual retorno a medida que los problemas de (escasez de) semiconductores se solucionan”, señaló Gregory Daco, economista jefe de la consultora Oxford Economics, en su cuenta de Twitter.

Desde que se empezaron a relajar las restricciones a la movilidad y a la actividad económica por la pandemia de covid-19, la demanda de bienes y servicios ha experimentado un crecimiento repentino, al que los fabricantes y transportistas no han sido capaces de dar respuesta, lo que ha generado un cuello de botella en EEUU.

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer con mascarilla en el corredor de un supermercado en Pensilvania (Foto: REUTERS/Mark Makela)
FOTO DE ARCHIVO: Una mujer con mascarilla en el corredor de un supermercado en Pensilvania (Foto: REUTERS/Mark Makela)

Asimismo, este martes se conoció el indicador de ventas minoristas en EEUU, que también registró un ascenso del 1,7 %, y que apunta a la solidez en el gasto de los consumidores pese a la inflación y los persistentes temores por la pandemia.

Los últimos datos de EEUU, la primera economía del mundo, confirman la progresiva recuperación tras la aguda crisis provocada por la pandemia de covid-19. En octubre, el índice de desempleo en el país disminuyó en dos décimas y se ubicó en el 4,6 % de la fuerza laboral en octubre, el nivel más bajo desde marzo de 2020.

En abril de 2020 el desempleo llegó al 14,4% y desde entonces el mercado laboral estadounidense ha ido recuperándose con altibajos por un año y medio fortalecido con estímulos económicos sustanciales provistos por el Gobierno. Aun así, la tasa de desempleo sigue estando por encima del promedio del 3,5 % en los meses previos a la pandemia.

La gran inquietud económica ahora en EEUU es la persistente subida de precios.

La tasa interanual de inflación se disparó en octubre hasta el 6,2% -ocho décimas por encima de la de septiembre- lo que supone el registro más alto de los precios de consumo en este país desde 1990, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR