Estados Unidos espera tratar su disputa con Francia sobre la alianza AUKUS la próxima semana en la asamblea de la ONU

Una fuente diplomática dijo que el Gobierno de Joe Biden ha estado en estrecho contacto con Francia y esperan continuar con la discusión sobre el tema a un alto nivel durante los siguientes días

Estados Unidos espera tratar su disputa con Francia sobre la alianza AUKUS la próxima semana (FOTO: REUTERS)
Estados Unidos espera tratar su disputa con Francia sobre la alianza AUKUS la próxima semana (FOTO: REUTERS)

Estados Unidos espera tratar su disputa con Francia sobre la crisis de los submarinos “la próxima semana” en las Naciones Unidas, dijo el viernes un portavoz diplomático estadounidense.

Hemos estado en estrecho contacto con nuestros aliados franceses” y “esperamos continuar nuestra discusión sobre este tema a un alto nivel en los próximos días, incluso en la Asamblea General de la ONU la próxima semana” en Nueva York, dijo Ned Price en un tuit.

Aseguró “entender” la posición de París y añadió que Washington ha tomado nota de la decisión sin precedentes de llamar al embajador francés a París para consultas.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, estarán en Nueva York la próxima semana para la gran reunión anual de la diplomacia mundial.

“Esperamos continuar nuestra discusión sobre este tema a un alto nivel en los próximos días, incluso en la Asamblea General de la ONU la próxima semana”, dijo el Secretario de Estado Ned Price (FOTO: REUTERS)
“Esperamos continuar nuestra discusión sobre este tema a un alto nivel en los próximos días, incluso en la Asamblea General de la ONU la próxima semana”, dijo el Secretario de Estado Ned Price (FOTO: REUTERS)

Francia llamó el viernes a consulta a sus embajadores en Estados Unidos y Australia, una decisión sin precedentes respecto a dos aliados históricos, luego que Canberra desistiera comprar submarinos franceses.

“Esta decisión excepcional se justifica por la excepcional gravedad de los anuncios hechos el 15 de septiembre por Australia y Estados Unidos”, declaró Le Drian.

París continúa enfadado por el anuncio esta semana de una alianza en la región del Indo-Pacífico anunciada entre estadounidenses, australianos y británicos, y aún más por la opacidad que rodeó su constitución.

Después del llamado de su embajador en Washington, un alto funcionario de la Casa Blanca ya había expresado su “lamento” de que los franceses “hayan dado este paso”.

“Francia es un socio vital y nuestro aliado más antiguo, y creemos que nuestra relación es extremadamente valiosa”, dijo Price, como parte de los esfuerzos en marcha desde el jueves para apaciguar la ira francesa.

“La Alianza Transatlántica ha promovido la seguridad, la estabilidad y la prosperidad en todo el mundo durante más de siete décadas, y nuestro compromiso con estos vínculos y nuestra colaboración es inquebrantable”, agregó, prometiendo nuevamente una “cooperación” con París “en varios asuntos, incluso en la región Indo-pacífico”.

La triple alianza anunciada esta semana ha generado reacciones de rechazo en China y Francia (FOTO: EFE)
La triple alianza anunciada esta semana ha generado reacciones de rechazo en China y Francia (FOTO: EFE)

Francia decidió este viernes llamar a consultas a sus embajadores en Estados Unidos y Australia, debido a que el acuerdo echa por tierra uno previo entre Camberra y París.

Australia respondió a la indignación de China por el anuncio de la compra de varios submarinos de propulsión nuclear comprometiéndose a respetar el derecho internacional en los espacios aéreos y marítimos reivindicados por los dirigentes de Beijing.

China tiene “un programa muy importante de construcción de submarinos nucleares”, recordó este viernes el primer ministro australiano, Scott Morrison, en una entrevista con la emisora de radio 2GB. “Ellos tienen derecho de tomar decisiones de defensa en sus intereses nacionales, y por supuesto que Australia y los demás países también lo tienen”, dijo en respuesta a las críticas de Beijing.

China reaccionó duramente, calificando la adquisición de estos submarinos de “extremadamente irresponsable” y de amenaza para la estabilidad en la región indo-pacífica. Además, denunció que menoscaba los esfuerzos internacionales para evitar la proliferación de armamento nuclear.

El nuevo pacto de seguridad entre Australia, Estados Unidos y el Reino Unido, conocido como AUKUS y anunciado el miércoles por el presidente estadounidense, Joe Biden, también prevé una colaboración estrecha entre Washington y Canberra en materia de ciberdefensa e inteligencia artificial.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR