Crisis sanitaria en Florida: una médica dejará de atender a personas no vacunadas contra el COVID-19

La doctora Linda Marraccini afirma que su decisión se fundamenta en la ciencia y que tiene como objetivo evitar que otros pacientes y el personal de su oficina se expongan a riesgos innecesarios

Florida, a la cabeza en EEUU en cuanto a hospitalizaciones por la pandemia, acumula al menos 3.350.000 casos confirmados desde que comenzó el brote en marzo de 2020 y 46.900 muertes (Foto: EFE)
Florida, a la cabeza en EEUU en cuanto a hospitalizaciones por la pandemia, acumula al menos 3.350.000 casos confirmados desde que comenzó el brote en marzo de 2020 y 46.900 muertes (Foto: EFE)

Una médica de Florida dejará de recibir en su consultorio a pacientes que no estén vacunados contra el COVID-19, como medida de precaución ante el riesgo de contagio en un estado de EEUU que solo en agosto pasado contabilizó más de 6.600 muertes relacionadas con el coronavirus.

“Este es un problema de emergencia de salud” y la salud pública tiene “prioridad sobre los derechos de cualquier individuo en esta situación”, señaló la doctora Linda Marraccini en la carta que envió a sus pacientes para informarles de que atenderá en su consultorio solo a aquellos que estén vacunados contra el COVID-19.

No obstante, a los no vacunados les ofrecerá la opción de atención por videoconsulta.

La decisión de Marraccini ha generado el rechazo de algunos usuarios de Twitter que califican de “vergonzoso” que la médica diga a los pacientes no vacunados “que se busquen otro médico”, si lo que quieren es que les trate en su oficina.

Pero la doctora de Miami sostiene que, “cuando se trata de la seguridad de los demás, de un problema de salud global y de la comunidad” como es el de esta pandemia, hay una línea clara trazada.

En la carta, la doctora comunica a todos sus pacientes que, a partir del próximo 15 de septiembre ya no atenderá a aquellos que no estén vacunados.

Linda Marraccini (Foto: NBC)
Linda Marraccini (Foto: NBC)

Florida ha registrado durante semanas consecutivas desde agosto cifras récord en hospitalizaciones, contagios y muertes, si bien los ingresos hospitalarios han venido cayendo progresivamente y hoy se situaron en 13.292, frente a los 13.451 del lunes, según la Asociación de Hospitales de Florida (FHA, en inglés). Pero más de 6.600 personas murieron por COVID-19 en Florida en agosto, lo que arroja un promedio de más de 213 fallecidos por día y convierte este mes en el más mortífero desde el comienzo de la pandemia en marzo de 2020.

Por comparación, en agosto de 2020 murieron 5.186 personas en este estado a causa del COVID-19, que ahora causa estragos con la expansión de la variante delta, más contagiosa.

Si bien la tasa de vacunación completa en Florida alcanza el 64% de la población, la cifra de muertos es muy alta, con un total de 46.973 decesos por coronavirus y 3.354.836 infectados, según los gubernamentales Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, en inglés).

En cuanto a la tasa de positividad, esta cayó el pasado viernes al 15,2%, la más baja desde mediados de julio pasado.

Marraccini afirma que su decisión se fundamenta en la ciencia y que tiene como objetivo evitar que otros pacientes y el personal de su oficina se expongan a riesgos innecesarios.

Insiste en que esta decisión personal no viola el juramento hipocrático al que están obligados los médicos, ya que ofrece la opción de la videoconsulta, y, además, atenderá a aquellos pacientes que por problemas de salud no se hayan vacunado, recogió el canal 6 South Miami.

“Ha habido millones de muertes en todo el mundo, por lo que no es algo que deba ignorarse. No se trata de un paciente que no quiera ser proactivo sobre su peso, presión arterial o colesterol. Esto nos afecta a todos”, aseveró la doctora en la misiva.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR