Estados Unidos comenzará la campaña para aplicar la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus el 20 de septiembre

Expertos del Gobierno norteamericano concluyeron que es necesario un refuerzo para aumentar la inmunidad contra la variante Delta. Podrá ser aplicada a toda la población ocho meses después de la segunda inyección

Una enfermera aplica una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech en Indianápolis (REUTERS/Bryan Woolston/File Photo)
Una enfermera aplica una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech en Indianápolis (REUTERS/Bryan Woolston/File Photo)

Estados Unidos comenzará a ofrecer una tercera dosis de refuerzo de las vacunas contra el coronavirus a partir del 20 de septiembre, según anunciaron este miércoles altos funcionarios de salud norteamericanos.

En una declaración conjunta de los principales expertos médicos y de salud pública, el gobierno de Joe Biden confirmó que está desarrollando planes para comenzar a ofrecer las vacunas de refuerzo para aumentar la inmunidad frente a la variante Delta.

El plan, que sólo se aplica a las vacunas de Pfizer y Moderna, prevé que todos los estadounidenses reciban una dosis de refuerzo ocho meses después de recibir la segunda inyección. Funcionarios de la administración Biden dijeron también que esperan que sea necesaria una vacuna de refuerzo para las personas que recibieron Johnson & Johnson, pero todavía están revisando los datos y anunciarán los planes las próximas semanas.

FOTO DE ARCHIVO: Frascos con dosis de las vacunas de Moderna, Johnson & Johnson y Pfizer contra el coronavirus. 2 de mayo de 2021. REUTERS / Dado Ruvic
FOTO DE ARCHIVO: Frascos con dosis de las vacunas de Moderna, Johnson & Johnson y Pfizer contra el coronavirus. 2 de mayo de 2021. REUTERS / Dado Ruvic

“Los datos disponibles dejan muy claro que la protección contra la infección por el SARS-CoV-2 empieza a disminuir con el tiempo tras las dosis iniciales de vacunación, y en asociación con el predominio de la variante Delta, estamos empezando a ver pruebas de una menor protección contra la enfermedad leve y moderada”, dice el comunicado.

“Por esa razón, concluimos que será necesaria una inyección de refuerzo para maximizar la protección inducida por la vacuna y prolongar su durabilidad”, continúa la nota, firmada por ocho funcionarios de salud estadounidenses, entre ellos Rochelle Walensky, directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC); Vivek H. Murthy, cirujano general, y Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

El plan está sujeto a la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que se espera en las próximas semanas, según The Washington Post.

Sede de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en White Oak, Maryland, EE. UU., 29 de agosto de 2020. REUTERS / Andrew Kelly / Foto de archivo
Sede de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en White Oak, Maryland, EE. UU., 29 de agosto de 2020. REUTERS / Andrew Kelly / Foto de archivo

Pfizer y BioNTech anunciaron el lunes que habían entregado resultados preliminares de sus ensayos clínicos a las autoridades estadounidenses como parte de su esfuerzo para que se apruebe una dosis de refuerzo de la vacuna de COVID-19 a todos los mayores de 16 años.

Hasta ahora, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) ha autorizado la tercera dosis de Pfizer y Moderna para las personas con un sistema inmune debilitado, puesto que no han respondido como la población general a las vacunas, lo que se calcula supone un 3% de la población del país.

Según los datos ofrecidos por Pfizer el lunes, la dosis de refuerzo generó “anticuerpos neutralizantes significativamente más altos” contra la cepa original del coronavirus, además de las variantes beta y delta, informó la empresa en un comunicado.

Vista de la aplicación de una vacuna contra la covid-19. EFE/Michael Reynolds/Archivo
Vista de la aplicación de una vacuna contra la covid-19. EFE/Michael Reynolds/Archivo

Los participantes del ensayo clínico recibieron una tercera dosis entre ocho y nueve meses después de la segunda, concretó el texto.

“Los datos que hemos visto hasta ahora apuntan a que una tercera dosis de nuestra vacuna provoca niveles de anticuerpos que superan significativamente los de las dos dosis iniciales”, dijo en el comunicado el consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR