La tercera dosis de la vacuna de Pfizer contra COVID-19 tiene un 86% de efectividad en mayores de 60 años

Así lo asegura un amplio estudio realizado en Israel en casi 150.000 personas que recibieron la inyección de refuerzo ante la aparición de las nuevas variantes del virus

Unos 1,1 millones de israelíes elegibles (personas mayores de 50 años, trabajadores de la salud y otros) recibieron su tercera dosis o dosis de refuerzo (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)
Unos 1,1 millones de israelíes elegibles (personas mayores de 50 años, trabajadores de la salud y otros) recibieron su tercera dosis o dosis de refuerzo (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)

Cuando Israel comenzó a administrar la tercera dosis de Pfizer de la vacuna contra el COVID-19 el mes pasado para enfrentar un aumento en las infecciones locales impulsadas por la variante Delta, los científicos estaban atentos a qué resultados tendría esta medida en el corto plazo.

Así, unos 1,1 millones de israelíes elegibles (personas mayores de 50 años, trabajadores de la salud y otros) recibieron su tercera dosis o dosis de refuerzo, luego de haber completado el esquema completo de dos dosis de esta vacuna.

Hoy, el Centro Médico Maccabi anunció que una tercera dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer / BioNTech logró una efectividad del 86% en personas mayores de 60 años. El centro Maccabi israelí, que cubre alrededor de una cuarta parte de los 9,3 millones de habitantes del país, comparó los resultados de 149.144 personas mayores de 60 años que recibieron su tercera dosis hace al menos una semana con las de 675.630 más que habían recibido solo dos dosis, entre enero y febrero.

El Centro Médico Maccabi anunció que una tercera dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer / BioNTech logró una efectividad del 86% en personas mayores de 60 años ( REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/)
El Centro Médico Maccabi anunció que una tercera dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer / BioNTech logró una efectividad del 86% en personas mayores de 60 años ( REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/)

Unas 37 personas dieron positivo por coronavirus después de su tercer pinchazo, en comparación con 1064 casos positivos entre los que habían recibido solo dos dosis, explicó Maccabi en un comunicado. Los dos grupos se emparejaron por edad, sexo, situación socioeconómica y grupo de población. Así, los grupos de comparación tenían perfiles demográficos similares. Maccabi no proporcionó ninguna información sobre la gravedad de los 37 casos positivos, o si tenían alguna condición subyacente. La vacuna ha vuelto a demostrar su eficacia. También ha demostrado protección contra la variante Delta. La dosis triple es la solución para frenar el brote actual”, dijo el doctor Anat Ekka Zohar, quien dirigió el estudio.

La eficacia de la vacuna de tres dosis es muy protectora tanto contra infecciones como contra enfermedades graves. Insto a todas las personas de 50 años o más que aún no hayan recibido la tercera dosis de vacuna a que lo hagan, tanto para su autoprotección como para la protección de sus familias. La triple dosis es la solución para frenar el actual brote de infección”, concluyó Ekka Zohar.

Mañana, el comité asesor para el control de epidemias y las vacunas contra el coronavirus se reunirá para discutir si se debe administrar una tercera dosis a personas de hasta 40 años. El ministerio ha dicho que planea acelerar la toma de una decisión sobre el asunto para que la mayor cantidad de personas tengan una tercera oportunidad antes de las Altas Fiestas, que comienzan este año la noche del 6 de septiembre.

La eficacia de la vacuna de tres dosis es muy protectora tanto contra infecciones como contra enfermedades graves, aseguraron los científicos israelíes (EFE / EPA / RONALD WITTEK /Archivo)
La eficacia de la vacuna de tres dosis es muy protectora tanto contra infecciones como contra enfermedades graves, aseguraron los científicos israelíes (EFE / EPA / RONALD WITTEK /Archivo)

Refuerzo para mantener la eficacia

Pfizer comunicó que la eficacia de su vacuna disminuye con el tiempo y que una tercera dosis mostró anticuerpos neutralizantes significativamente más altos contra el virus SARS-CoV-2 inicial, así como contra las variantes Beta y Delta altamente infecciosas. Se espera que Estados Unidos y varios países europeos comiencen a ofrecer refuerzos a los ancianos y personas con sistemas inmunológicos débiles, y algunos están considerando si hacer una tercera dosis disponible más ampliamente.

No obstante, a los funcionarios de salud israelíes les preocupa que los casos sigan aumentando dado que otros 1,1 millones de israelíes, alrededor del 11% de la población, siguen sin vacunarse. Los casos graves también han seguido aumentando, sobre todo entre los no vacunados. Los datos del Ministerio de Salud publicados hoy, basados en datos por cada 100.000 personas, mostraron 172 casos graves entre personas no vacunadas mayores de 60 años, en comparación con 21 casos graves entre personas vacunadas en el mismo grupo de edad.

En otro estudio israelí reciente, las personas inmunodeprimidas menores de 65 años que recibieron la tercera dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus en Israel desarrollaron un 43% más de anticuerpos que después de la segunda inyección, reveló una investigación del Centro Médico Sourasky de Tel Aviv.

Los casos sigan aumentando en Israel dado que otros 1,1 millones de israelíes, alrededor del 11% de la población, siguen sin vacunarse. (REUTERS/Mariana Greif)
Los casos sigan aumentando en Israel dado que otros 1,1 millones de israelíes, alrededor del 11% de la población, siguen sin vacunarse. (REUTERS/Mariana Greif)

El estudio se realizó entre 240 pacientes inmunosuprimidos que han recibido la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19 desde que el gobierno aprobó la medida el mes pasado. Según los investigadores, sólo el 25% de los pacientes con trasplante de órganos tuvieron una respuesta de anticuerpos a la vacuna después de su primera y segunda dosis; mientras que después de una tercera respondió alrededor del 50%. Entre los pacientes hematológicos, un tercio más respondió a la tercera dosis frente a la segunda.

En general, para los menores de 65 años, hubo una tasa de respuesta del 70% contra una del 27% después de la segunda inyección. Y para los mayores de 65 años, alrededor del 43% desarrolló anticuerpos en comparación con el 7% después de la segunda dosis.

La semana pasada, el Centro Médico Rabin-Beilinson Campus en Petah Tikva publicó un informe similar, que encontró que la tercera dosis duplicaba el número de receptores de trasplantes que desarrollaron anticuerpos contra el coronavirus. “Los datos son una prueba clara de que la tercera vacuna funciona”, dijo entonces Ruthi Rachmimov, director del Departamento de Trasplante de Riñón de Beilinson.

El Gobierno israelí aprobó el viernes último vacunar a mayores de 50 años con una tercera dosis, una campaña que comenzó el domingo con más de 50.000 personas ya registradas de la franja de edad entre 50 y 59.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR