Miami reabrió centros de vacunación y testeos de COVID 19 ante un salto importante en el número de contagios

Algunos creen que Estados Unidos está atravesando la cuarta ola de COVID 19. Con un aumento en el número de casos y hospitalizaciones, el condado vuelve a poner a disposición los centros de testeo y vacunación que se habían cerrado cuando la pandemia se creía controlada

La gente hace fila para recibir la vacuna contra la covid-19 en el sitio de vacunación de FEMA en Miami-Dade, el 5 de abril de 2021. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH/Archivo
La gente hace fila para recibir la vacuna contra la covid-19 en el sitio de vacunación de FEMA en Miami-Dade, el 5 de abril de 2021. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH/Archivo

Hace un año, en el pasado verano boreal, el condado de Miami-Dade estuvo cerca de tocar fondo. Si bien el sistema hospitalario nunca colapsó, el sur de la Florida encabezaba los centros urbanos en el país con el mayor número de contagios de COVID 19. Con el tiempo, y con la extendida campaña de vacunación, los números disminuyeron dramáticamente. Al punto de que ya no era necesario un operativo tan grande para ofrecer vacunas y para realizar pruebas a aquellos que creyeran que podían tener COVID 19.

Pero los tiempos volvieron a cambiar. Con la aparición de nuevas variantes más contagiosas, como la Delta, y con más de un 50 por ciento de la población sin vacunar -por decisión propia, no por falta de vacunas-, los contagios se han vuelto a disparar.

El pasado viernes, el departamento de salud de la Florida informó que en una semana se reportaron 73.166 nuevos casos, casi el doble de los contabilizados una semana antes. Miami-Dade, el condado más densamente poblado en el estado, vuelve a estar en el ojo de la tormenta.

En Miami-Dade, la pasada semana se reportaron 11.104 nuevos casos, un gran aumento de los 7.062 registrados la semana anterior. Esto implica que cada cien mil habitantes en el condado, hay 380,5 contagios, muy por encima de los 100 casos cada 100 mil que se impuso como marca para indicar que se entra en zona de peligro.

Según el presidente del sistema de salud Jackson Memorial, que tiene el hospital público más grande del sur de la Florida, estamos ante una “pandemia de los no vacunados”, ya que el 95 por ciento de los nuevos pacientes que llegan con COVID 19 al hospital, no fueron inmunizados contra el coronavirus.

Ante esta situación, Miami-Dade reabrió centros móviles de vacunación y pruebas.

“Estamos extremadamente preocupados por la nueva ola de casos de COVID 19 en Miami-Dade. Los números son muy claros: la gran mayoría de las personas que terminan en el hospital por COVID no están vacunadas”, decía la alcaldesa Daniella Levine Cava a través de un comunicados a la prensa.

Daniella Levine Cava, Mayor of Miami-Dade County speaks to reporters a block west of where the rescue personnel continue their search for victims the day after a partial building collapse in Surfside near Miami Beach, Florida, U.S., June 25, 2021. REUTERS/Maria Alejandra Cardona
Daniella Levine Cava, Mayor of Miami-Dade County speaks to reporters a block west of where the rescue personnel continue their search for victims the day after a partial building collapse in Surfside near Miami Beach, Florida, U.S., June 25, 2021. REUTERS/Maria Alejandra Cardona

El condado reabrió este fin de semana cinco centros móviles, ubicados en Deerwood, Bay Harbor Islands, Haulover Park, Sunny Isles Beach y Hialeah. Quienes quieran realizarse la prueba o vacunarse en estos centros, pueden asistir sin cita previa, pero para hacer el proceso más eficaz, se recomienda que se inscriban previamente en la página web www.mdc.nomihealth.com

La alcaldesa, nuevamente ha hecho un pedido a los residentes para que se vacunen cuanto antes.

“Hemos llegado demasiado lejos, y hemos avanzado mucho, como para volver atrás ahora”, afirmaba Levine Cava, quien además, está pidiéndole a sus residentes que vuelvan a colocarse máscaras tapa bocas si están en lugares con mucha gente o en contacto con personas no vacunadas.