Fueron identificados otros cuatro cuerpos del derrumbe en Miami y ya suman 97 víctimas mortales

La investigación de las causas del colapso del edificio Champlain Towers South, en la que había 55 apartamentos, ya se inició, pero se da por seguro que será larga y compleja

Portavoces del cuerpo de bomberos señalaron que prevén que en el transcurso de la próxima semana habrán concluido con la tarea de recuperación de cuerpos (Foto: EFE)
Portavoces del cuerpo de bomberos señalaron que prevén que en el transcurso de la próxima semana habrán concluido con la tarea de recuperación de cuerpos (Foto: EFE)

Otras cuatro víctimas mortales de las hasta ahora 97 contabilizadas en el derrumbe de un edificio residencial de 12 plantas en Surfside, en el condado de Miami-Dade (Florida, EEUU), han sido identificadas, informaron este jueves las autoridades.

Las últimas cuatro víctimas mortales identificadas, entre ellas una adolescente de 14 años, Valeria Barth, son: Mihai Radulescu, de 82 años; Michelle Anna Pazos, de 23 años y Myriam Notkin, de 81.

Los cuerpos fueron extraídos de la montaña de escombros entre el pasado viernes y el domingo. Otro cuerpo, el de Luis F. Barth Tobar, de 51 años, fue recuperado el sábado pasado, pero identificado este miércoles.

“Hemos identificado a cuatro víctimas adicionales que perdieron la vida de manera trágica e inesperada en el derrumbe del edificio de Surfside. Por favor, tengan a sus familias y seres queridos en sus oraciones”, señaló este jueves la Policía de Miami-Dade en su cuenta oficial de Twitter.

Tras 21 días de búsqueda, los esfuerzos por recuperar cuerpos entre la montaña de escombros en Surfside continúan, y “el número de muertes confirmadas es ahora de 97”, había precisado la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

“Es una pérdida de vidas asombrosa y desgarradora”, agregó la regidora, para indicar que la cifra de víctimas identificadas hasta el miércoles era de 90, con 88 familias notificadas.

Miembros del equipo de búsqueda y rescate permanecen durante un momento de silencio y rezan frente a los escombros  (Foto: REUTERS)
Miembros del equipo de búsqueda y rescate permanecen durante un momento de silencio y rezan frente a los escombros (Foto: REUTERS)

El número de personas no localizadas tras el derrumbe ocurrido el 24 de junio por causas aún no determinadas se situó hasta este miércoles en al menos 8, pero hay dos de ellas que no se sabe con certeza si estaban en el edificio cuando se vino abajo.

Entre las víctimas, además de estadounidenses, hay argentinos, cubanos, uruguayos, colombianos, chilenos, venezolanos, paraguayos e israelíes, entre otras nacionalidades.

Levine Cava advirtió esta semana que las tareas de identificación se están haciendo más complicadas por el tiempo transcurrido desde la tragedia y cómo afecta a los restos humanos.

La investigación de las causas del derrumbe del ala noreste del edificio Champlain Towers South, en la que había 55 apartamentos, ya se inició, pero se da por seguro que será larga y compleja.

En los tribunales hay media decena de demandas presentadas contra la asociación del condominio, que tenía problemas estructurales desde por lo menos 2018, según una firma de ingenieros.

Lo que quedaba del edificio fue demolido el 4 de julio, pues la estructura estaba inestable y dificultaba las tareas de búsqueda.

Este miércoles un juez del sur de Florida autorizó la venta del terreno donde estaba el edificio de apartamentos que se desplomó y perdieron la vida 97 personas, según las cifras provisionales.

En una diligencia judicial celebrada ayer, el juez Michael Hanzman dio luz verde al proceso de venta de la propiedad donde se levantaba el Champlain Towers South, una venta que podría alcanzar un precio entre los 100 y los 110 millones de dólares. La intención del juez es acelerar el proceso de venta del terreno para beneficiar cuanto antes y al máximo a las víctimas del derrumbe.

El alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo la semana pasada que se estaba estudiando qué uso dar al solar y consultando a las familias de las víctimas para conocer lo que quieren, pues es una suerte de “lugar sagrado”.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: