Los Boy Scouts de Estados Unidos le pagarán 850 millones de dólares a 60 mil víctimas de abuso sexual

El arreglo económico marcaría una de las sumas más grandes en la historia del país en casos de este tipo. Pone en jaque a la organización fundada en 1910 y que tiene unos 2,2 millones de miembros de entre cinco y 21 años

La sede de Boy Scouts en Irving, Texas (REUTERS/Tim Sharp/Archivo)
La sede de Boy Scouts en Irving, Texas (REUTERS/Tim Sharp/Archivo)

Los Boy Scouts de Estados Unidos llegaron a un acuerdo de 850 millones de dólares con los abogados que representan a unas 60.000 víctimas de abuso sexual infantil. El arreglo económico marcaría una de las sumas más grandes en la historia del país en casos de abuso sexual.

Los abogados de los Boy Scouts presentaron documentos judiciales el jueves por la noche en los que describían el acuerdo con los abogados que representan a las víctimas. El pacto también incluye letrados que representan a los consejos de Boy Scouts locales y abogados designados para representar a las víctimas que podrían presentar reclamos en el futuro.

“Después de meses de intensas negociaciones, los deudores han llegado a una resolución con cada uno de los grupos oficiales y principales acreedores en estos casos del Capítulo 11”, escribieron los abogados de Boy Scouts.

Los Boy Scouts de América, con sede en Irving, Texas, buscaron protección por bancarrota en febrero de 2020, moviéndose para detener cientos de demandas y crear un fondo de compensación para hombres que fueron abusados sexualmente cuando eran jóvenes hace décadas por scoutmasters u otros líderes.

Un miembro de los Boy Scouts of America (REUTERS/Jeenah Moon/Archivo)
Un miembro de los Boy Scouts of America (REUTERS/Jeenah Moon/Archivo)

Hasta noviembre del año pasado, alrededor de 95.000 personas presentaron denuncias por abusos sexuales sufridos en los Boy Scouts de Estados Unidos. Esas cifras revelan la magnitud de los presuntos abusos cometidos durante décadas por miembros de la organización.

Estamos horrorizados por la cantidad de vidas que han sufrido abusos en el pasado entre los scouts y conmovidos por la valentía de aquellos que han salido del silencio”, dijo la organización Boy Scouts of America en un comunicado, sin confirmar las cifras.

“Hemos abierto de forma voluntaria un proceso de fácil acceso para ayudar a las víctimas a solicitar indemnizaciones. Su respuesta ha sido desgarradora. Lo sentimos profundamente”, añadió esa organización, fundada en 1910 y que tiene unos 2,2 millones de miembros de entre cinco y 21 años.

Boy Scouts of America, que estima sus activos en más de 1.000 millones de dólares, cuenta con una red de consejos locales que a su vez poseen cientos de campamentos y otras propiedades por todo el país a orillas de lagos o en valles, donde los jóvenes reciben formación en habilidades de exploración o valores éticos.

En la imagen un registro del ingreso a las instalaciones principales de los Boy Scouts de America, en Irving (Texas, EEUU). EFE/Larry W. Smith
En la imagen un registro del ingreso a las instalaciones principales de los Boy Scouts de America, en Irving (Texas, EEUU). EFE/Larry W. Smith

El abogado Mones señaló en noviembre a The New York Times que la prevalencia de los abusos que se detallan en los casos presentados es imponente, pero que aún así podría reflejar sólo una fracción del número de víctimas reales. “Sabía que había muchos casos, (pero) nunca me planteé que se acercara a esta cifra”, agregó.

Tras años de silencio, las revelaciones sobre la organización de Estados Unidos salieron a la luz por primera vez en 2012, cuando Los Angeles Times publicó miles de documentos internos que demostraban décadas de abusos sexuales.

Esos documentos, que la prensa llamó los “expedientes de la perversión”, formaban una base de datos con el nombre de unos 5.000 adultos voluntarios para ser jefes scouts y sospechosos de cometer abusos sexuales contra los niños a los que habían cuidado.

La mayoría de ellos nunca habían sido denunciados ante las autoridades y la organización se limitó a expulsarlos.

(Con información de AP)

SEGUIR LEYENDO: