El autor de la masacre de Colorado compró su rifle cuatro días después de que un juez bloqueara una prohibición para adquirir armas

Ahmad Alissa asesinó a 10 personas con un fusil automático tipo AR-15. La Asociación Nacional del Rifle había impugnado los mayores controles de ventas en la ciudad de Boulder

La foto de Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, al entrar a la cárcel este martes (Boulder Police Department/Handout via REUTERS)
La foto de Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, al entrar a la cárcel este martes (Boulder Police Department/Handout via REUTERS)

La policía identificó el martes a un joven de 21 años como el sospechoso que mató a tiros a 10 personas en un supermercado de Colorado, y documentos entregados a la corte mostraban que el individuo compró un fusil de asalto menos de una semana antes del incidente.

El sospechoso adquirió el arma seis días antes del tiroteo, el 16 de marzo, de acuerdo con la declaración jurada de arresto publicada el martes. De momento no se sabe dónde compró el arma, pero es posible que si la compró en la misma ciudad del ataque, fue gracias a una decisión judicial.

El tiroteo fue perpetrado 10 días después de que un juez bloqueó una prohibición a los fusiles de asalto aprobada por la ciudad de Boulder en 2018. Esa ordenanza y otra que prohibía los cargadores de gran capacidad fueron promulgadas luego del tiroteo de 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, que dejó 17 muertos.

Dichas prohibiciones fueron impugnadas rápidamente, con el respaldo de la Asociación Nacional del Rifle. El juez derogó la ordenanza por una ley de Colorado que impide que las ciudades elaboren sus propias reglas sobre armas de fuego.

Los carteles colgados afuera del supermercado también reclamaron mayores controles a la venta de armas automáticas (AP)
Los carteles colgados afuera del supermercado también reclamaron mayores controles a la venta de armas automáticas (AP)

Los líderes locales esperaban prevenir el tipo de tiroteo masivo que ha golpeado al estado más de una vez en las últimas dos décadas. Boulder es conocida por su política liberal, pero cuando el consejo discutía la ordenanza, los opositores que parecían ser de fuera de la zona se reunieron para oponerse al plan en una escena que se volvió cada vez más tensa, dijo Rachel Friend, miembro del consejo de la ciudad. “La razón por la que teníamos la prohibición de las armas de asalto era para prevenir exactamente el tipo de tragedia que ocurrió ayer”, dijo Friend, que trabajó para apoyar la idea antes de ser elegida.

La ordenanza fue impugnada en los tribunales poco después de su aprobación. Robert L. Chambers, un residente de Boulder que figuraba como principal demandante, dijo que fue reclutado para formar parte del caso de los derechos de las armas respaldado por la NRA. Es un cazador que posee numerosas armas de fuego, pero no quiso decir si tiene un AR-15. Pero dijo que no se arrepiente de haber ayudado a anular la prohibición local de las carabinas semiautomáticas como la que utilizó el pistolero del supermercado.

“La única razón por la que estuve en eso fue para que la ciudad de Boulder cumpliera con la ley estatal”, dijo Chambers, añadiendo que su corazón está con las familias de los asesinados. “Seguiría haciendo lo mismo que hice. ¿Crees que (al tirador) le importa que la ciudad de Boulder tuviera una prohibición de rifles de asalto? Seamos realistas”.

Alteraciones mentales

Un agente de la policía informado sobre el tiroteo del lunes dijo que la familia del sospechoso comentó a los investigadores que creían que Alissa padecía un tipo de enfermedad mental, incluidas alucinaciones.

Los familiares hablaron sobre las ocasiones en las que Alissa les dijo que la gente lo seguía o perseguía, algo que señalaron que pudo haber contribuido a la violencia, dijo el agente, quien habló bajo condición de anonimato con la AP debido a que no estaba autorizado para discutir públicamente del tema.

Amigos y familiares en el memorial armado cerca al supermercado (Reuters)
Amigos y familiares en el memorial armado cerca al supermercado (Reuters)

Los investigadores no han establecido un motivo, pero creen que fue el único agresor, comentó Michael Dougherty, fiscal de distrito del condado de Boulder.

Los empleados del supermercado comentaron a los investigadores que Ahmad Al Aliwi Alissa disparó contra un anciano varias veces el lunes afuera de la tienda ubicada en la localidad de Boulder para después ingresar al inmueble, de acuerdo con el expediente. Otra persona fue encontrada con heridas de bala en un vehículo estacionado junto a un automóvil registrado a nombre del hermano del sospechoso.

Las autoridades dijeron que Alissa era de Arvada, un suburbio de Denver, y que se involucró en un tiroteo con la policía dentro de la tienda. El sospechoso estaba siendo atendido en un hospital el martes y tras ser dado de alta fue fichado en la prisión del condado bajo cargos de homicidio.

En Washington D.C., el presidente Joe Biden pidió al Congreso que endurezca las leyes de armas del país. “Diez vidas se han perdido, y más familias se han visto destrozadas por la violencia con armas en el estado de Colorado”, declaró Biden en la Casa Blanca.

Chuck Schumer, líder de la mayoría en el Senado, prometió presentar dos propuestas aprobadas en la Cámara de Representantes para solicitar que se amplíen las revisiones de antecedentes para los compradores de armas. Biden respalda las iniciativas, pero enfrentan una ruta más difícil para su aprobación en el Senado, donde la mayoría demócrata es pequeña.

Es el tiroteo más letal de la nación desde el perpetrado en 2019 en un Walmart de El Paso, Texas, donde 22 personas murieron a manos de un hombre que, de acuerdo con la policía, tenía como intención atacar a mexicanos.

(Con información de AP)

SEGUIR LEYENDO: