Joe Biden envió sus condolencias a las víctimas del tiroteo en Colorado y urgió al Congreso a endurecer las leyes para el control de armas

“Son medidas de sentido común”, expresó el mandatario en una declaración. En concreto, pidió la expansión de los chequeos de antecedentes a quienes quieran adquirir armamento y la prohibición de los rifles de asalto y los cargadores ampliados para civiles

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. Foto: REUTERS/Jonathan Ernst
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. Foto: REUTERS/Jonathan Ernst

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, llamó este martes al Congreso a que endurezca las leyes para el control de armas tras el tiroteo que tuvo lugar el lunes en Colorado y dejó un saldo de 10 muertos.

“Estamos esperando más información sobre el tirador y las armas que usó, pero no necesitamos esperar otro minuto para tomar medidas de sentido común y salvar vidas en el futuro. Por eso urjo a mis colegas en el Senado y la Cámara de representantes para que actúen”, expresó el mandatario en una declaración pública.

En concreto, pidió la expansión de chequeos de antecedentes a quienes quieran adquirir armamento y la prohibición de los rifles de asalto y los cargadores ampliados para civiles.

En otro pasaje de su mensaje, Biden también agradeció a los agentes de policía y fuerzas de seguridad que respondieron al hecho, y reconoció en particular a Eric Talley, el oficial que murió en el hecho. “Envío mis más profundas condolencias a su familia. No dudó en actuar e hizo el sacrificio más grande en su esfuerzo para salvar vidas. Es la definición de un héroe estadounidense”, expresó.

El oficial Eric Talley murió en el tiroteo del supermercado de Denver.
El oficial Eric Talley murió en el tiroteo del supermercado de Denver.

Talley fue el primer agente en la escena del tiroteo, dijo el lunes la jefa de policía de Boulder, Maris Herold, y elogió su intervención como “heroica” mientras contenía las lágrimas. “Lamento mucho la pérdida del oficial Talley”, dijo.

Talley, de 51 años, se había unido a la policía hace poco más de una década. El agente nació en Houston, pero pasó la mayor parte de su vida en Nuevo México antes de mudarse a Colorado, donde vivió en los últimos años. Estaba casado y tenía siete hijos.

Biden indicó que no “especulará sobre la razón del tiroteo” y se pronunciará “una vez que tenga toda la información”. Poco antes de que hablara, el tirador fue identificado como Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años.

Las autoridades indicaron que el sujeto, residente de la localidad de Arvada, fue detenido a las 15.28 (hora local), 48 minutos después de que la policía llegara al lugar tras los llamados de emergencia.

La primera foto del tirador, Ahmad Al Aliwi Alissa.
La primera foto del tirador, Ahmad Al Aliwi Alissa.

Al igual que Biden, la policía indicó que sería “prematuro” divulgar hipótesis sobre el móvil del ataque, mientras continúan las investigaciones. Por ahora, la pesquisa sostiene que sería el único autor de la masacre.

El acusado permanece en el hospital, recuperándose de sus heridas por un disparo en la pierna en condición estable, y cuando sea dado de alta, posiblemente este martes, será transferido a prisión.

Tras más de un año -que ha coincidido con el de la pandemia- sin grandes tiroteos en Estados Unidos, el de Boulder es el segundo en apenas seis días tras los ataques a locales de masajes -en los que trabajaban mayormente mujeres de origen asiático- de la semana pasada en Atlanta, que dejaron ocho muertos y que fueron ampliamente cubiertos por los medios.

El de Boulder se convirtió en el mayor tiroteo masivo en Estados Unidos desde agosto de 2019, cuando un hombre armado mató a 23 personas en un Walmart en El Paso (Texas).

SEGUIR LEYENDO: