Joe Biden restableció las restricciones por el coronavirus a los viajes desde Brasil, Reino Unido y Europa y sumó a Sudáfrica

“He determinado que es en interés del país adoptar una acción que restrinja y suspenda la entrada a los Estados Unidos de los no ciudadanos”, indica el mandatario en el texto. La medida entrará en vigor el martes

Vista de un aeropuerto en Estados Unidos. EFE/Etienne Laurent/Archivo
Vista de un aeropuerto en Estados Unidos. EFE/Etienne Laurent/Archivo

El presidente de EEUU, Joe Biden, restableció el lunes la prohibición de entrada al país a los viajeros procedentes de la Unión Europea (UE), el Reino Unido y Brasil como parte de su esfuerzo contra la pandemia del coronavirus, informaron este domingo medios locales. El mandatario también incluyó a Sudáfrica en la lista, considerando que es en ese país donde se descubrió otra cepa del COVID-19 -además de aquellas localizadas en el Reino Unido y España- que es más contagiosa que la original.

La decisión da marcha atrás a la medida anunciada el pasado 18 de enero, dos días antes de dejar el poder, por el ex presidente Donald Trump. La mayor parte de la medida entrará en vigor el martes 26, cuando hubiera quedado sin efecto. La prohibición a los pasajeros provenientes de Sudáfrica, en tanto, aplicará a partir del sábado.

En una entrevista televisiva, el principal infectólogo del gobierno estadounidense, Anthony Fauci, halagó la decisión de incluir al país africano en la lista, diciendo que la cepa del COVID-19 detectada allí es “preocupante”. “Es claramente más diferente y peligrosa que la del Reino Unido”, expresó. Esta última variante no ha sido detectada en los Estados Unidos. No es el caso de la británica.

“He determinado que es en interés del país adoptar una acción que restrinja y suspenda la entrada a los Estados Unidos -como inmigrantes o no inmigrantes- de los no ciudadanos que hayan estado físicamente presentes en la zona Schengen, el Reino Unido (excluyendo los territorios fuera de Europa), la República de Irlanda y la República de Sudáfrica”, dice el mandatario en el texto, que excluye a los nacionales del país.

Durante esta jornada, Estados Unidos rebasó los 25 millones de contagiados por el virus, y llegó a 417.538 muertes, lo que lo mantiene como el país más afectado por la pandemia en el mundo.

La prohibición a los pasajeros procedentes de la Unión Europea y el Reino Unido la impuso Trump en marzo, mientras que la referente a Brasil data de mayo.

FOTO DE ARCHIVO: Pasajeros en la Terminal 1 en el Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York, EEUU, el 13 de marzo de 2020. REUTERS/Shannon Stapleton
FOTO DE ARCHIVO: Pasajeros en la Terminal 1 en el Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York, EEUU, el 13 de marzo de 2020. REUTERS/Shannon Stapleton

En su decisión del 18 de enero pasado, Trump decidió mantener en vigor la restricción de viaje para los pasajeros procedentes de China e Irán.

Nada más conocerse la orden del líder republicano, la actual portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló entonces en su cuenta de Twitter que “con el empeoramiento de la pandemia y el surgimiento de variantes más contagiosas en todo el mundo, este no es el mejor momento de levantar las restricciones a los viajes internacionales”.

“La Administración no tiene la intención de levantar estas restricciones el 26 de enero”, anticipó la actual portavoz.

Además, Estados Unidos exigirá desde este martes una prueba de covid-19 negativa a todos los pasajeros aéreos antes de volar al país, incluidos los estadounidenses.

La medida, anunciada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el pasado 12 de enero, establece también la recomendación de someterse a una nueva prueba de tres a cinco días después de la llegada al país y permanecer en cuarentena en casa durante siete días después del viaje.

El principal epidemiólogo de Estados Unidos, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. (NIAID, en inglés), habla este 21 de enero de 2021 en la Casa Blanca. EFE /Al Drago
El principal epidemiólogo de Estados Unidos, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. (NIAID, en inglés), habla este 21 de enero de 2021 en la Casa Blanca. EFE /Al Drago

El epidemiólogo jefe de EEUU, Anthony Fauci, señaló este domingo que tras los datos difundidos por el Gobierno del Reino Unido se debe asumir que la variante británica puede “causar más daño, incluida la muerte”, y apuntó que la vacuna sigue siendo eficaz incluso contra la variante sudafricana.

Fauci indicó que la variación británica del virus está “en al menos 20 estados de Estados Unidos”, y apuntó que las vacunas administradas en el país, la de Moderna y Pfizer, “parecen seguir protegiendo contra la cepa mutante”. De hecho, este lunes Moderna indicó que ese era el caso. No obstante, la respuesta de los incoulantes contra la variante sudafricana fue ligeramente menor. En consecuencia, el laboratorio comenzó a trabajar en una nueva fórmula que potencie su efectividad.

Pfizer publicó este mes un estudio con conclusiones similares para su inoculante, aunque todavía no ha sido evaluado por pares.

Consultado sobre la presencia en Estados Unidos del linaje descubierto en Sudáfrica, admitió que no puede decir “definitivamente” que lo sepan como un hecho.

El funcionario indicó que, aunque se ha observado que la mutación sudafricana puede “en algunos aspectos” anular la eficacia de las vacunas, estas aún están dentro de un “nivel de amortiguación” que las hace eficaces contra esas variantes.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: