La historia del número 1 de Observatory Circle: la residencia en donde vivirá la vicepresidenta Kamala Harris

Aunque la casa es poco conocida, fue construida hace 128 años y ha sido un lugar relevante para la política de Estados Unidos desde 1974

Foto: WikiCommons
Foto: WikiCommons

Aunque la Casa Blanca es uno de los símbolos más representativos de la política estadounidense por ser el lugar donde vive el presidente, existe otra residencia oficial de suma relevancia, la cual se encuentra en el número 1 de Observatory Circle, Washington, y será el hogar de la primer mujer vicepresidenta en la historia del país, Kamala Harris, y su esposo, Doug Emhoff, por lo menos durante los siguientes cuatro años.

Se ubica en un terreno de 29 hectáreas de extensión, conocido como el Observatorio Naval de Estados Unidos, a unos cuatro kilómetros de la Casa Blanca. Fue construida hace 128 años, no está abierta al público y ha sido hogar de otros siete vicepresidentes, incluido el propio Joe Biden.

El diseño de esta mansión estuvo a cargo del arquitecto Leon E. Dessez y desde 1974 ha sido la residencia oficial del vicepresidente de los Estados Unidos, aunque fue hasta 1977 que Walter Mondale la ocupó como tal por primera vez. Antes de él, Nelson Rockefeller únicamente la usaba como un espacio de entretenimiento.

La casa en 1895, dos años después de su construcción. (Foto: Wikicommons)
La casa en 1895, dos años después de su construcción. (Foto: Wikicommons)

Para esta casa, Dessez utilizó un estilo arquitectónico de la reina Ana, el cual era sumamente popular a finales del Siglo XIX en los Estados Unidos. Cuenta con 33 habitaciones, un gimnasio de más de 40 metros cuadrados, una bañera de hidromasaje y una biblioteca, entre otros elementos.

Si bien es un sitio que no mucha gente conoce y en el cual la prensa no ha mostrado mucho interés a lo largo de los años, cabe mencionar que su amplia sala de recepción, frondosas columnas y elegantes torretas también le proporcionan una sensación de grandeza.

Originalmente fue construida para ser la residencia del superintendente del Observatorio Naval de Estados Unidos, una agencia científica relacionada con la astronomía para la Marina. Pero a partir de la década de 1920, fue utilizada como el hogar de los jefes de operaciones navales y sus familias.

Sin embargo, la razón por la cual se convirtió en el hogar del vicepresidente, según Charles Danyer, autor del libro Number One Observatory Circle y experto en seguridad nacional, fue que para el Servicio Secreto era complicado establecer sus protocolos si cada uno tenía su propia residencia.

Kamala Harris jura como vicepresidenta de Estados Unidos. (Foto: Kevin Lamarque/Reuters)
Kamala Harris jura como vicepresidenta de Estados Unidos. (Foto: Kevin Lamarque/Reuters)

“Era una situación muy interesante que la segunda persona más poderosa de Estados Unidos de América, una de las personas más poderosas del mundo, no tuviera una residencia temporal designada”, dijo Denyer a The New York Times.

Acerca de todos los años que pasaron para que un vicepresidente tuviera una residencia temporal oficial, el historiador y autor de 101 Presidential Insults, Mike Purdy, comentó para el mismo medio que de alguna manera eso reflejaba el “insignificante papel” del cargo en los años anteriores.

En este sentido, Denyer mencionó que a partir de Mondale, el puesto de vicepresidente tomó mayor relevancia e incluso lo describió como el “más importante hasta esa fecha. (El presidente) Carter lo involucró en casi todo”, lo cual se vio reflejado en las importantes mejoras que la casa recibió en cuanto a comodidad y seguridad.

La actual pareja presidencial, Joe y Jill Biden, también vivió en esta casa de 2009 a 2017. (Foto: WikiCommons)
La actual pareja presidencial, Joe y Jill Biden, también vivió en esta casa de 2009 a 2017. (Foto: WikiCommons)

Cabe mencionar que quienes han pasado por el número 1 de Observatory Circle han dejado su huella decorativa. “Cada persona ha agregado algo para mejorar el hogar de la próxima familia”, comentó Jill Biden, actual primera dama, a The Washington Post en 2017.

George H. W. Bush, quien se desempeñó como vicepresidente de 1981 a 1989, por ejemplo, instaló un pozo en el jardín, así como una pista para correr de 400 metros. Su sucesor, Dan Quayle, mandó a construir una piscina, mientras que los Biden crearon el Jardín del Patrimonio Familiar, donde se graba el nombre de todos los habitantes del hogar, incluidas las mascotas.

Por el momento, Harris y Emhoff se instalarán en la Casa Blair, la residencia oficial para invitados, debido a que su nuevo hogar se encuentra en tareas de mantenimiento, pero Denyer destacó la relevancia que tendrá esta residencia en el futuro próximo, pues durante 45 años, la mayor parte del tiempo fue ocupada por “hombres blancos y aquí viene una persona completamente diferente”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA