Arrestaron en Florida al líder de un grupo supremacista blanco que participó de la violenta toma del capitolio

Se trata de un hombre vinculado a los Proud Boys. Con él, son dos los floridanos que se suman a la lista de detenidos por los episodios ocurridos durante la audiencia de confirmación de Joe Biden, el pasado 6 de enero

Miembros del grupo Proud Boys. Entre ellos, su organizador, Joe Biggs. (AP Photo/Noah Berger)
Miembros del grupo Proud Boys. Entre ellos, su organizador, Joe Biggs. (AP Photo/Noah Berger)

Las repercusiones de la violenta toma del Congreso de los Estados Unidos ocurrida el pasado 6 de enero, en la que murieron 5 personas, continúan. El miércoles las autoridades de Florida, en colaboración con oficiales federales, arrestaron a dos hombres bajo cargos de participar en la fallida revuelta en la capital del país.

Uno de ellos es Joseph Biggs, de 37 años, quien enfrenta cargos por obstrucción de la ley, acceso a un área restringida y conducta violenta. El sospechoso fue detenido en Orlando, en el centro del estado. Biggs se autodefine en redes sociales como “organizador de Proud Boys”, un grupo de ultra-derecha, nacionalista y neofascista vinculado a la ideología del supremacismo blanco. En los documentos del FBI en los que se confirma el arresto se detalla que Biggs es organizador de este movimiento.

Allí también se afirma que Biggs fue parte del grupo que ingresó al capitolio tras empujar a los oficiales que colocaron una barrera de metal para intentar evitar el ingreso de la turba. Cabe recordar que esto ocurrió durante la ceremonia de certificación de los votos del 3 de noviembre que otorgaron la presidencia a Joe Biden.

Seguidores de Donald Trump irrumpen durante unas protestas en los terrenos del Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021 en Washington DC (EFE/ WILL OLIVER/Archivo)
Seguidores de Donald Trump irrumpen durante unas protestas en los terrenos del Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021 en Washington DC (EFE/ WILL OLIVER/Archivo)

En las imágenes de video de aquel 6 de enero se lo ve a Biggs con un walkie-talkie y auriculares, una señal de que estaba conectado con otras personas mientras ocurrían los incidentes. Sin embargo, en su declaración ante el FBI dijo no estar al tanto de ningún tipo de organización detrás de la revuelta y no conocer a quienes la idearon.

En el mismo affidavit (declaración jurada) se establece que días antes de la toma del congreso, Biggs le pidió a sus seguidores de la red social Parler que para protestar frente al capitolio vistieran de negro, de igual manera que lo hacen los seguidores de Antifa, el violento grupo de izquierda.

“Lo único que vamos a hacer como nosotros, es pensar como pensamos nosotros. El 6 de enero va a ser épico”, escribió en uno de sus posteos previos al episodio.

En su declaración ante las autoridades, Biggs reconoció haber entrado al congreso pero dijo que no lo hizo de manera violenta.

Miembros del grupo Proud Boys durante los disturbios en el Capitolio (REUTERS/Jim Urquhart/Archivo)
Miembros del grupo Proud Boys durante los disturbios en el Capitolio (REUTERS/Jim Urquhart/Archivo)

Biggs hizo ya su primera aparición en corte donde se le permitió salir de prisión bajo fianza, siempre y cuando mantenga un confinamiento en su hogar con restricciones de visitas y contacto con el exterior, mientras espera el comienzo del juicio que se llevará a cabo en su contra.

En el pasado, Biggs organizó manifestaciones de Proud Boys, como la ocurrida en el mes de septiembre del 2020 en Portland, estado de Oregon, donde más de mil manifestantes simpatizantes de la organización se enfrentaron a miembros de Antifa.

También en Florida se llevó a cabo el arresto de Jesús Rivera, de 37 años, en Pensacola, al norte del estado. Sus cargos federales indican que ingresó en zonas restringidas sabiendo que no podía hacerlo, intentó de impedir el curso normal del gobierno y tuvo conducta violenta.

Miembros del grupo Proud Boys (REUTERS/Leah Millis)
Miembros del grupo Proud Boys (REUTERS/Leah Millis)

En un video que el propio Rivera subió a redes sociales, se lo ve en la cripta del congreso, y trepando por las paredes para escapar por una ventana.

Ambos casos son investigados por los fiscales federales del distrito de Columbia, donde se encuentra la ciudad de Washington, y se suman a media docena de arrestos de floridanos en las últimas semanas en relación a los incidentes en el congreso en la primera semana del año.

Seguir leyendo: