La mayoría de los estadounidenses apoya a la líder republicana que criticó a Donald Trump y votó por el juicio político

Una encuesta de la consultora YouGov reveló que el 63% de los consultados está a favor de lo que dijo la congresista Liz Cheney sobre el papel del presidente en el asalto al Capitolio

La representante de los Estados Unidos Liz Cheney se dirige a los medios de comunicación durante la conferencia de prensa (REUTERS/Mark Makela/Foto de archivo)
La representante de los Estados Unidos Liz Cheney se dirige a los medios de comunicación durante la conferencia de prensa (REUTERS/Mark Makela/Foto de archivo)

Liz Cheney, la número tres de los republicanos en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, causó cierta conmoción dentro del partido al anunciar que votaría a favor de hacerle un juicio político al presidente Donald Trump por incitar a sus partidarios a la “insurrección” en el Capitolio.

“Nunca ha habido una traición más grande por parte de un presidente de Estados Unidos a su cargo y su juramento a la Constitución”, afirmó la hija del ex vicepresidente Dick Cheney en un comunicado. “Esta insurrección causó heridos, muerte y destrucción en el espacio más sagrado de nuestra república”, dijo sobre la toma de la sede del Congreso, que dejó cinco muertos.

La votación de este miércoles fue la primera desde la renuncia de Richard Nixon en 1974 en la que un líder del propio partido del mandatario respaldó un juicio político en su contra. A diferencia del primer impeachment a Trump, que no fue apoyado por ningún congresista republicano, otros nueve legisladores acompañaron a Cheney, la mayor adhesión de representantes oficialistas en la historia de los juicios políticos en Estados Unidos.

El presidente Donald Trump visita el muro fronterizo entre EEUU y México en Alamo, Texas, el 12 de enero de 2021 (REUTERS/Carlos Barría)
El presidente Donald Trump visita el muro fronterizo entre EEUU y México en Alamo, Texas, el 12 de enero de 2021 (REUTERS/Carlos Barría)

Un grupo de los aliados más férreos de Trump en la Cámara de Representantes reaccionó de inmediato y le pidió a Cheney que renuncie a su puesto de liderazgo. Los miembros del ultraconservador Caucus de la Libertad, presidido por el representante Andy Biggs de Arizona, así como los congresistas Jim Jordan de Ohio y Matt Gaetz de Florida, presentaron una petición en la que solicitaron que la legisladora de Wyoming deje de ser la presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes, argumentando que su voto para había “desacreditado a la Conferencia y producido discordia”.

Sin embargo, la gran mayoría de los estadounidenses parecen estar de acuerdo con Cheney. La consultora YouGov le preguntó a una muestra de 6.304 adultos si suscribían sus argumentos al anticipar su apoyo al impeachment y el 63% dijo que sí. El 52% sostuvo que estaba muy a favor de sus declaraciones y un 11% dijo que estaba un poco a favor.

El pronunciamiento de Cheney se produjo después de que su colega John Katko, congresista de Nueva York, se convirtiera en el primer republicano en la Cámara Baja en comprometerse a votar en contra de Trump en la sesión del miércoles. Adam Kinzinger, un republicano de Illinois y abierto crítico de Trump, lo siguió poco después.

Cheney es presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes (REUTERS/Tom Brenner)
Cheney es presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes (REUTERS/Tom Brenner)

Tras la decisión de la Cámara de Representantes, será el Senado el que deba resolver si Trump es culpable o inocente de “incitar a la insurrección”. El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, no descartó votar a favor de condenar a Trump. Aunque puede que haya que esperar meses para que el cuerpo vote, ya que está en receso hasta el 19 de enero y el 20, cuando asuma Joe Biden, la prioridad será tratar la agenda del nuevo gobierno.

En un comunicado, McConnell dijo que “pese a que la prensa está llena de especulaciones”, todavía no ha “tomado una decisión final” con respecto a la que será su postura en el proceso. “Tengo la intención de escuchar los argumentos legales cuando sean presentados ante el Senado”, expresó.

Esta fue la primera vez que el poderoso republicano dejó abierta la posibilidad de condenar al mandatario saliente en público. McConnell, considerado un republicano partidista pero también un defensor del Senado, habló enérgicamente la semana pasada contra la presión de Trump al Congreso para que anulara la voluntad de los votantes al certificar la victoria de Biden.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: