Mike Pence rechazó la idea de invocar la 25.ª enmienda para destituir a Trump

Los pedidos de destitución contra el presidente saliente se multiplicaron luego de que el miércoles sus seguidores, a los cuales el mandatario habría aupado poco antes, invadieron y cerraron el Congreso

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se opone a invocar la 25.ª enmienda de la Constitución para destituir al presidente Donald Trump, pese a la presión de los demócratas y algunos republicanos, según informó el New York Times este jueves.

Pence no se ha referido en público sobre la idea de apelar a un mecanismo jamás usado en la historia de Estados Unidos, aunque el diario cita a una persona cercana al vicepresidente que confirmó su negativa.

Los pedidos de destitución de Trump se multiplicaron luego de que el miércoles sus seguidores, a los cuales el mandatario había enardecido poco antes, invadieron y cerraron el Congreso cuando se aprestaba a certificar el triunfo electoral del demócrata Joe Biden.

Los demócratas pidieron que se tomara la medida pese a que solamente quedan 13 días de mandato del republicano.

“Esta es una emergencia de la mayor magnitud”, dijo la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“Al incitar a la sedición, como él lo hizo el miércoles, debe ser destituido del cargo”, añadió Pelosi.

La Presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi
La Presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi

El New York Times dijo que la postura de Pence es respaldada por varios miembros del gabinete, cuyo apoyo necesita en caso de apelar a la 25.ª enmienda.

El diario agregó que esos funcionarios “ven el esfuerzo como algo que se sumará al actual caos en Washington en lugar de detenerlo”.

En tanto, los demócratas en la Cámara de Representantes advirtieron que si la enmienda no es invocada, iniciarán entonces otro proceso de juicio político contra el presidente Trump.

“Tenemos un período de tiempo limitado para actuar”, dijo el presidente de Asuntos Legales de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, que lideró un juicio político contra Trump hace un año, antes de que el Senado dominado por los republicanos lo absolviera.

“Apoyo que los artículos para un juicio político vayan directamente al pleno de la Cámara”, dijo por medio de un comunicado.

Los líderes de las bancadas demócratas en ambas Cámaras del Congreso de Estados Unidos llamaron este jueves al vicepresidente Mike Pence a invocar la Vigesimoquinta Enmienda de la Constitución para destituir inmediatamente al presidente Donald Trump, diciendo que si no actúa, el Congreso deberá realizar un juicio político al mandatario.

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, y su homóloga en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, emitieron sendas declaraciones en esa línea a lo largo del día.

“Lo que ocurrió ayer en el Capitolio de Estados Unidos fue una insurrección contra Estados Unidos, incitada por el presidente”, dijo Schumer en un comunicado. “Este presidente no debería ocupar el cargo ni un día más”.

En concreto, la enmienda confiere el poder al vicepresidente; y al gabinete del mandatario a removerlo del poder si consideran que no está en condiciones de hacer su trabajo.

“Cuando el vicepresidente y la mayoría de los principales funcionarios de los departamentos ejecutivos o de cualquier otro cuerpo que el Congreso autorizara por ley trasmitieran al presidente pro tempore del Senado y al presidente de la Cámara de Representantes su declaración escrita de que el presidente está imposibilitado para ejercer los poderes y obligaciones de su cargo, el vicepresidente inmediatamente asumirá los poderes y obligaciones del cargo como presidente en funciones”, indica el texto de la Vigesimoquinta enmienda.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: