Un senador republicano criticó los indultos otorgados por Donald Trump: “Esto está podrido hasta la médula”

Ben Sasse, senador oficialista por el estado de Nebraska, se manifestó después de que el líder republicano otorgara el perdón presidencial al padre de su yerno y a dos altas figuras investigadas en la trama rusa

El senador republicano Ben Sasse (Reuters)
El senador republicano Ben Sasse (Reuters)

Los recientes indultos presidenciales otorgados por el saliente mandatario Donald Trump suscitaron fuertes críticas de la oposición, pero también de un senador del Partido Republicano, quien consideró que el asunto “está podrido”.

En las últimas horas, Trump indultó a su presidente de campaña de 2016, Paul Manafort, condenado por delitos financieros y campañas de presión ilegales; así como a Roger Stone, un asesor político durante largo tiempo cuya sentencia en una condena por mentir al Congreso había conmutado anteriormente; y a Charles Kushner, promotor inmobiliario y padre del yerno del presidente, Jared Kushner, entre otros beneficiados.

Ben Sasse, senador oficialista por el estado de Nebraska, emitió un escueto comunicado en el que fustigó: “Esto está podrido hasta la médula”. El congresista, un conservador religioso, ya había expresado anteriormente sus desacuerdos con Trump. “Su familia ha tratado la Presidencia como una oportunidad de negocios. Ha coqueteado con los supremacistas blancos”, dijo en octubre, incluso antes de las elecciones.

Los indultos son comunes en la recta final del mandato de un presidente, y los beneficiarios dependen en gran medida de los gustos individuales del jefe del ejecutivo de la nación.

Los perdones del miércoles de Manafort y Stone, a quien meses antes Trump le había conmutado la sentencia, fueron particularmente notables, subrayando el deseo del presidente de desguazar los resultados y el legado de la investigación sobre Rusia del consejero especial Robert Mueller.

Hasta ahora, el presidente ha indultado a cinco personas condenadas en esa investigación, cuatro de ellas asociadas como el ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn y el asesor de campaña George Papadopoulos, quienes se declararon culpables de mentir al FBI.

Por ahora, la mayoría de los asociados a Trump que han sido condenados fueron indultados por el presidente. Solo dos quedaron afuera de los perdones: Michael Cohen y Rick Gates, quienes sí cooperaron con los investigadores y declararon contra el mandatario (Reuters)
Por ahora, la mayoría de los asociados a Trump que han sido condenados fueron indultados por el presidente. Solo dos quedaron afuera de los perdones: Michael Cohen y Rick Gates, quienes sí cooperaron con los investigadores y declararon contra el mandatario (Reuters)

Los indultos de este Presidente son lo que esperarías obtener si le dieras el poder de perdonar a un jefe de la mafia”, tuiteó Andrew Weissmann, un miembro del equipo de Mueller que ayudó a procesar a Manafort. Según una línea de investigación, estos beneficios cierran un círculo bajo el cual el presidente podría haber presionado para que no testifiquen en su contra, bajo la promesa de un indulto. Uno de los apartados de la investigación de Mueller fue la posible obstrucción a la Justicia por parte de la Casa Blanca.

Michael Cohen, ex abogado personal de Trump, no ha recibido el indulto, así como Rick Gates. Son dos de los personajes cercanos al presidente que sí cooperaron con los investigadores. “Lo que pasó muestra lo roto que está el sistema judicial. A pesar de haber sido amenazado por el presidente Trump, cooperé con una docena de agencias, Mueller, el Congreso... y todos estos criminales reciben indultos. Esto está mal”, escribió en Twitter tras conocerse la noticia.

Trump se había resistido a indultar a Manafort, probablemente en parte porque hacerlo representaba un riesgo político. Su decisión de ahora parece al menos un reconocimiento tácito de que su presidencia está llegando a su fin, a pesar de afirmar sin pruebas que el fraude electoral general le robó una victoria.

Trump y Manafort, en 2016 (Reuters)
Trump y Manafort, en 2016 (Reuters)

Manafort, consultor político internacional y operativo del Partido Republicano, cumplía una sentencia de 7 años y medio cuando fue puesto en libertad en mayo debido a la pandemia de coronavirus. Fue condenado en agosto de 2018 por mentir a las autoridades fiscales sobre decenas de millones de dólares que ganó como consultor político en Ucrania y por engañar a los bancos sobre su situación económica para obtener préstamos. Su condena también fue el resultado de parte de la investigación de Mueller sobre las elecciones de 2016. Manafort más tarde se declaró culpable de conspirar para presionar ilegalmente a Ucrania, de blanquear dinero para mantener un estilo de vida lujoso y de manipular testigos.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR