Joe Biden aseguró que la vacuna será distribuida “de forma equitativa, eficiente y gratuita para todos los estadounidenses”

El presidente electo afirmó que antes debería ser aprobada por las autoridades correspondientes

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, hace un gesto a periodistas a su llegada al acto en el que anunciará a sus nominados y designados para servir en su equipo de política económica en su sede de transición en Wilmington, Delaware, Estados Unidos. 1 de diciembre, 2020. REUTERS/Leah Millis
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, hace un gesto a periodistas a su llegada al acto en el que anunciará a sus nominados y designados para servir en su equipo de política económica en su sede de transición en Wilmington, Delaware, Estados Unidos. 1 de diciembre, 2020. REUTERS/Leah Millis

El presidente electo de los Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, afirmó este jueves que una vez que la vacuna contra el COVID-19 sea aprobada, él y su vicepresidente, Kamala Harris, trabajarán para que la distribución sea “equitativa, eficiente y gratuita”.

“Una vez que la vacuna este lista y sea aprobada, Kamala Harris y yo nos aseguraremos que se distribuya de manera equitativa, eficiente y sin costos para todos los estadounidenses”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

En el mes de octubre, el presidente Donald Trump había afirmado que la vacuna contra el COVID-19 sería gratuita para los hogares de ancianos, de lo que podía inferirse que no lo sería para el resto de la población.

infobae-image

Ya son varios los gobiernos que afirmaron que ofrecerán el fármaco de manera gratuita, aunque aún está por verse cuán ambiciosos serán los planes de vacunación de cada uno. El jueves, Francia anunció que la vacunación será gratuita y comenzará en enero para un millón de habitantes de residencias de ancianos y proseguirá en febrero para 14 millones de personas frágiles.

Estados Unidos alcanzó un nuevo y triste récord al registrar más de 100.000 personas hospitalizadas con covid-19, aunque en paralelo el mundo experimenta avances en el campo médico y espera que las campañas de vacunación comiencen la semana que viene en Reino Unido y Rusia.

Es la primera vez que se supera el techo de las 100.000 hospitalizaciones en Estados Unidos, el país más enlutado por la pandemia, con más de 273.000 de las casi 1,5 millones de muertes que se han registrado en el mundo.

Sede de la farmacéutica Moderna,en Norwood, Massachusetts, Estados Unidos. EFE/EPA/CJ GUNTHER/Archivo
Sede de la farmacéutica Moderna,en Norwood, Massachusetts, Estados Unidos. EFE/EPA/CJ GUNTHER/Archivo

Mientras tanto, un panel de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos aconsejó el martes destinar las primeras vacunas disponibles a los trabajadores sanitarios y a los ancianos que viven en residencias.

El comité aprobó esta resolución por 13 votos a favor y tan solo 1 en contra, aunque se trata solo de una recomendación y la decisión final sobre cómo distribuir las vacunas la tendrán los estados.

Imagen de un paciente llegando al Maimonides Medical Center, mientras contin�a la propagaci�n del COVID-19, en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos. 17 de noviembre, 2020.  REUTERS/Brendan McDermid
Imagen de un paciente llegando al Maimonides Medical Center, mientras contin�a la propagaci�n del COVID-19, en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos. 17 de noviembre, 2020. REUTERS/Brendan McDermid

Estados Unidos espera disponer de dosis suficientes para vacunar a unos 20 millones de estadounidenses antes de que finalice el año. Tanto Pfizer como Moderna han solicitado ya al Gobierno de Donald Trump que autorice de emergencia sus vacunas.

Con las navidades a la vuelta de la esquina y muchos estadounidenses cansados de las medidas de confinamiento o simplemente negando la existencia del virus o la validez de las medidas para mitigarlo, entre diciembre y febrero podrían registrarse unas 180.000 muertes, más que todas las que se han documentado en diez meses en la populosa India.

Los CDC esperan más de 450.000 fallecidos en febrero, sin contar con el dato de exceso de muertes -que podrían ser aún peores- y colocarían a la pandemia de la covid-19 a la altura de la de la gripe española de 1918, algo que pone en cuestión los avances y el sentido común de una sociedad en cien años de historia.

Se estima que la gripe española dejó 675.000 muertos en Estados Unidos y este jueves el país se acercaba a los 274.000 fallecidos por la covid, con cerca de 14 millones de infecciones acumuladas.

Con información de AFP y EFE

SEGUIR LEYENDO:

La vacuna de Moderna otorga al menos 3 meses de inmunidad frente el coronavirus

El director de los CDC teme el peor invierno para el sistema sanitario de EEUU: 180 mil muertes entre diciembre y enero

EEUU urgió a las autoridades locales a tomar medidas urgentes: “Estamos en un punto muy peligroso”