El líder de la secta NXIVM fue condenado a 120 años de prisión

Los fiscales habían pedido cadena perpetua para Keith Raniere, quien convirtió a algunas de sus seguidoras en esclavas sexuales marcadas con sus iniciales

Keith Raniere
Keith Raniere

El gurú de la superación personal Keith Raniere, cuyos seguidores dentro del grupo NXIVM incluían millonarios y actrices de Hollywood, fue sentenciado a 120 años de prisión por convertir a algunas seguidoras en esclavas sexuales marcadas con sus iniciales.

El juez de distrito Nicholas Garaufis dictó la sentencia este martes en el tribunal federal de Brooklyn después de una larga audiencia en la que hubo declaraciones de las víctimas.

Los fiscales habían pedido cadena perpetua, mientras que los abogados defensores dijeron que debía enfrentar 15 años tras las rejas.

Raniere, de 60 años, no mostró remordimiento, y sus abogados le dijeron al juez antes de la sentencia que su cliente no estaba arrepentido “por su conducta o sus decisiones”.

La sentencia culminó varios años de revelaciones sobre el programa de Raniere, NXIVM, que cobró miles de dólares por cursos de superación personal en su sede cerca de Albany, Nueva York, y en sucursales ubicadas en México y Canadá. Entre los adherentes se encontraban millonarios y actrices de Hollywood dispuestos a soportar humillación y a prometer obediencia al acusado como parte de sus enseñanzas.

India Oxenberg da una declaración de impacto sobre las víctimas en la audiencia de sentencia en el caso de tráfico sexual y chantaje contra el líder del culto NXIVM Keith Raniere mientras Raniere se sienta con su abogado Marc Agnifilo dentro de la Corte Federal de Brooklyn en Nueva York, EEUU, el 27 de octubre de 2020 en este boceto de la sala.  REUTERS/Jane Rosenberg
India Oxenberg da una declaración de impacto sobre las víctimas en la audiencia de sentencia en el caso de tráfico sexual y chantaje contra el líder del culto NXIVM Keith Raniere mientras Raniere se sienta con su abogado Marc Agnifilo dentro de la Corte Federal de Brooklyn en Nueva York, EEUU, el 27 de octubre de 2020 en este boceto de la sala. REUTERS/Jane Rosenberg

Durante un proceso que duró seis semanas, el jurado escuchó cómo los seguidores de Raniere tomaban cursos de autoayuda de cinco días que costaban USD 5.000.

Algunas mujeres eran explotadas financiera y sexualmente, y obligadas a seguir una dieta bajísima en calorías. Raniere y otras mujeres que trabajaban para él les exigían documentos y fotos comprometedoras que luego guardaban para chantajearlas si querían salir del grupo.

Durante años Raniere mantuvo un harén con unas 15 a 20 esclavas sexuales, una de ellas de 15 años. Algunas de las víctimas fueron marcadas a fuego con un símbolo que representaba sus iniciales, mientras eran sujetadas por otras seguidoras.

Tras ser arrestado en una lujosa villa en el balneario mexicano de Puerto Vallarta en marzo de 2018, Raniere fue declarado culpable en junio de 2019 de tráfico sexual, extorsión, delincuencia organizada, amenazas y abuso a menores por un jurado de Nueva York.

Establecida en Albany, la capital del estado de Nueva York, NXIVM (se pronuncia Nexium) tenía centros en varias ciudades de Estados Unidos, México -donde el socio de Raniere era Emiliano Salinas, hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994)-, Canadá y otros países.

En un mensaje publicado en Twitter durante el proceso de Raniere, Salinas dijo que se desvinculó de NXIVM “de manera inmediata” a inicios de 2018, cuando una conocida involucrada en la secta le contó las “atrocidades” padecidas.

Keith Raniere en los ’90s: quiso influir en política con aportes de campaña a los dos grandes partidos
Keith Raniere en los ’90s: quiso influir en política con aportes de campaña a los dos grandes partidos

El escándalo NXIVM es objeto de dos adaptaciones a la televisión y el cine: una serie documental, “The Vow” (“La promesa”), en HBO, que insiste en el lado no sexual de la organización, y un filme de Lisa Robinson, “Escaping the Nxivm Cult” (Escapando del culto Nxivm), de 2019, sobre el testimonio de una madre que intentó liberar a su hija de la secta.

Otras cinco personas fueron acusadas en el marco del caso, y todas se declararon culpables.

Una de ellas, la heredera del imperio de destilerías Seagram, la canadiense Clare Bronfman, fue condenada el 30 de septiembre a más de seis años de cárcel.

En 2019, la hija del multimillonario Edgar Bronfman, de 41 años, se declaró culpable de usar más de USD 100 millones de su fortuna de 2.600 millones para ayudar a la organización creada por Raniere.

Con información de AFP y AP

Seguir leyendo:

La atroz secta del hombre más inteligente del mundo: así funcionaba NXIVM, el oscuro nido por el que condenaron a 120 años a Keith Raniere

“Me dio mucho miedo”: víctima de la secta sexual NXIVM dijo que fue amenazada de muerte por el hijo de Salinas de Gortari

Keith Raniere quería hacer de México la primera “República NXIVM”: el hijo de Salinas sería su ariete