El gobernador de Nueva York ordenó el cierre de las escuelas en lugares críticos por el rebrote de coronavirus

Andrew Cuomo indicó que la medida regirá a partir de mañana

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York (REUTERS/Mike Segar)
Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York (REUTERS/Mike Segar)

Tal como se especuló el fin de semana, este lunes el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó el cierre de las escuelas en los lugares críticos de la ciudad por el importante aumento de contagios de coronavirus.

El funcionario criticó a los gobiernos locales, a quienes acusó de no haber hecho lo suficiente en los 20 códigos postales de todo el estado donde se han registrado fuertes rebrotes. Principalmente, se refirió a Brooklyn y Queens, así como a algunas zonas en los condados de Rockland y Orange.

"Las escuelas en los puntos calientes fuera de la ciudad de Nueva York permanecerán abiertas por ahora (...) No tenemos el mismo nivel de problema, pero también voy a hablar con esos líderes comunitarios mañana, porque es más o menos la misma situación”, advirtió Cuomo.

Los 20 códigos postales en cuestión representaron el 21% de todos los casos positivos el 3 de octubre y el 6.7% de la población.

Cuomo también señaló que las instituciones religiosas deben detener las reuniones masivas y hacer cumplir las normas. De lo contrario, también serán cerradas. En esa línea, durante la rueda de prensa ofrecida este lunes manifestó que en los últimos días hubo reuniones de hasta mil personas.

El gobernador adelantó que se reunirá el martes con líderes religiosos en las comunidades, muchos de cuyos residentes son judíos ortodoxos.

Las escuelas de las zonas de Nueva York más afectadas por el coronavirus cerrarán esta semana (Jeenah Moon/Pool via REUTERS)
Las escuelas de las zonas de Nueva York más afectadas por el coronavirus cerrarán esta semana (Jeenah Moon/Pool via REUTERS)

“Si no tengo el acuerdo de la comunidad religiosa como punto de partida, entonces cerraremos las instituciones religiosas”, apuntó.

Respecto a las empresas, sostuvo que tienen menos probabilidades de propagar el virus, por lo que podrán permanecer abiertas mientras el estado diseña un mejor sistema de focalización que los códigos postales.

“El estado se hará cargo de la supervisión de la aplicación en todos los puntos conflictivos, y los gobiernos locales deben proporcionar personal”, dijo el gobernador neoyorquino.

Varios de los nueve barrios aludidos tienen grandes poblaciones de judíos ortodoxos, entre las cuales el virus se ha expandido rápidamente en las últimas semanas. El aumento de contagios coincidió con las Altas Fiestas Judías, los días más sagrados del calendario judío, que culminaron el lunes pasado con Yom Kipur.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, propuso el domingo a las autoridades estatales el cierre de toda actividad no esencial, incluidos los centros educativos, en los nueve distritos postales de la urbe donde se han detectado brotes de la COVID-19.

En un comunicado, el alcalde ha solicitado que la paralización de la actividad no esencial comience el 7 de octubre y ha pedido también que se prohíban las actividades de “alto riesgo” en otros once distritos postales de Nueva York.

La propuesta del regidor, que necesita la aprobación de Cuomo para que pueda hacerse efectiva, plantea, entre otras cosas que los restaurantes solo puedan ofrecer comida para llevar y servicio a domicilio y que se cancele el servicio en terrazas y en los comedores interiores.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, propuso el cierre de toda actividad no esencial (REUTERS/Eduardo Munoz)
El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, propuso el cierre de toda actividad no esencial (REUTERS/Eduardo Munoz)

De Blasio también recomienda que los centros escolares y los negocios no esenciales permanezcan cerrados, al menos, dos semanas y que si en este periodo, el índice de positivos en las pruebas de COVID-19 no se reduce por debajo del 3 % que el cierre continúe otras dos semanas más.

“Los neoyorquinos han trabajado duro para luchar contra la COVID-19 y no estamos haciendo esta recuperación a la ligera, sino que la ciencia guía nuestras decisiones en la ciudad” dijo De Blasio, antes de subrayar la importancia de llevar mascarilla y mantener la distancia social.

Desde que el brote comenzó en Nueva York en marzo, el estado ha reportado más de 464.000 casos y 25.000 muertes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

París cerrará los bares y restringirá las universidades y los restaurantes a partir del martes

Primer día laboral con nuevas restricciones en Madrid: el gobierno local sólo colocó controles policiales informativos

Un fallo técnico en el Reino Unido demoró el rastreo y favoreció el rebrote: había 16 mil casos sin registrar