Insólito incidente en Florida: un hombre se trepó a un camión en plena autopista y se mantuvo aferrado por 15 kilómetros

El sujeto, ensangrentado, se trepó al vehículo, que avanzó haciendo peligrosas maniobras para intentar deshacerse de la persona

Florida: un hombre se aferró al parabrisas de un camión

Un hombre causó un extraño y peligroso incidente en una autopista de Florida, aferrándose al parabrisas de un camión, que continuó avanzando con arriesgadas maniobras para intentar liberarse del “polizón”.

El hecho comenzó cerca a Boynton Beach, en el condado de Palm Beach, cuando un conductor detuvo su vehículo y comenzó a caminar por la carretera, saltando una pared de hormigón, lo que hizo detener levemente el tráfico vehicular.

Posteriormente, saltó sobre el capó de un semirremolque de una persona aparentemente desconocida y golpeó el parabrisas.

infobae-image

El conductor, desconcertado, aceleró en zigzag y con maniobras que intentaban hacer que el individuo se desprenda, poniendo también en riesgo a otros vehículos.

Edward Hughes, quien manejaba el camión, contó su versión a TMZ y dijo que entró en pánico tratando de liberarse del individuo, que usó un objeto metálico para golpear el parabrisas. Una imagen compartida por el portal estadounidense muestra el vidrio roto y ensangrentado.

El camión avanzó 9 millas (casi 15 kilómetros), durante los cuales otros vehículos observaban con desconcierto la escena, más parecida a una escena de una película de acción.

¡Llama a la policía!”, se escucha gritar al hombre, según un video grabado desde otro auto, aunque no se escucha algo que permita entender su situación.

infobae-image

Finalmente, una patrulla de carreteras interceptó al camión. El sujeto, no identificado, fue detenido y trasladado al Hospital Regional de Wellington para evaluar su situación.

Según el comunicado divulgado por la policía, el caso todavía permanece bajo investigación.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Florida se prepara para el impacto del huracán Isaías

Qué hay detrás de los misteriosos paquetes con semillas chinas que llegan a hogares de Estados Unidos y otros países sin ser solicitados