Cuáles serán las restricciones sanitarias en Miami para un 4 de julio marcado por el coronavirus

Los restaurantes deberán cerrar antes de la medianoche, las piscinas de los hoteles tendrán limitaciones horarias y los fuegos artificiales estarán prohibidos. Las nuevas medidas tienen lugar en el marco del avance de la pandemia en el estado de Florida y particularmente en el sur

(Shutterstock)
(Shutterstock)

El impacto de la pandemia de coronavirus se ha exacerbado en Florida en las últimas semanas, especialmente en el condado de Miami-Dade. Este miércoles, el territorio superó los mil fallecidos a consecuencia del Covid-19, poco menos del 30 por ciento de los 3.550 decesos que han tenido lugar a nivel estatal. La cifra total de contagios asciende a 158.997, mientras que a nivel local es de 37.961.

Con el objetivo de aplacar el avance del virus, las autoridades estatales y locales han impuesto distintas medidas y restricciones sanitarias, especialmente teniendo en cuenta que este fin de semana tendrá lugar la celebración del 4 de julio en el país, fecha patria en la que la gente suele reunirse en grandes cantidades para celebrar.

El martes, el alcalde Carlos Giménez anunció que los restaurantes no podrán servir alcohol después de la medianoche. El miércoles amplió la medida y ordenó que estos establecimientos deberán cerrar sus puertas a la medianoche –algo absolutamente inusual en una región que se caracteriza por ser de las únicas en el país donde se acostumbra a salir hasta altas horas de la madrugada-.

A esto se suma que, mediante una orden ejecutiva, se le prohíbe a los hoteles tener sus piscinas abiertas entre las 8 de la noche y las 6 de la mañana entre el 3 y el 6 de julio, fechas en las que también estarán cerradas las playas.

El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez. Foto: REUTERS/Marco Bello
El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez. Foto: REUTERS/Marco Bello

El endurecimiento de medidas se debe al alza en el número de contagios y hospitalizaciones, y al miedo que genera el fin de semana largo del 4 de julio.

La celebración de la independencia es, tradicionalmente, la oficialización del comienzo del verano en Estados Unidos. Fuegos artificiales, fiestas, largas jornadas de playa, celebraciones en piscinas y parrilladas multitudinarios suelen ser parte del folclore de esta fecha patria. Nada de eso se verá este 4 de julio.

Las autoridades le temen al fin de semana porque los epidemiólogos indican que las fiestas en las casas suelen ser uno de los principales focos de contagio. Además, el último fin de semana largo (ocurrido en mayo en conmemoración de los caídos) tuvo como consecuencia un alza en el número de contagios.

También estarán cerrados los parques, donde mucha gente suele realizar picnics. En todo el condado solamente una municipalidad va a llevar a cabo un evento con fuegos artificiales, y será virtual con imágenes pre-grabadas.

“Nunca en mi vida había visto que se cancelara el 4 de julio. Porque eso es lo que está pasando. A nivel simbólico es muy fuerte”, decía a Infobae Jeremiah Schultz, un residente de Miami Beach que cada año solía invitar a familiares y amigos a una parrillada en su casa, pero que a consecuencia del Covid-19 decidió cancelar el evento.

Las consecuencias económicas de la pandemia se verán por mucho tiempo, pero quizás la industria más afectada en el sur de la Florida sea el turismo. Prácticamente no se ven visitantes internacionales por las calles de Miami Beach, usualmente saturadas de turistas. Los pocos turistas nacionales que vacacionan aquí se quejan de las nuevas circunstancias.

“Entiendo que son tiempos difíciles. Pero suelo venir todos los años la semana del 4 de julio a Miami. Vengo a la playa. Que la cierren cuatro días no lo entiendo. Al aire libre estamos más seguros que encerrados”, afirmaba Ruth Carlton, quien deberá hacer cuarentena en su hogar de Nueva Jersey al regresar de su paseo.

Nunca vimos algo así. Las pocas reservas que teníamos para este fin de semana se cancelaron. Los turistas vienen a Miami Beach buscando fiesta y playa. Si no les podemos dar ninguna de esas dos actividades, no vienen. Acá ya no saben dónde más recortar gastos para seguir abiertos”, explicaba el administrador de un hotel boutique sobre la famosa Ocean Drive, que prefirió no dar su nombre.

A nivel sanitario, los hospitales siguen trabajando sin protocolo de emergencia. No obstante, el hospital público más grande del condado anunció que cancelará por unos días las cirugías que no son de emergencia para poder concentrar esfuerzos en la batalla contra el COVID.

Más sobre este tema:

Las playas de Miami permanecerán cerradas el 4 de julio para contener el brote de coronavirus que registró un récord de casos diarios en Florida

Ni alcohol de madrugada en restaurantes ni bailes eróticos: las nuevas restricciones en Miami por el aumento de contagios de Covid-19

MAS NOTICIAS