Mike Pence “mantendrá distancia" de Donald Trump luego de que su vocera contrajera coronavirus

Según la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, el vicepresidente de Estados Unidos decidirá la extensión temporal del distanciamiento, el cual empezó el pasado sábado cuando evitó participar de una reunión con el Presidente

Presidente y vicepresidente de los Estados Unidos, Donald Trump y Mike Pence, respectivamente. Foto: REUTERS/Carlos Barria
Presidente y vicepresidente de los Estados Unidos, Donald Trump y Mike Pence, respectivamente. Foto: REUTERS/Carlos Barria

La Casa Blanca confirmó este martes que el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, se mantendrá alejado del presidente Donald Trump “por unos días” luego de que se confirmara la semana pasada que su vocera, Katie Miller, había contraido el nuevo coronavirus.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, indicó que tanto la decisión de aislarse del Presidente como la extensión temporal dependen de Pence. “Es su decisión”, expresó. Tanto Trump como Pence se someten de manera diaria a tests del nuevo coronavirus. El gobierno indica que los resultados siempre han sido negativos.

El distanciamiento empezó de hecho el pasado sábado -un día después de que se conociera el diagnóstico de Miller- cuando el ex gobernador de Indiana evitó participar de una reunión con Trump y líderes militares en la Casa Blanca. Durante el fin de semana distintos medios habían reportado que se había puesto en cuarentena, algo que su personal desmintió el mismo día.

Trump había insinuado que no estaba en contacto con su vicepresidente el lunes durante una conferencia de prensa. “Podemos hablar por teléfono”, apuntó. “Dio negativo (...) pero él está en contacto con mucha gente”, expresó. Durante este período de cuarentena, probablemente hablaremos", agregó.

El aislamiento de Pence es la última medida consecuencia de la presencia del nuevo coronavirus en la Casa Blanca, la cual comenzó a manifestarse la semana pasada. Días antes del diagnóstico de Miller también había dado positivo un “valet" miembro de una “unidad militar de elite” que a menudo trabaja cerca del presidente y de la primera familia.

Poco después se conoció que tres miembros del grupo de trabajo contra el coronavirus pasarían a aislarse por precaución. Entre ellos se destaca el doctor Anthony Fauci, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y uno de los miembros prominentes de ese equipo especial.

El instituto que dirige Fauci dijo que el funcionario dio negativo al contagio y continuará siendo examinado con regularidad. Señaló que la situación de Fauci es considerada de “relativamente bajo riesgo” debido al grado de exposición que tuvo con la persona diagnosticada.

El doctor Anthony Fauci en su testimonio remoto frente a un comité del Senado. Foto: REUTERS
El doctor Anthony Fauci en su testimonio remoto frente a un comité del Senado. Foto: REUTERS

Aunque Fauci permanecerá en casa y trabajará a distancia, se presentará a la Casa Blanca si se lo solicitan y se adoptarán las medidas necesarias, según el instituto. El epidemiólogo debió testificar frente al Senado de manera remota este martes.

También se aislaron Stephen Han, el titular de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su acrónimo en inglés) y el doctor Robert Redfield, director del Centro para el Control de Enfermedades (CDC).

Otra consecuencia de las transmisiones se manifestó el lunes, cuando la Casa Blanca instruyó a sus funcionarios a que comiencen a usar mascarillas dentro de la instalación y eviten “visitas innecesarias.

La medida aplicará dentro del edificio y tendrá como única excepción las oficinas, siempre y cuando las personas puedan mantener una distancia prudente. “Estamos requiriendo que cualquiera que entre al Ala Oeste use una mascarilla o cubrebocas”, indica un párrafo del documento. “A menos que sea absolutamente necesario que realice una visita en persona, le pedimos respetuosamente que evite visitas innecesarias”, agrega.

A la tarde del martes (hora local) Estados Unidos registra casi 82.000 muertes por el nuevo coronavirus, con creces la cifra más alta a nivel global. También lidera la lúgubre lista de transmisiones registradas, con casi 1,36 millones.

Como dato positivo, el país registró menos de 1.000 muertes diarias por segundo día consecutivo, algo que no pasaba desde finales de marzo.

Más sobre este tema:

TE PUEDE INTERESAR