Nueva York confirmó 630 nuevas muertes por coronavirus y ya tiene 113.704 infectados

El total de fallecidos en el estado trepó a 3.565. El gobernador Andrew Cuomo dijo que el pico de la epidemia aún no se ha alcanzado, pero está más cerca

Trabajadores sanitarios mueven cuerpos de personas fallecidas del Centro Médico Wyckoff Heights durante el brote de coronavirus (COVID-19) en Nueva York. 2 de abr 2020. REUTERS/Brendan Mcdermid
Trabajadores sanitarios mueven cuerpos de personas fallecidas del Centro Médico Wyckoff Heights durante el brote de coronavirus (COVID-19) en Nueva York. 2 de abr 2020. REUTERS/Brendan Mcdermid

El número de muertos en el estado de Nueva York, epicentro de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos, trepó a 3.565 este sábado tras registrarse un récord de 630 decesos en las últimas 24 horas, informó el gobernador, Andrew Cuomo.

El número de casos confirmados creció a 113.704, con 63.306 solo en la ciudad de Nueva York. Según Cuomo, el pico de la epidemia aún no se ha alcanzado, pero está más cerca.

Por otra parte, el gobernador quiso destacar que 10.478 personas han sido dadas de alta desde el brote de la pandemia, 1.592 pacientes entre ayer y hoy.

Me gustaría que esto se acabara, han pasado sólo treinta días desde el primer caso, pero parece toda una vida”, dijo Cuomo, que calificó la situación de “casi inmanejable”.

En su intervención, también apuntó que según su lectura de las proyecciones más recientes, espera que el pico de la curva de contagios, que supondrá “el mayor reto para el sistema de salud”, tenga lugar en los próximos siete días.

“Nos estamos acercando al pico, dependiendo del modelo que se use estamos a 4, 5, 6, 7 días, aunque algunos lo alargan hasta 14 días, pero nuestra lectura de las proyecciones es que estamos en algún sitio cercano al rango de los siete días”, dijo el gobernador antes de hacer hincapié en que Nueva York todavía no está preparado para afrontarlo.

Una vista de Broad Street casi desierta y de la Bolsa de Nueva York, en el distrito financiero del bajo Manhattan en Nueva York. 3 de abril de 2020. REUTERS/Mike Segar
Una vista de Broad Street casi desierta y de la Bolsa de Nueva York, en el distrito financiero del bajo Manhattan en Nueva York. 3 de abril de 2020. REUTERS/Mike Segar

El viernes Cuomo firmó el nuevo presupuesto de Nueva York, de 177.000 millones de dólares. “Este es un momento en la historia como ningún otro y el gobierno necesita funcionar y entregar resultados”, indicó durante la firma del proyecto de presupuesto el gobernador, que enfrenta el momento más difícil de su gestión con la pandemia en Nueva York, epicentro del virus en el país.

El presupuesto para el 2020-2021 está integrado por nueve proyectos de ley, entre ellos el que tipifica ciertos delitos de odio y que lleva el nombre del rabino Josef Neumann, víctima de un ataque con machete a cinco judíos ortodoxos el pasado diciembre y que murió el 29 de marzo, a los 72 años.

La medida, que según Cuomo sería la primera ley de este tipo en EEUU, fue presentada por el gobernador el pasado enero durante su discurso sobre la situación del estado, luego de que aumentaran los delitos de odio contra los judíos en la región.

La nueva ley considerará terrorismo doméstico actos de violencia masivos motivados por la raza, color, origen, identidad o expresión de género, orientación sexual, religión, edad o discapacidad. Quien lleve a cabo un tiroteo basado en estas razones no tendrá derecho a fianza y se enfrenta a una pena de cadena perpetua.

“Todavía tratamos el terrorismo como un acto cometido por extranjeros. Ahora es una guerra de dos frentes contra el terrorismo. Está alimentado por el odio: desde el extranjero y el odio aquí en casa”, indicó en aquél momento.

Además, el proyecto de ley también crearía una grupo de trabajo contra el terrorismo doméstico para analizar tiroteos masivos y hacer recomendaciones de seguridad.

Un cartel que promueve el distanciamiento social cuelga de una valla en Hamilton Park, sobre el río Hudson, con el horizonte de la ciudad de Nueva York de Manhattan al fondo, durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), desde Weehawken, Nueva Jersey, EEUU, el 3 de abril, 2020. REUTERS/Mike Segar
Un cartel que promueve el distanciamiento social cuelga de una valla en Hamilton Park, sobre el río Hudson, con el horizonte de la ciudad de Nueva York de Manhattan al fondo, durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), desde Weehawken, Nueva Jersey, EEUU, el 3 de abril, 2020. REUTERS/Mike Segar

EEUU recomendó taparse la cara en público

El Gobierno de Estados Unidos recomendó este viernes taparse la cara en público para evitar contagios de coronavirus, aunque el presidente, Donald Trump, dijo que él no seguirá esa sugerencia.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) actualizaron sus recomendaciones, en las que ahora también instan a la ciudadanía a utilizar piezas de tela para cubrirse la cara cuando estén en público.

“Los CDC están recomendado el uso de mascarillas no médicas para taparse la cara como una medida voluntaria adicional. Es voluntario, no hay que hacerlo. Es voluntario, no creo que yo vaya a hacerlo”, anunció el mandatario en rueda de prensa, aunque dijo que “puede que sea algo bueno”.

La recomendación de los CDC a nivel federal sigue a las que ya habían hecho en ese sentido en los últimos días los alcaldes de Nueva York y Los Ángeles a sus residentes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Todo lo que hay que saber sobre el coronavirus

El Gobierno estadounidense aseguró que los pacientes con coronavirus sin seguro médico recibirán atención

Un fármaco antiparasitario que se vende en todo el mundo podría eliminar el COVID-19 en 48 horas

MAS NOTICIAS