Bill de Blasio, alcalde de Nueva York: “Más de la mitad de los habitantes de la ciudad se infectará con coronavirus”

El gobernante estimo que para 8 de cada 10 contagiados será de muy poco impacto, pero "para el 20% restante será duro, y para algunas de ellas será fatal”. La cifra de muertos en la ciudad ya supero los 350, y hay más de 23 mil casos

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, habla durante una conferencia de prensa en el Almacén de Gestión de Emergencias, donde llegaron 400 respiradores que fueron enviados para su distribución (REUTERS/Caitlin Ochs)
El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, habla durante una conferencia de prensa en el Almacén de Gestión de Emergencias, donde llegaron 400 respiradores que fueron enviados para su distribución (REUTERS/Caitlin Ochs)

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, realizó esta mañana un pronóstico alarmante sobre el avance del coronavirus en la gran manzana. “Más de la mitad de los habitantes de la ciudad se infectará con coronavirus en última instancia”, dijo en una entrevista con el programa “Good Morning America, que se emite por la cadena ABC News.

Con 23.112 casos confirmados y 365 muertes, Nueva York es la ciudad más afectada por la pandemia en Estados Unidos. La situación es dramática en todo el estado, que acumula 39.140 infectados, de los cuales murieron 461. Son casi la mitad de todos los que tiene el país, que superó a China en número de afectados con 85.996 casos y 1.301 decesos.

“Para más del 80% de los infectados será de muy poco impacto, pero para el 20% será duro, y para algunos de ellos será fatal”, dijo el alcalde.

De Blasio durante la rueda de prensa (REUTERS/Caitlin Ochs)
De Blasio durante la rueda de prensa (REUTERS/Caitlin Ochs)

De Blasio había utilizado su cuenta de Twitter el jueves para expresar su preocupación por la propagación del virus en su ciudad. “Los próximos meses van a ser dolorosos y estresantes para nuestro sistema de salud como nunca antes”, escribió.

Los hospitales de Nueva York batallan desesperadamente por aumentar el número de camas y redoblar la atención en su lucha contra el coronavirus en este estado del noreste de Estados Unidos, que se convirtió en epicentro de la pandemia en el país.

Al principio de la crisis, los pacientes eran en su mayoría ancianos o ya tenían dolencias, según un terapeuta respiratorio que trabaja en un gran hospital en Queens, en la ciudad de Nueva York. “Ahora tienen 50, 40, 30 años”, agregó este empleado del Centro Médico Judío que declinó identificarse. “No escucharon las consignas de no salir, o de protegerse y lavarse las manos”.

“Es duro ver morir a alguien de 30 años. No pueden tener visitas y están solos en la habitación con un respirador. Es muy deprimente”, agregó.

Ante el avance del coronavirus en el estado de Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo ordenó a los hospitales a aumentar su capacidad en un 50%, o duplicarla si es posible. “Hay ciertos pisos que en el correr de la noche pasarán a dedicarse al coronavirus”, dijo un trabajador administrativo del mismo hospital. “Están dedicando ese piso completo a los pacientes de Covid-19”.

Aún hay disponibilidad del equipamiento que necesita el personal médico para luchar contra el virus (barbijos, guantes, desinfectante), pese a faltantes ocasionales, dicen los funcionarios. Tampoco hay falta de respiradores artificiales y los médicos no se han visto forzados —como en otras partes del mundo— a decidir a qué paciente salvar.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, habla frente a pilas de suministros de protección médica durante una conferencia de prensa en el Centro de Convenciones Jacob K. Javits, el 24 de marzo de 2020. (REUTERS/Mike Segar)
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, habla frente a pilas de suministros de protección médica durante una conferencia de prensa en el Centro de Convenciones Jacob K. Javits, el 24 de marzo de 2020. (REUTERS/Mike Segar)

Ello no ha impedido el inexorable aumento de muertos. “Tenemos una cantidad de pacientes fallecidos”, dijo una enfermera del hospital Mount Sinai Morningside de Manhattan, quien prefirió no identificarse. “La mayor parte son paros cardíacos. Se está poniendo difícil”.

Las horas extras también están haciendo mella en el personal. Un terapeuta respiratorio del Centro Médico Judío normalmente trabaja tres turnos de 12 horas por semana. “Pero ahora he estado haciendo cinco, seis días... 60 horas el último par de semanas”, señaló.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Cuándo va a terminar la pandemia del coronavirus y qué pasará después

Donald Trump habló con el presidente Xi Jinping y anunció que trabajará junto con China para enfrentar al coronavirus

El balance del coronavirus en Italia, España y Francia: ya son 15.000 los muertos en todo Europa

Un intelectual norteamericano advierte que cerrar la economía por completo podría provocar más muertes que el COVID-19 en un futuro no tan lejano

MAS NOTICIAS