Estados Unidos exigió a Nicolás Maduro que libere a los ejecutivos de Citgo detenidos en el Helicoide

El secretario de Estado, Mike Pompeo, indicó que los seis detenidos por el régimen languidecen en esa prisión clandestina desde hace más de dos años

El Secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, hace comentarios sobre el estado actual de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) durante una conferencia de prensa en el Departamento de Estado en Washington el 17 de marzo (Reuters)
El Secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, hace comentarios sobre el estado actual de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) durante una conferencia de prensa en el Departamento de Estado en Washington el 17 de marzo (Reuters)

Los Estados Unidos exigieron hoy la liberación inmediata de los seis ejecutivos de Citgo que son retenidos ilegalmente en el centro de detención clandestino sede central del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) donde permanecen cautivos además otros presos políticos de la dictadura de Nicolás Maduro. “Ya es hora de que el régimen de Maduro libere a los seis", exigió el secretario de Estado, Mike Pompeo, esta mañana, luego de que se conociera que en el Helicoide -como se llama al lugar- hay casos de coronavirus que no son atendidos.

Ya es hora de que el régimen de Maduro libere a los seis de Citgo que actualmente languidecen en la famosa prisión de El Helicoide en Venezuela. Más de 2 años en prisión sin evidencia presentada contra ellos y 18 audiencias canceladas. Es inaceptable”, escribió Pompeo en su cuenta de Twitter. Los ejecutivos de la ex filial de PDVSA son José Luis Zambrano, Alirio Zambrano, Jorge Toledo, Tomeu Vadell, Gustavo Cárdenas y José Pereira.

Por su parte, Michael Kozak, Subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, también reclamó por los presos políticos que encerró la dictadura chavista. “A medida que número de casos de COVID-19 en Venezuela crece, los 316 prisioneros políticos del régimen de Maduro tienen ahora otro serio problema de salud del que preocuparse, además de aislamiento, tortura, palizas y otras enfermedades contagiosas a las que ya están sometidos”.

En las últimas horas fueron detectados cuatro casos de coronavirus en funcionarios policiales que brindan servicio en El Helicoide, el edificio en cuyo sótano se encuentra una de las cárceles más férreas donde la dictadura chavista suele encerrar y torturar a sus enemigos políticos. Los pacientes que dieron positivo son miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Los funcionarios infectados son tres mujeres y un hombre, pertenecientes a la brigada motorizada en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

Los afectados estuvieron presentando los síntomas del coronavirus Covid-19, por lo que expertos se dirigieron al lugar para hacerles las pruebas. “Están asustados, no quieren que se sepa”, informaron ayer fuentes cercanas al centro de reclusión de la policía política a periodistas del diario El Nacional.

Los seis de Citgo

El grupo fue detenido en 2017 por el régimen de Maduro tras ser convocado a una reunión en la sede de la estatal petrolera en Caracas. De inmediato fueron acusados de malversación y lavado de dinero vinculados a conversaciones para refinanciar la deuda de Citgo. El contrato permitía “un financiamiento por un monto de hasta 4.000 millones de dólares” sin contar con aval del gobierno, dijo la fiscalía que responde al Palacio de Miraflores.

A principios de 2019, un grupo de 13 familiares y abogados de los detenidos escribió una carta abierta al gobierno de Estados Unidos pidiéndole al Departamento de Estado y a los legisladores que ayudaran a obtener su liberación. El vicepresidente Pence luego se reunió con los familiares en abril.

Los detenidos “se vieron obligados a dormir con las luces encendidas y experimentar calor intenso, falta de circulación de aire, enfermedades constantes y no tratadas, hacinamiento, desnutrición y ver menos de 30 minutos de luz solar al mes”, escribieron sus familias en la carta.

Los arrestos fueron parte de un supuesta cruzada anticorrupción en PDVSA declarada por Maduro y que llevó a docenas de ejecutivos a prisión, entre ellos al expresidente de Citgo y PDVSA, Nelson Martínez. Martínez murió bajo custodia en diciembre pasado.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, tomó el control de Citgo, con sede en Houston y la joya de la corona de los activos del gobierno en el extranjero, en febrero de este año. Fue luego de que que Washington lo reconociera como el presidente legítimo del país.

Guaidó obtuvo el respaldo de Estados Unidos y otros 50 países en enero, pero Maduro retiene el control de la mayoría de las funciones estatales y de las operaciones venezolanas de PDVSA, sancionadas por Estados Unidos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Masivo cacerolazo en Brasil en rechazo a la gestión de Jair Bolsonaro por la crisis del coronavirus

Tengo coronavirus... pero sospecho que nadie quería contar mi caso

Coronavirus: la contundente respuesta de un epidemiólogo de Harvard a su colega que definió a la pandemia como “un fiasco en ciernes”

TODO SOBRE LA GRIPE CHINA

MAS NOTICIAS