El recuento final de las primarias demócratas en Iowa dio ganador a Pete Buttigieg, pero Bernie Sanders dijo que objetará el resultado

El senador de Vermont y el ex alcalde de South Bend terminaron cabeza a cabeza en unas elecciones empañadas por el caos generado en torno a los resultados. Los candidatos se han enfocado ahora en el siguiente paso, las primarias en New Hampshire

Pete Buttigieg durante un acto de campaña (REUTERS/Jim Bourg)
Pete Buttigieg durante un acto de campaña (REUTERS/Jim Bourg)

Casi una semana después de los caucus de Iowa, el Partido Demócrata anunció este domingo que el ex alcalde Pete Buttigieg ganó 14 de los 41 delegados que estaban en juego y que son claves para elegir al rival del presidente de EE.UU., Donald Trump, en las elecciones de noviembre.

Según el recuento dado a conocer este domingo por la formación demócrata estatal, el segundo puesto es para el izquierdista Bernie Sanders con 12 delegados, seguido de la senadora Elizabeth Warren (8), el ex vicepresidente Joe Biden (6) y la senadora Amy Klobuchar con uno. El responsable de campaña de Sanders dijo que objetaría el resultado.

El senador de Vermont, de 78 años, y el ex alcalde de South Bend, Indiana, de 38, terminaron cabeza a cabeza en Iowa, en unas elecciones empañadas por el caos generado en torno a los resultados. Un "error de código" en una nueva aplicación móvil que el partido empleó para completar el escrutinio de los caucus fue lo que causó el retraso en la publicación de los resultados, según ha reconocido la formación demócrata.

La revelación de que la empresa que desarrolló la aplicación, Shadow Inc, recibió dinero de las campañas de Buttigieg y Biden ha generado desconfianza en el resultado por parte de algunos demócratas, mientras otros pedían replantearse el formato rudimentario de los caucus.

Sanders y Buttigieg se han enfocado ahora en el siguiente paso, las primarias en New Hampshire. Sanders, un izquierdista cuyo estado natal limita con New Hampshire, lidera las intenciones de voto en cuatro encuestas publicadas este domingo. En cada una lo sigue el moderado Buttigieg, y luego la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren y el ex vicepresidente Joe Biden.

“Creo que tenemos una excelente oportunidad de ganar”, dijo Sanders a CNN.

“Me postulo contra un candidato, Pete Buttigieg, que ha recaudado dinero de más de 40 multimillonarios”, agregó. “Nuestro apoyo proviene de la clase trabajadora”.

Su campaña, basada en gran medida en pequeños donantes, asegura haber recaudado 25 millones de dólares en enero.

Buttigieg retrucó: “Esta es la pelea de nuestras vidas. No soy un fanático del sistema actual de financiamiento de campañas, pero también insisto en que tenemos que entrar en esto con todo el apoyo que podamos”.

Remarcó además que está “construyendo el movimiento que va a derrotar a Donald Trump”, impulsado por las donaciones de unos dos millones de personas.

Por su parte, el presidente, fortalecido tras la absolución en su juicio político, hará un mitin en New Hampshire con sus seguidores el lunes, esperando eclipsar la primaria del martes.

En EE.UU., el proceso de primarias al final es una cuestión de matemáticas: gana la nominación demócrata aquel aspirante que consiga hacerse con el respaldo de un mayor número de delegados en la convención del partido, en la que formalmente se designa al candidato.

En total, el Comité Nacional Demócrata (DNC) calcula que habrá 3.979 delegados en la convención de este año, con lo que los aspirantes deben ganar al menos 1.990 (el 50 % más uno) para asegurarse la victoria.

La historia reciente muestra que es casi imposible para un demócrata ganar la nominación del partido sin estar entre los dos primeros en Iowa o en New Hampshire. Biden y Warren dijeron que podrían ser excepciones.

Después de New Hampshire, habrá primarias en Nevada el 22 de febrero y en Carolina del Sur el 29, donde los electorados son demográficamente más diversos.

Si ganamos aquí en New Hampshire, vamos a marcar el ritmo para ganar Nevada, Carolina del Sur y California”, dijo Sanders en un mitin el domingo por la noche tras ser presentado por el actor Tim Robbins. “Nuestra campaña ha tenido un gran comienzo”, dijo.

El 3 de marzo es el “Súper Martes”, con elecciones en 14 estados. Allí aparecerá en liza, tras saltarse las cuatro primeras consultas, el magnate y ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, quien ha gastado hasta ahora un récord de 260 millones de dólares de su fortuna personal en el lanzamiento de su campaña.

(Con información de EFE y AFP)

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos