Foto de archivo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibe una información del liderazgo militar de alto rango acompañado por su asesor de seguridad nacional John Bolton en Washington. 9 de abril de 2018. REUTERS/Carlos Barría
Foto de archivo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibe una información del liderazgo militar de alto rango acompañado por su asesor de seguridad nacional John Bolton en Washington. 9 de abril de 2018. REUTERS/Carlos Barría

La Casa Blanca informó el miércoles que el ex asesor de seguridad nacional, John Bolton, no puede publicar en su forma actual un libro de su autoría que supuestamente contiene evidencia explosiva sobre el juicio de destitución del presidente Donald Trump.

El Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por sus siglas en inglés) dijo que después de una revisión preliminar del manuscrito —un proceso de investigación aplicado a cualquier empleado de la Casa Blanca que escribiera libros— el mismo contenía “cantidades significativas de información clasificada”.

“Parte de esta información está en el nivel SECRETO SUPERIOR”, dijo el NSC en una carta al abogado de Bolton, Charles Cooper, y agregó que “el manuscrito no puede publicarse ni divulgarse sin la eliminación de esta información clasificada”.

Mientras tanto, los demócratas presionan para que el Senado cite a Bolton como testigo en el juicio contra Trump que se desarrolla en el Senado, tras divulgarse que el borrador de “The Room Where it Happened” (“La habitación donde sucedió”, en español) corrobora la acusación de abuso de poder en contra el mandatario.

FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha a su entonces asesor de seguridad nacional, John Bolton, en el Salón Oval de la Casa Blanca, en Washington. 7 de febrero de 2019. (REUTERS/Leah Millis)
FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha a su entonces asesor de seguridad nacional, John Bolton, en el Salón Oval de la Casa Blanca, en Washington. 7 de febrero de 2019. (REUTERS/Leah Millis)

Según divulgaciones hechas por la prensa el pasado fin de semana, el texto contiene información que afecta el juicio político, ya que Bolton escribe que Trump le dijo que quería retener la ayuda militar a Ucrania hasta que el gobierno de ese país accediera a investigar al ex vicepresidente Joe Biden, quien se perfilaba como posible contrincante de Trump en las elecciones de noviembre. Esa aseveración contradice el argumento de la defensa y respalda uno de los artículos acusatorios centrales que sirven de fundamento para el juicio político.

Si se confirma, el reporte sumaría argumentos a las acusaciones de que Trump usó los 391 millones, aprobados por el Congreso para que Ucrania combata a los separatistas respaldados por Rusia, como palanca para que un país extranjero lo ayude a investigar a Biden.

Si bien otros testimonios van en la misma línea, el de Bolton sería el primer recuento que vincula directamente al presidente con la trama, y no a través de otros funcionarios. Bolton dijo estar preparado para testificar si el Senado emite una citación.

En consecuencia, Trump incrementó el miércoles sus ataques contra su ex asesor, a quien despidió en septiembre, al señalar que le “rogó” tener ese trabajo pero que había mostrado “muchos más errores de juicio” en su desempeño.

“Fue despedido porque, francamente, si lo hubiera escuchado, ya estaríamos en la Sexta Guerra Mundial, y sale e INMEDIATAMENTE escribe un libro desagradable y falso. Todo clasificado de Seguridad Nacional”, tuiteó el mandatario.

Donald Trump (REUTERS/Jonathan Ernst)
Donald Trump (REUTERS/Jonathan Ernst)

Las posibilidades de que el juicio político contra Trump culmine con una destitución son prácticamente nulas, pues el oficialismo republicano cuenta con una mayoría de 53 votos contra 47, y se requieren dos tercios (67 votos) para lograrlo.

Sin embargo, a menos de 300 días de las elecciones presidenciales, se espera obtener información embarazosa contra el candidato en su reelección.

En el cierre de su alegato el martes, la defensa del presidente pidió a la Cámara Alta que absuelva a Trump “lo más rápido posible”. “Es hora de ponerle fin”, dijo Pat Cipollone. Los 53 senadores republicanos se han unido ahora en torno a su presidente, pero las revelaciones de John Bolton cambiaron el escenario.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, admitió el martes que no tiene suficientes votos en este momento para bloquear la demanda de testigos, para la cual alcanza con una mayoría simple.

Al experimentado estratega le quedan tres días para tratar de impedir que los pocos senadores republicanos moderados, incluidos Mitt Romney, Susan Collins y Lisa Murkowski, apoyen a los demócratas en una votación que se espera el viernes a última hora.

En septiembre de 2018, Trump había estallado con la publicación del libro Miedo: Trump en la Casa Blanca, la investigación del prestigioso periodista Bob Woodward. Entonces, el mandatario había criticado las “historias inventadas” y la descripción de una persona “literalmente opuesta a la realidad”.

El libro
El libro "Fear: Trump in the White House," de Bob Woodward, también fue cuestionado por Trump (Simon & Schuster via AP)

“Acaso no es una vergüenza que alguien pueda escribir un artículo o un libro, totalmente inventando historias y formando una imagen de alguien que es totalmente opuesta a los hechos, y salirse con la suya sin un costo. No sé por qué los políticos de Washington no cambian las leyes de difamación?”, escribió el presidente de EEUU en su cuenta de Twitter sobre Miedo: Trump en la Casa Blanca.

El libro de Woodward traza un perfil de un mandatario colérico, paranoico y poco ilustrado, al que sus secretarios y colaboradores se esfuerzan en controlar para evitar sus salidas de tono y lamentan sus actitudes.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: