Si se aprueba esta ley, los jóvenes podrían enfrentar hasta un año de cárcel (Foto: archivo)
Si se aprueba esta ley, los jóvenes podrían enfrentar hasta un año de cárcel (Foto: archivo)

John Rodgers, senador del partido Demócrata en Estados Unidos, propuso prohibir los celulares a jóvenes menores de 21 años, pues alega que los celulares son igual de peligrosos que una pistola.

La iniciativa S.212 convertiría en un delito menor que cualquier persona menor de 21 años tenga o use un teléfono celular, con castigos que incluyen multas de hasta USD 1,000 (aproximadamente 18,794 pesos mexicanos) y penas de prisión que podrían llegar a ser de hasta un año.

Fue el pasado miércoles que el senador presentó su propuesta y se remitió al Comité Judicial del estado para su posterior revisión.

“En vista de las consecuencias peligrosas y potencialmente mortales del uso de teléfonos celulares por parte de los jóvenes, está claro que las personas menores de 21 años no son lo suficientemente maduras como para poseerlas de manera segura, tal como la Asamblea General ha concluido que las personas menores de 21 años de edad no son lo suficientemente maduros para poseer armas de fuego, fumar cigarrillos o consumir alcohol”, dice la iniciativa de ley.

John Rodgers es un senador demócrata de Vermont (Foto: Gobierno de Vermont)
John Rodgers es un senador demócrata de Vermont (Foto: Gobierno de Vermont)

Rodgers dejó claro al portal de CNN que sabe que su propuesta no pasará. Sin embargo, su propósito es el que volteen a ver una problemática aún más grande.

“No voy a presionar para que se apruebe la ley. Ni yo mismo votaría por la iniciativa, esto es solo para hacer un punto”, expresó. Este es que apliquen las mismas restricciones que tienen el comprar un arma de fuego en Vermont, para comprar un teléfono móvil.

El senador, quien representa a la zona rural de Essex-Orleans, que se encuentra en el norte de Vermont, fue elegido por primera vez en el 2013. Previamente había servido ocho años en la Cámara de Representantes del estado y también trabajó como entrenador de fútbol juvenil, según el periódico Daily Mail.

Rodgers argumentó hablando de los peligros de mandar mensajes mientras se conduce y del importante papel que las redes sociales tienen dentro del bullying y los suicidios.

También recalcó que los “tiradores en masa de edades jóvenes” han utilizado sus teléfonos para hacer investigaciones de previas masacres.

El senador compara los riesgos de tener un celular con los de tener un arma (Foto: Reuters/Joshua Roberts)
El senador compara los riesgos de tener un celular con los de tener un arma (Foto: Reuters/Joshua Roberts)

“Internet y las redes sociales, a las que se accede principalmente a través de teléfonos celulares, se utilizan para radicalizar y reclutar terroristas, fascistas y otros extremistas”, continúa la iniciativa.

Añadió también que sus electores confían en sus armas de fuego para mantenerse a salvo, especialmente si viven en áreas demasiado alejadas para que la policía pueda llegar rápidamente.

"Las personas en las zonas rurales son en gran medida independientes, y nos encargamos de mantenernos a salvo. Sin la Segunda Enmienda (el derecho de la gente a mantener y portar armas), no podríamos hacer eso", aseveró.

Pero la gente de Vermont no está contenta con esta nueva propuesta. Michelle Fay es la directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro y de defensa de los niños, “Voces para los niños de Vermont”. Ella criticó el proyecto de ley, ya que le parece que existen temas más urgentes a tratar.

Michelle Fay argumenta que el prohibir los teléfonos es ridículo si aún habrá acceso a las computadoras (Foto: Pixinio)
Michelle Fay argumenta que el prohibir los teléfonos es ridículo si aún habrá acceso a las computadoras (Foto: Pixinio)

“En la actualidad, hay muchos problemas críticos que afectan la vida de las familias trabajadoras en Vermont, desde aumentar el salario mínimo hasta implementar programas equitativos de seguro de licencia médica y familiar para establecer una oficina de defensa de menores”, exclamó al diario The Barre Montpelier Times Argus.

Además agregó que el alejar a los jóvenes de los celulares, cuando aún tendrán acceso a las computadoras, no tiene sentido. Aunado a esto, los niños y adolescentes que tienen un móvil es porque se mantienen en comunicación con sus padres.

Argumentó que darles habilidades de resolución de conflictos y hacerlos sentir más responsables unos de otros podría ayudar a evitar el acoso cibernético.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS