Donald Trump (Reuters)
Donald Trump (Reuters)

Donald Trump expresó este lunes que Irán “nunca tendrá un arma nuclear”, un día después de que el régimen persa anuncie que abandona el total de los compromisos asumidos en el acuerdo firmado con las potencias sobre las capacidades atómicas.

En un tuit escrito con mayúsculas para enfatizar su postura, el presidente estadounidense reafirmó su política de presión para evitar que Teherán se convierta en una potencia nuclear como lo son EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido, India e Israel (más Pakistán, Corea del Norte y Sudáfrica, que poseen la tecnología necesaria). Las tensiones bilaterales están en aumento tras la muerte de Qassem Soleimani, comandante de la Guardia Revolucionaria.

En la víspera, Irán anunció que deja de cumplir en la práctica con las limitaciones impuestas a su programa atómico por el acuerdo nuclear, lo que supone la eliminación del límite a su número de centrifugadoras para la producción de uranio, aunque continuará cooperando con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y no ha anunciado que vaya a retirarse del pacto.

El acuerdo, JCPOA en sus siglas en inglés, limitaba el programa atómico de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, por lo que la salida de EEUU (anunciada en 2018) lo dejó seriamente debilitado. Europa ha tratado de tomar medidas para salvar el pacto, pero ninguna ha sido efectiva y el canal especial de pagos prometido para sortear las sanciones todavía no se ha puesto en marcha.

Según el comunicado oficial de Irán, el quinto y definitivo paso de reducción de compromisos nucleares “elimina la última restricción técnica que quedaba, que era el límite en el número de centrifugadoras”, que era de unas 6.100 para la producción de uranio.

Centrífugas utilizadas por Irán en el enriquecimiento de uranio
Centrífugas utilizadas por Irán en el enriquecimiento de uranio

El programa nuclear de la República Islámica de Irán no enfrenta así restricciones operativas a la capacidad y el porcentaje de enriquecimiento de uranio, la cantidad de material enriquecido y la investigación y el desarrollo. A partir de ahora, el programa nuclear de Irán se desarrollará únicamente en función de sus “necesidades técnicas”, agregó el texto, publicado tras una reunión del Gabinete presidido por Hasan Rohani.

Pese a dejar de cumplir con las limitaciones, el Ejecutivo iraní no anunció su retirada del histórico pacto, que sí fue abandonado por en mayo de 2018 por Estados Unidos, que reimpuso además sanciones a Irán.

Teherán ha asegurado que es capaz de volver a enriquecer uranio al 20 % rápidamente ya que alcanzó antes de la firma del pacto ese nivel que es, no obstante, muy inferior al necesario para desarrollar la bomba atómica. También se ha superado el límite de almacenamiento de agua pesada, se ha puesto en funcionamiento centrifugadoras avanzadas IR-4 e IR-6, cuando el JCPOA solo permite usar las de primera generación, y se ha empezado a enriquecer uranio en la planta de Fordo.

Pese a dejar de cumplir sus compromisos, las autoridades iraníes han reiterado en numerosas ocasiones que su objetivo no es fabricar armas nucleares.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: