Mike Pompeo (Reuters)
Mike Pompeo (Reuters)

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, resaltó este lunes la presión que ejerce el gobierno de Donald Trump sobre el régimen sandinista en Nicaragua, que ha sido blanco de varias sanciones por sus violaciones a los derechos humanos.

“Estados Unidos está tomando acciones para restaurar la democracia en Nicaragua”, escribió el funcionario en su Twitter, donde destacó que 10 altos funcionarios y una entidad del gobierno de Daniel Ortega fueron sancionadas en el último año, desde la firma de una orden ejecutiva que habilita las medidas de represalia.

¿Quién sigue? Continuaremos presionando al régimen de Ortega hasta que las libertades sean restauradas”, añadió.

La semana pasada, Trump prorrogó una orden ejecutiva que le permite sancionar a funcionarios del Gobierno de Nicaragua porque consideró que la situación en el país centroamericano supone una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad de Estados Unidos, debido a la “violencia” con la que el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, respondió a las protestas que estallaron para pedir su renuncia.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 651 y el régimen reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de “golpe de Estado”.

Ortega, un exguerrillero de 74 años, gobierna desde 2007 bajo acusaciones de nepotismo y corrupción por parte de la oposición. Para el sociólogo Cirilo Otero, Nicaragua vive “una emergencia humanitaria”, frente a lo que consideró un proceso de “descomposición” del gobierno.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: