Condenaron a una madre que arrojó a su bebé recién nacida al jardín del vecino y la dejó morir

El perro de la vecina encontró el cuerpo, que todavía tenía el cordón umbilical

Camille Wasinger-Konrad
Camille Wasinger-Konrad

Una mujer fue declarada culpable de homicidio en primer grado este martes, acusada de asesinar a su hija recién nacida, a la que arrojó al jardín del vecino, en Colorado, donde la dejó morir en pleno invierno.

Camille Wasinger-Konrad tuvo un parto en su habitación en enero de 2018, cuando tenía 23 años. Cubrió la boca de la bebé con su mano para que nadie escuche el llanto, salió de la casa y arrojó el cuerpo por encima de la valla divisioria, de más de dos metros de alto.

"Sabía que la estaba condenando a muerte. La pequeña niña murió en el frío sin siquiera la dignidad de tener un nombre", dijo el fiscal Christopher Gallo en la corte, según reportó la cadena KMGH.

La valla divisoria por donde arrojó el cuerpo
La valla divisoria por donde arrojó el cuerpo

Cuando Jeanette Barich, residente de la casa contigua, salió para tomar un baño en el jacuzzi horas después, su perro encontró en el suelo el cuerpo, que todavía tenía el cordón umbilical, pero ya sin vida.

La policía de Highland Ranch llegó al lugar y encontró en la basura una cortina de baño ensangrentada, por lo que interrogaron a los vecinos.

La dueña de la casa indicó que había limpiado una gran cantidad de sangre en la bañera, usada por una inquilina que se había instalado hace cuatro meses, pero no sabía que estaba embarazada.

Según su testimonio, Wasinger-Konrad tampoco sabía de la gestación. Se despertó temprano con fuertes dolores estomacales "y la bebé simplemente salió". En los tribunales, dijo que no quería meterse en problemas: "Solo me deshice de ella".

Es posible que haya estado en un momento de desesperación, aunque la legislación local ofrece alternativas para un escenario como ese: la ley de refugio que rige en Colorado permite dejar bebés en estaciones de policías, bomberos u hospitales sin necesidad de responder preguntas ni dejar datos.

Se prevé que la sentencia sea anunciada en noviembre, con una casi segura pena perpetua sin posibilidad de pedir libertad provisional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: