Algunos transeúntes comenzaron a gritar que había un tirador, y el caos se propagó en segundos por el centro de Nueva York (Video: Twitter @tall_omes1/EarthCam)

El estruendo de una motocicleta desató el caos durante la noche del martes en Times Square, al confundirse con el sonido de disparos. 

La falsa alarma se produjo sobre las 21:30 horas en la icónica y concurrida zona de Nueva York conocida como Crossroads of the World [La intersección del mundo], por la cantidad de viajeros que la visitan diariamente procedentes de distintos países.

Varios videos publicados en redes sociales muestran el momento de la estampida. Según el Departamento de Policía de Nueva York, el sonido del tubo de escape se escuchó sobre las calles Eighth Avenue y West 42 Street, pero pronto la alarma y la confusión se propagaron por las zonas cercanas.

"No hay un #TiroteoActivo en #TimeSquare. El estruendo de las motocicletas que pasaban cerca sonó como si fueran disparos. Estamos recibiendo múltiples llamadas al 911. Por favor, no entren en pánico. ¡El área de Times Square es muy segura!", informó en su cuenta de Twitter el Departamento de Policía.

Durante la estampida, una persona resultó herida al caer al suelo mientras corría para huir de los supuestos disparos. Algunos menores se separaron de sus padres y se perdieron entre la multitud.

El ataque de pánico de miles de civiles en el corazón de Manhattan llega días después de las masacres de El Paso y Dayton, donde murieron 31 víctimas por tiroteos (Video: Twitter)

Una persona resultó herida al caer mientras huía del falso tiroteo (Foto: Twitter)
Una persona resultó herida al caer mientras huía del falso tiroteo (Foto: Twitter)
El ruido de la motocicleta se escuchó entre las calles de West 42nd Street y 8th Avenue, pero pronto se propagó por las zonas cercanas (Foto: Google Maps)
El ruido de la motocicleta se escuchó entre las calles de West 42nd Street y 8th Avenue, pero pronto se propagó por las zonas cercanas (Foto: Google Maps)
La Policía de Nueva York pidió a los ciudadanos y turistas no caer presas del pánico y recordó que la zona de Times Square es muy segura (Foto: Twitter)
La Policía de Nueva York pidió a los ciudadanos y turistas no caer presas del pánico y recordó que la zona de Times Square es muy segura (Foto: Twitter)

"Aquí estamos en Times Square y todo el mundo empezó a correr y a gritar 'Shooter!' [¡Tirador!]", narró un usuario.

"Mi mujer y yo nos vimos atrapados/golpeados en la estampida de #TimesSquare cuando salíamos de un teatro. Corrimos dentro del edificio, ella abrazó a un adolescente aterrorizado que lloraba, 'No puedo encontrar a mis padres', había otros dos más congelados, boca abajo en el suelo del pasillo. Yo me quedé de pie, mirando las puertas abiertas, esperando…", escribió el usuario MarcBertucco.

"Estaba en #timessquare y vi mi primera estampida, casi me separan a mí y a mi amiga. Primero nos empujaron, luego los gritos y la huida frenética. No creo que haya visto tanto miedo nunca", dijo @SayBoldThings.

"Corrimos hacia @Forever21 en #timessquare para ponernos a salvo de lo que pensábamos que era un tiroteo activo. Casi me pisotearon intentando entrar por las puertas, ¡pero el personal fue excelente y nos obligó a todos a ir al piso inferior! Me alegra que no haya sido un verdadero tirador activo #timessquare", dijo @iamlindseyb.

En la fotografía, una imagen captada por una cámara de vigilancia de la zona en la que se produjo el ataque en Dayton, donde Connor Betts mató a nueve personas, entre ellas, a su hermana, e hirió a otras 27 (Foto: Reuters)
En la fotografía, una imagen captada por una cámara de vigilancia de la zona en la que se produjo el ataque en Dayton, donde Connor Betts mató a nueve personas, entre ellas, a su hermana, e hirió a otras 27 (Foto: Reuters)

El pánico golpeó a Nueva York solo días después de las masacres del fin de semana en El Paso, Texas, y en Dayton, Ohio, donde perdieron la vida un total de 31 personas. Mientras que el tirador de Texas, Patrick Crusius, enfrenta la pena de muerte por terrorismo doméstico, Connor Betts, que asesinó a nueve personas en Ohio, fue abatido por los agentes durante el ataque.

Solo una semana antes, un tiroteo sorprendió a los asistentes a un festival gastronómico en el norte de California. Tres personas murieron, entre ellas, dos menores, y otras 12 personas resultaron heridas.