Stephen fue impactado por una bala que le quitó la vida en el Garlic Festival (Foto: Twitter)
Stephen fue impactado por una bala que le quitó la vida en el Garlic Festival (Foto: Twitter)

Stephen Romero tenía seis años. Era un niño de baja estatura, alegre y amable. El 28 de julio, un día de soleado de verano, salió con su mamá y abuela a una feria gastronómica en San José, California. Como el resto de los asistentes se divertía y escogía el platillo que comería.

Pero un trágico momento provocó que el pequeño ya no pudiera regresar a su hogar: una bala lo impactó y perdió la vida momentos después en el hospital. 

Fue una de las tres víctimas que dejó un tiroteo ocurrido en el Gilroy Garlic Festival el domingo 28 de julio por la tarde y del que todavía se desconocen motivos.

Stephen Romero tenía seis años (Foto: Twitter GiffordsCourage)
Stephen Romero tenía seis años (Foto: Twitter GiffordsCourage)

Después de darse a conocer la noticia, el padre y la abuela paterna de Stephen fueron enseguida al St. Louise Hospital. Cuando llegaron sus pesadillas se hicieron realidad: el pequeño ya no tenía signos vitales. Fue declarado muerto.

Mientras que sus otras dos familiares también habían sido llevadas al nosocomio de urgencia. La madre recibió un disparo en la mano y el abdomen y la abuela materna en la pierna. Fueron dos de las 13 personas que resultaron heridas.

El papá del pequeño de seis años apenas quiso hablar sobre lo ocurrido. Declaró a medios locales que estaba demasiado conmocionado con la noticia de que su hijo había perdido la vida en el lugar, durante un domingo que planeaba ser familiar y alegre, con música y comida fuera de lo común. "Mi hijo tenía la vida entera por delante, él sólo tenía seis años", fue lo único que pudo decir.

Maribel Romero dijo que su nieto era alegre (Foto: captura de pantalla Kron4 Twitter)
Maribel Romero dijo que su nieto era alegre (Foto: captura de pantalla Kron4 Twitter)

Sin embargo, la abuela paterna de Stephen Romero, Maribel, accedió a hablar con los medios de comunicación. Fue ella quien describió al niño como alguien alegre y amable; "Esto es demasiado difícil, no hay palabras para describirlo", expresó.

"Sólo deseo que atrapen a las personas que lo hicieron. Necesitamos saber que se hará justicia con la persona que lo hizo", dijo la abuela. Mientras que el consejal de la ciudad, Fred M. Tovar, dijo que estaba triste por la noticia de que el menor  hubiera sido una de las víctimas del tiroteo "Oro para que Dios le otorgue fortaleza a su familia. Mi más sinceras condolencias. Mantendré a su familia cerca de mis pensamientos y oraciones en las próximas semanas a medida que pasen por el proceso de duelo".

Al festival gastronómico asistieron por lo menos 1.000 personas. Había comenzado desde el viernes y el domingo era el último día que estaría, por lo que la afluencia fue mayor.

La policía abatió a uno de los sospechosos del tiroteo (Nhat V. Meyer/San Jose Mercury News via AP)
La policía abatió a uno de los sospechosos del tiroteo (Nhat V. Meyer/San Jose Mercury News via AP)

Mientras tocaba el grupo Tin Man en la tarde, un hombre llegó a disparar a los asistentes del lugar, principalmente a los que se encontraban en los puestos de comida. 

El sospechoso principal fue abatido por la policía cuando intentaba escapar. Sin embargo, es posible que haya un segundo implicado en el tiroteo, pero aún no lo han capturado.

Las investigaciones preliminares indican que el atacante tenía solo 19 años de edad.

El festival tiene 41 años de existir. Su objetivo es reunir dinero para escuelas locales, organizaciones no gubernamentales y acciones de caridad. Los precios de los boletos van de dos a 15 dólares, dependiendo de la comida que se consuma.

El niño fue una de las tres víctimas del tiroteo en California (Foto: Twitter Kron4)
El niño fue una de las tres víctimas del tiroteo en California (Foto: Twitter Kron4)