Donald Trump (Reuters)
Donald Trump (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó este domingo que las parlamentarias demócratas de origen extranjero deberían "volver" a sus países, por lo que recibió inmediatamente calificaciones de "racista" y xenófobo.

En su tuit, Trump no nombró a ninguna congresista en particular, pero su mención a las "Representantes Demócratas 'Progresistas'" fue interpretada como una referencia a un grupo de mujeres liberales relativamente jóvenes, que integran por primera vez la Cámara de Representantes: Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York; Ilhan Omar, de Minesota; Ayanna Pressley, de Massachusetts; y Rashida Tlaib, de Michigan, todas de color y tres de ellas de origen inmigrante.

Rashida Tlaib, Ilhan Omar, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley. Las cuatro, de propuestas progresistas, son conocidas como “El Escuadrón” y han sacudido al establishment del Partido Demócrata (AP Photo)
Rashida Tlaib, Ilhan Omar, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley. Las cuatro, de propuestas progresistas, son conocidas como “El Escuadrón” y han sacudido al establishment del Partido Demócrata (AP Photo)

Trump escribió que esas representantes mujeres "vinieron de países cuyos gobiernos son una catástrofe completa y total, los peores, más corruptos e ineptos de todo el mundo".

Agregó que era "interesante" ver cómo esas mujeres "le dicen a Estados Unidos, la más grande y poderosa nación en la tierra, cómo se debe llevar adelante" el gobierno.

"¿Por qué no vuelven y ayudan a arreglar los lugares completamente quebrados y plagados de crimen de donde provienen?", se preguntó. Ocasio-Cortez nació en Nueva York, de familia puertorriqueña; Talib, de ascendencia palestina, nació en Detroit; Pressley nació en Cincinnati; y Omar es de Somalia, pero llegó al país en sus primeros años de vida.

Los mensajes tuvieron una rápida repercusión en Washington, con fuertes condenas del arco opositor. Sin embargo, el mandatario repartió nuevas críticas horas después. En otro tuit por la noche, dijo que ellas "odian a Israel con una verdadera y desenfrenada pasión", en un mensaje que se podría referir a Omar y Tlaib, quienes se han visto envueltas en polémicas relacionadas con el Estado judío.

Y este lunes, lejos de aminorar su comentarios, indicó que son las congresistas republicanas quienes deben pedir perdón al pueblo estadounidense y al de Israel, acusándolas de decir "cosas terribles".

El mandatario engrosa así su profuso historial de declaraciones controvertidas, que incluye una en enero de 2018, cuando calificó de "países de mierda" a naciones africanas, Haití y El Salvador, durante una discusión sobre inmigración.

"Estás enojado"

Ocasio-Cortez, quien nació en Nueva York en el seno de una familia proveniente de Puerto Rico, un estado libre asociado a Estados Unidos, respondió este domingo en un tuit: "Estás enojado porque no puedes concebir un Estados Unidos que nos incluya (…) No puedes aceptar que no te tenemos miedo".

La congresista añadió que el presidente no aceptará un nación que vea a la "salud como un derecho o la educación como una prioridad #1", especialmente donde legisladores como ellas son quienes luchan por eso. "Sin embargo, aquí estamos", indicó.

Mientras que Ayanna Pressley respondió en la misma red sobre una captura de pantalla del tuit de Trump: "ASÍ es como se ve el racismo. NOSOTROS somos como se ve la democracia".

Entre una andanada de otras reacciones, Tlaib señaló: "Estoy luchando contra la corrupción en NUESTRO país. Lo hago todos los días cuando le hago rendir cuentas a su administración como congresista".

El legislador de origen latino de más alto rango en el Congreso, el representante demócrata Ben Ray Luján, dijo a Fox News que el mensaje de Trump fue "un tuit racista" y recordó que las congresistas aludidas por el mandatario son "ciudadanas estadounidenses elegidas por los votantes en los Estados Unidos de América".

Trump también hizo alusión al enfrentamiento cada vez más abierto de estas congresistas con la dirección del Partido Demócrata, más centrista en sus propuestas. "¡Estoy seguro que Nancy Pelosi estaría muy contenta de arreglar los viajes!", escribió. Sin embargo, la titular de la Cámara de Representantes escribió su rechazo a los comentarios "xenófobos" y dijo que reafirman que el "plan para 'Hacer a Estados Unidos grande otra vez' siempre ha sido sobre 'Hacer a Estados Unidos blanca otra vez".

Nancy Pelosi, líder del Partido Demócrata (Reuters)
Nancy Pelosi, líder del Partido Demócrata (Reuters)

La polémica llegó incluso al extranjero. La primera ministra británica Theresa May consideró "totalmente inaceptables" las declaraciones del presidente estadounidense, y señaló que "el lenguaje utilizado para hablar de esas mujeres es totalmente inaceptable", según un portavoz de la dirigente conservadora.

El Council on American-Islamic Relations, un grupo de derechos civiles musulmanes con sede en Washington, rechazó los dichos de Trump. "Es triste ver que el ocupante del Despacho Oval pase de potenciar y alentar las burlas racistas a usarlas él mismo", dijo el director ejecutivo nacional del grupo, Nihad Awad. "Si Trump le gritaba lo mismo a una mujer musulmana que llevara un hiyab en un Walmart, podría ser arrestado", señaló.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: