Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU (REUTERS/Erin Scott)
Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU (REUTERS/Erin Scott)

El secretario del Departamento de Estado de EEUU, Mike Pompeo, acusó a Irán de estar detrás de los ataques perpetrados este jueves contra dos cargueros en aguas del golfo de Omán.

"La valoración del Gobierno de Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos hoy en el golfo de Omán", acusó Pompeo en una breve comparecencia ante los medios de comunicación. No obstante, aseguró que Washington aún quiere que Teherán regrese a la mesa de negociaciones "cuando llegue el momento".

Las palabras del responsable se produjeron horas después de que dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieran este jueves impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz a unas 30 millas de la costa iraní.

Pompeo justificó su acusación en los "informes de inteligencia, las armas empleadas, el nivel de conocimiento necesario para ejecutar la operación, los ataques similares contra buques perpetrados por Irán recientemente y el hecho de que ningún grupo rebelde de la zona tiene los recursos para actuar con tal nivel de sofisticación".

El funcionario apuntó que estos son apenas los últimos ejemplos de ataques ejecutados por el Gobierno iraní y sus seguidores contra los intereses de EEUU y sus aliados, y a continuación enumeró todas las agresiones sufridas por el país en la región en los últimos meses de las que hace directamente responsable a Irán.

Asimismo, Pompeo recordó cómo Teherán amenazó con bloquear el estrecho de Ormuz después de que Washington endureciera el embargo contra el petróleo procedente de Irán y afirmó que con estos ataques Irán pretende "cumplir esta promesa".

"Si se los considera como un todo, estos ataques sin provocación previa representan una clara amenaza para la paz y la seguridad, una violación patente de la libertad de navegación y una inaceptable campaña para escalar las tensiones por parte de Irán", concluyó Pompeo.

El funcionario calificó además de insulto el hecho de que unos de los buques atacados sea japonés, un país que se ha ofrecido a mediar entre Estados Unidos e Irán, una oferta que ya ha sido rechazada por Teherán.

El incidente de este jueves se produce en un momento de creciente tensión entre ambos países que ha llevado a la Casa Blanca a esgrimir estos ataques como una de las causas que justifican el aumento de la presencia militar estadounidense en la región y la venta de armamento a Arabia Saudí, una transacción que no cuenta con el respaldo del Congreso.

Con información de AFP y EFE 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: